Colo Colo se desespera

ByN se apura por cumplir la promesa que le hizo a Guede: tener el plantel listo antes de la pretemporada. ¿Por qué ha sido tan difícil tener éxito en el mercado?


Matías Fernández, Lucas Barrios y Carlos Carmona, tres nombres que Colo Colo contactó para la próxima temporada. Tres nombres a los que Colo Colo no pudo convencer. Los días pasan y sigue la incertumbre en el Monumental, especialmente para el técnico Pablo Guede, a quien se le prometió tener el plantel completo antes del inicio de la pretemporada, fechado para este lunes 8 de enero.

Lo cierto es que los jugadores más importantes tendrán una semana extra y podrán unirse a los trabajos albos el 15 de enero. Serían días extras para cumplirle a su entrenador. Por lo mismo, en las últimas horas tanto Aníbal Mosa como Pablo Morales (director de ByN) no han soltado el teléfono llamando a clubes y futbolistas con la intención de sumarlos. Hasta ahora el único éxito fue el del arquero Brayan Cortés, ex Iquique.

Incluso, indican desde Macul, intentaron revivir -sin suerte- las opciones de Yeferson Soteldo y César Valenzuela. La dirigencia alba ofrece a jugadores de su cantera a modo de intercambio. Una de sus cartas más importantes en ese sentido ha sido la de Carvallo, de buena campaña en Antofagasta.

¿Por qué el equipo más poderoso de Chile no puede cerrar un fichaje? ¿Hace falta la figura de un director deportivo? La Tercera contactó a distintas personalidades del fútbol para responder estas interrogantes. Las opiniones son distintas.

Carlos Tapia, expresidente albo, apunta: “Es aconsejable tenerlo, alguien con conocimientos y experiencia, pero tampoco te asegura nada. Hay directores deportivos que llegan con grandes trayectorias futbolísticas, pero no les va bien”.

Juvenal Olmos también le resta importancia a la ausencia de un director deportivo en el nuevo fracaso albo en la temporada de fichajes. Revela: “Hace cuatro meses me tomé un café con Guede. Y ninguno de esos jugadores estaban en sus planes, ¿Para qué salir a buscarlos ahora si pudiste ir antes? Ahora negocian apurados, porque están muy cerca de la temporada. Si hicieran las cosas con tiempo podría tener un plantel más conformado”.

En la misma línea, Tapia recuerda: “Colo Colo en la quiebra fue campeón sin director deportivo, con mayoría de jugadores jóvenes y sin grandes contrataciones”.

Daniel Morón, exarquero e ídolo del club, discrepa con ambos. “Casi todos los directores deportivos son exjugadores con otras capacitaciones. Saben cómo llevar ese tipo de conversaciones por su pasado. Es mucho más fácil para él que para un presidente, por la cercanía que genera con el vestuario. No hubiese cometido el error que cometió Mosa al decir que se había contactado con Lucas Barrios”.

Barrios contó que fue Guede quien lo llamó para iniciar las conversaciones. Olmos relativiza el asunto. “Habitualmente el entrenador hace eso: agarra el teléfono y les avisa a los jugadores que los quiere y posteriormente llama el dirigente para negociar”, afirma.

Más allá de la fallida contratación del ariete, Olmos recuerda: “¿Quién trajo a Valdivia? El que contrata en Colo Colo es el presidente. No hay que engañarse”. El ex entrenador de La Roja apunta a la llegada del Mago, pues en ese momento aún estaba Óscar Meneses, el último director deportivo que se vio en Macul. Desde su despido han pasado casi seis meses hasta llegar a la primera temporada de fichajes sin un intermediario designado. Por ahora, y con la Libertadores a un mes y medio, la dirigencia está lejos de sacar la tarea adelante.

Seguir leyendo