Isabel Amor

Isabel Amor

Directora de Educación Fundación Iguales

Opinión

La nueva censura: evitar la conversación


Hace poco más de una semana lanzamos la campaña de educación 2018 de Fundación Iguales, que tiene como fin entregar herramientas a padres, madres y docentes de niños, niñas y adolescentes en edad escolar, para que puedan hablar con sus hijos, hijas y estudiantes sobre diversidad sexual y de género, además de derechos sexuales y reproductivos.

El puntapié inicial se dio en la estación Baquedano de Metro, junto a la Ministra de Transporte y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, y el presidente de Metro, Louis de Grange, ya que el primer corte, el referido a orientación sexual, será transmitido a través de las pantallas de las Líneas 1, 2, 4, 4A y 5, por lo que podrá ser visto por las 2.300.000 personas que diariamente transitan por esas línea.

Esta situación ha generado cierto rechazo en sectores conservadores como los dirigidos por Marcela Aranda, directora del Observatorio Legislativo Cristiano, y un grupo de diputados, entre ellos la parlamentaria Camila Flores, quienes no solo se oponen a la difusión del vídeo, sino que acusan a Iguales de haber hecho uso de recursos estatales, lo que es completamente falso.

La campaña se hizo con fondos de Iguales y, como cualquier organización que quieran estar en las pantallas de la red subterránea, seguimos el estricto protocolo de aprobación que Metro dispone para estos casos.

Ésta se basó en una investigación donde padres y madres indicaron requerir, específicamente, materiales como los que estamos poniendo a disposición, indicando, además que la temprana sexualización de sus hijos, el fácil acceso a pornografía mediante celulares y la hipersexualizacion de las letras de las canciones que escuchan, constituyen un problema real en el proceso formativo. Agregan, también, que en general son sus hijos y no ellos quiénes saben más sobre sexualidad y que esto les impide liderar una conversación que ellos sí quieren tener y que Iguales está feliz de apoyar.

Con esto buscamos fortalecer y segurizar a madres y padres en su derecho preferente a educar, dándoles acceso a información básica, actualizada y  concreta sobre estos temas.

El primer video informa sobre qué es ser heterosexual, lesbiana o gay y bisexual, entrega estadísticas locales y anima a padres y madres a generar conversaciones con sus hijos. Con esto, esperamos que sean ellos quienes guíen la conversación y puedan asegurarse de que el crecimiento emocional y sexual de sus niños, niñas y adolescentes sea saludable, independiente de la orientación sexual que tengan.

Sí, sabemos que la mayor parte de la población es y será heterosexual. ¿Significa entonces que no debieran conocer su orientación sexual o que hay otras orientaciones sexuales?, ¿Significa que no debemos inculcarles que la orientación sexual nunca puede ser un motivo de discriminación? Las respuestas son evidentes.

Quienes se oponen al video en Metro han usado la estrategia “divide y vencerás”, polarizando a la población con prejuicios, intentando imponernos sus concepciones ideológicas y morales, acusándonos de estar “imponiendo en el espacio público la visión muy particular de una minoría”. ¿Qué particularidad hay en nuestra visión?, ¿No debiéramos, precisamente, velar por que el respeto sea el discurso que prime en todos los espacios?

Aclaremos, por último: no hay manera de impedir el reconocimiento de diversidad social, ni de impedir la absoluta igualdad en derechos civiles para la diversidad sexual. Como fundación nos ocuparemos de que, además, sea mediante el poder de las familias, de la educación y del respeto mutuo que también tengamos acceso a todas las oportunidades.

#Tags


Seguir leyendo