Estrategia contra el narcotráfico



SEÑOR DIRECTOR

En el editorial de ayer titulado “Falencias en estrategia contra el narcotráfico” se destaca la necesidad de apuntar hacia los grandes mayoristas y distribuidores de la droga. Chile no es solo un país de tránsito que cobra relevancia a través de la vía marítima, sino que es productor y mercado de consumo cada vez más desarrollado. El cambio reciente en las rutas de narcotráfico ha aumentado la disponibilidad de drogas más adictivas y en algunos casos más baratas.

El narcotráfico es un negocio que se nutre de las leyes de oferta y demanda, y en la medida que podamos reducir su consumo es posible generar un menor atractivo para su comercialización. Desde allí se debe entender que abordar la prevención social de manera temprana es fundamental para alejar de trayectorias de consumo a miles de niños/as que se inician tempranamente (entre los 11 y 13 años), muchos de ellos excluidos del sistema escolar, otros abandonados en situación de calle. Algunos de ellos se inician también en trayectorias delictivas en medio de este conjunto de vulneraciones, terminando como “soldados” o “zombis” de la mano de turno. Debemos dejar de llegar tarde y eso solo es posible si padres y cuidadores contamos con las herramientas con una oferta pública con evidencia de resultados.

El Sistema Comunidades que se Cuidan de la Universidad de Washington, implementado en Chile por la Fundación, creada por la Sociedad del Canal de Maipo, ha demostrado que, por cada dólar invertido en él, el Estado ahorra cinco dólares en menor uso de cárceles y hospitales. La prevención social no solo es costo eficiente, sino que impacta en el largo plazo y es por sobre todo una opción ética, la de llegar antes y así garantizar el desarrollo positivo de nuestra niñez.

Marcelo Sánchez

Gerente general de Fundación San Carlos de Maipo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.