Salah da la cara: “Pizzi asume su responsabilidad; de hecho, renunció”

El presidente de la ANFP abordó el adiós del entrenador. Igualmente valoró su trabajo, que el DT graficó en un documento, aunque calificó la eliminación del Mundial como "un doloroso fracaso".


Arturo Salah dio la cara. El presidente de la ANFP analizó la eliminación del Mundial de Rusia y la salida de Juan Antonio Pizzi, con quien se reunió para analizar el proceso que terminó impidiendo que la Roja disputara su tercera cita global consecutiva.  “Hemos analizado junto al cuerpo técnico los motivos del por qué nuestro equipo bajó su rendimiento. Después de la Copa Confederaciones, tuvieron con vacaciones. La eliminación no se  decretó en los partidos con Ecuador y Brasil, sino que septiembre. Después llegaron sin ritmo competitivo, muchos de ellos en situación de incertidumbre respecto de su futuro, con incertidumbres contractuales, cambiándose de equipo. Todas esas cosas conversamos con el cuerpo técnico”, explicó al comienzo de la conferencia de prensa que ofreció en la sede del fútbol chileno.

El timonel recurrió a la alta competitividad de las clasificatorias sudamericanas. “Las Eliminatorias son muy competitivas. Quedamos fuera por diferencia de gol. Así que aquí está un trabajo muy importante y estamos muy agradecidos. Queda una gran documentación para la ANFP y para el futuro. Están todos los antecedentes respecto de la China Cup, la Copa Confederaciones y las Eliminatorias”, dijo, respecto de la información que entregó Pizzi en conjunto con su cuerpo técnico, que se tradujo en un balance escrito.

Salah oficializó el fin del vínculo con el técnico. “Hemos terminado las relaciones con el cuerpo técnico, que ha sido muy caballeroso. Hasta antes de septiembre, había cumplido todas nuestras expectativas. Estamos muy tristes por lo que ha pasado, dolidos como toda la hinchada, pero muy fuertes para seguir trabajando. Todo esto nos va a servir de antecedente para seguir la línea de desarrollo futbolístico”. Esa materia, añadió, ocupará al directorio que encabeza en los próximos meses.

En relación a los actos de indisciplina que cometieron algunos integrantes del plantel durante el proceso, Salah insistió en que los casos son los que se conocen públicamente. “El tema de la disciplina, ya lo he comentado, les dije que me preocupaba la dinámica. Es nada más y nada menos que lo que todos conocen. Lo mencionó nuestro cuerpo técnico. Esta eliminatoria la perdimos en la cancha, tristemente en este período fatal que tuvimos en septiembre. El resto sirve de lección”, enfatizó.

“Nosotros los partidos los perdimos en la cancha. Nunca un jugador llegó en malas condiciones, dejó de entrenar o de cumplir las consecuencias. Enumeré las causas de la baja de rendimiento: mucha carga acumulada, lesiones largas que no permitieron terminar las pretemporadas, otros que tuvieron que cambiar de club y hasta de continente.Y otros que tuvieron incertidumbre contractual. Eso no tiene que ver con estos temas de disciplina que conocimos”, dijo, en otro intento por explicar el notorio declive del rendimiento del bicampeón de América.

Salah dijo que Pizzi afrontó su culpa. “El asume esta responsabilidad. De hecho, renunció. Fue súper honesto y considera que su objetivo principal no se cumplió. Se trabajó como corresponde, lo que sí comentó fue que a la Copa Confederaciones pudo ir con un equipo alternativo. Me gustaría saber si se hubiese permitido en el país. A mí me parece que estuvo bien ir con los mejores. Nos dio prestigio. Perdió la final con el campeón del mundo, inmerecidamente”, sentenció. “El terminó su contrato e hizo efectivo el término de su contrato. Estaba así establecido”, explicó respecto del término de la relación con el DT.

El dirigente se sinceró respecto de la eliminación. “No haber clasificado es un doloroso desastre. Tanto para él como para nosotros. Ojalá podamos encontrar gente de su perfil para el plan de desarrollo del fútbol chileno. Pero no era inteligente seguir en la Selección con todo el peso que significa no haber clasificado”, afirmó.

Salah dejó claro que el cuerpo técnico y el plantel contaron con todas las condiciones para realizar su trabajo. “Hicimos todo lo que teníamos que hacer. Así lo reconoció él. Las victorias tienen muchos padres, las derrotas son huérfanas. Hemos reconocido nuestra responsabilidad”, agregó.

Ahora comienza a mirar modelos. “Alemania es la planificación que tenemos que hacer. Hemos cambiado el torneo del Fútbol Joven, estamos trabajando muy fuertes, Juan Antonio abrió vasos comunicantes con las categorías inferiores. Este desastre, este fracaso, lo tenemos que aprovechar como una oportunidad para iniciar un proceso tan exitoso como el que termina”, dijo.

También precisó que los premios del plantel se han respetado. “Asumimos una situación heredada y hemos respetado los contratos. Los jugadores han sido abiertos a respetar los compromisos”. Eso sí, abrió la opción de cambiar la fórmula para repartir estímulos. “Ahora viene una nueva etapa, un nuevo período, que será de acuerdo a lo que nosotros pensamos”.

Finalmente, valoró los progresos que se han registrado en su gestión, más allá del fracaso de la Roja. “La Selección es la vitrina de la federación, pero tenemos muchos otros trabajos que estamos llevando con mucha seriedad. Les presentamos un plan estratégico. Estamos contentos porque estamos avanzando, con el éxito del campeonato, con la asistencia de público, con que tenemos medianamente controlada la violencia en los estadios. Hace dos años que no hay un hecho grave de violencia. Indudablemente, un resultado de la Selección ayuda, pero hemos avanzado”, concluyó.

Seguir leyendo