Parte una Teletón sin meta y de sólo 12 horas: así se armó la cruzada más atípica de su historia

Una emisión más breve. Una cruzada que no tendrá meta monetaria y con su principal rostro transmitiendo desde su casa. Un Teatro Teletón desolado y con muy pocos profesionales. Un par de animadores que se restaron de ir al lugar por recomendaciones sanitarias. Así se armó el evento que parte en minutos.




Cada una de las instancias que rodea la presente edición de la Teletón da cuenta del complejo contexto en que se realiza. Tras su postergación producto del estallido social, en las últimas semanas ha tenido que enfrentar múltiples cambios para sortear la emergencia por el coronavirus, transformando totalmente esta cruzada solidaria.

Lejos de las 27 horas de amor, la actual versión solo tendrá dos bloques en el horario prime de sus dos jornadas, y un segmento infantil mañana en la mañana. En resumen, hoy parte una cruzada absolutamente inédita, la más atípica desde que comenzó en 1978.

El Teatro Teletón, emplazado en Santiago Centro, una de las comunas en cuarentena obligatoria, lucía totalmente diferente alas ocasiones previas que albergó la transmisión del evento. Una única entrada por calle San Martín permitía el ingreso de las pocas personas que tienen acceso al recinto. “Como no tenemos público, es en realidad como un programa de TV”, dice Ximena Casarejos, Directora Ejecutiva de Fundación Teletón, justamente aludiendo al tono que la propia institución junto a Don Francisco, animador y líder de la cruzada, elaboraron en el contexto de la pandemia.

Previo a la primera jornada de transmisión, Casarejos llegó al teatro a eso del mediodía, instalándose en las oficinas de la fundación que alberga dicho recinto. “Fue bien impactante estar aquí sin escuchar el ruido de la orquesta de fondo”, fue una de sus primeras impresiones. “Desde ahí escuchaba el canto de la cuenta, las pruebas de sonido, y ahora no hay nada de eso”, añade.

Más extraño aún fue someterse a todas las medidas de sanitarias instaladas desde su llegada al recinto. Las mismas a las que deben someterse desde técnicos a animadores.

“Aparte de las medidas estándar se reforzaron los protocolos de aseo”, comenta sobre este punto Bruno Camaggi, director médico nacional de Teletón. Así, cuenta el profesional, adicionalmente a las exigencias de la autoridad sanitaria, se añadieron otras medidas. Una de ellas fue contratar a una empresa de sanitización que según detalla, “se viene haciendo hace más de una semana, y acercándonos a la fecha de la Teletón se ha duplicado”.

“Y lo otro que se implementó es la aplicación de test rápido, que son una ayuda”, explica Camaggi. “Lógicamente no reemplazan al test de PCR que es el test de confirmación, pero permiten hacer una primera división y poder conocer a lo mejor a personas que no tienen síntomas y sean portadoras de la enfermedad. Siempre en caso de test dudoso se debe confirmar con test PCR”, añade el médico.

Todo eso es adicional a lo exigido por la autoridad, y que incluye la toma de temperatura, la aplicación de un cuestionario y la entrega de elementos de protección personal, como mascarillas y guantes. “Las personas que trabajan en el teatro tienen designadas rutinas que cada dos horas deben proceder nuevamente a este punto de sanitizacion donde nuevamente deben hacer higienización se cambia la mascarilla”.

Para poder llevar a cabo todas estas medidas sanitarias, se pidió a los famosos que llegaran al teatro a eso de las 18.00 horas, ya que cada control tarda cerca de 40 minutos. Al llegar al recinto cada uno fue recibido con un chequeo de temperatura, para luego acudir a unos box de campaña donde se realiza el test rápido. Tras eso, cada uno debió permanecer aislado en una sala hasta conocer el resultado. Una vez descartada cualquier posibilidad de contagio, se podía hacer ingreso al recinto, donde la regla es evitar cualquier contacto. Varios, de hecho, optaron por llegar listos para salir al aire.

Cada noche tendrá solo dos animadores presentes desde el teatro Teletón, como ocurrirpa hoy con Julián Elfenbein (CHV) y José Miguel Viñuela (Mega). A ellos se suman otros famosos que participarán de la “mesa digital”, y que se redujo a seis por noche: Eduardo de la Iglesia, Angélica Castro, Ignacia Antonia, Gino Costa, Daniel Fuenzalida y Kika Silva la primera jornada, y en la segunda Cristián de la Fuente, Carmen Gloria Arroyo, Yamila Reyna, Juan Pablo Queraltó y Karen Bejarano.

Un atípico bloque matinal

El segmento infantil del evento, que se emitirá mañana entre 09.00 y 12.00, refleja los ajustes y condiciones inéditas en que se realiza la cita: será transmitido desde el estudio de Bienvenidos, de Canal 13 -a diferencia de otros años, en que se hacía en el teatro Caupolicán o el mismo teatro Teletón-, con contenido principalmente de archivo y a cargo de un equipo de profesionales reducido casi al mínimo, con Sergio Lagos y Millaray Viera en la conducción. Esta última reemplazó a Pamela Díaz, confirmada inicialmente, pero que el jueves decidió restarse por temor a exponerse al contagio y a que está sola en su casa con sus hijos.

“Estamos trabajando con la mitad de la dotación habitual”, comenta Juan Pablo González, director a cargo de este segmento. “Hemos reducido el numero de cámaras también, lo haremos con 3 en vez de 5, que es lo habitual. Con la menor cantidad de gente coordinando en el piso y contactos por Skype. En total, serán 6 a 7 técnicos en el estudio más los animadores y seis personas más en el switch”, detalla.

Además, todos los profesionales que hoy participarán del bloque am coordinaron las pautas y los libretos previamente por videoconferencias, y esta mañana debían pasar por un protocolo de sanitización, en el que además de recibir implementos como mascarillas y alcohol gel, incluía la prohibición de acercarse a los otros funcionarios que a esa hora estarán en Canal 13.

Comenta