Campamentos y acceso a viviendas

Foto: Andrés Pérez



SEÑOR DIRECTOR

Durante el último tiempo en Chile, hemos escuchado bastante sobre el aumento dramático de familias que están viviendo en campamentos. Son cifras desalentadoras, que no logran expresar el drama que esconde cada historia personal y que además no incluyen la realidad de miles de familias, que sin que nadie hable de ellas, viven en pequeños asentamientos aún más precarios que los grandes campamentos que podemos ver en la televisión y en el debate público.

Son familias que han nacido en esta situación precaria y hoy ven nacer a sus hijas e hijos en microcampamentos, pequeños campamentos y conventillos; en situación de hacinamiento, sin acceso a agua potable, sin alcantarillado y “colgados” de la luz eléctrica. No están ahí porque quieren, sino porque la política pública habitacional no da abasto haciendo que las oportunidades para acceder a una vivienda sean muy escasas y de difícil acceso. Tanto así, que el año 2020 hubo 200.000 postulaciones habilitadas al subsidio DS49 y un total de 7.000 subsidios entregados. ¿Qué posibilidad de acceder a la vivienda tienen entonces estas familias que nadie nombra?

Patricia Aninat S.

Presidenta Fundación Quiero Mi Casa

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.