¿Efecto estallido? Empresas en quiebra aumentan 18% y deudas suman US$178 millones

QUIEBRAS

Entre el 18 de octubre de 2019 y el 18 de febrero de 2020, 543 empresas han sido declaradas en quiebra, mientras en igual periodo del año anterior se registraron 461, según cifras del Boletín Concursal de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir).


A cuatro meses del estallido social, tiendas departamentales y cadenas de tiendas de conveniencia han vuelto a lanzar intensas campañas de ofertas para levantar el consumo y las señales no son alentadoras.

Entre el 18 de octubre de 2019 y el 18 de febrero de 2020, 543 empresas han sido declaradas en quiebra. Se trata de un 18% mayor en comparación con igual periodo del año anterior, lapso en el que se registraron 461 liquidaciones. Según cifras del Boletín Concursal de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir), las deudas de las empresas bajo liquidación forzosa y voluntaria suman $141.569 millones (unos US$178 millones). De acuerdo al mismo boletín, durante el pasado mes de enero, el número de empresas declaradas en quiebra alcanzó el 22% en comparación con igual periodo del año anterior. Se trata de la mayor cifra desde el año 2015.

Entre las diez mayores quiebras que han involucrado los montos más altos en pasivos, el liderazgo se lo lleva SNC Lavalin Chile, firma de capitales canadiense y proveedora de Codelco, con $32.316 millones. Le sigue la Constructora Loga Limitada e Industrial y Comercial Lampa (productora de la bebida MC Cola) con $17.671 millones y $10.433 millones, respectivamente. En el cúmulo también figura Almadena, compañía del negocio de warrants que cayó en insolvencia, luego que su presidente Francisco Frei Ruiz-Tagle reconociera una serie de delitos durante la administración de la sociedad de su hermano Eduardo, Inversiones Saturno.

Desde la Superintendencia aseguraron que desde el inicio del estallido social, sólo dos de las 14.346 de las empresas  que catastró el Ministerio de Economía en el plan Levantemos tu Pyme y Elijo Pyme se acogieron a liquidación desde el estallido social.

Loreto Ried, liquidadora experta en procesos concursales, sostuvo que el alza del 22% en las quiebras durante el mes de enero responde a un efecto indirecto del estallido social, porque las empresas declaradas en quiebra son aquellas que estaban tambaleando o en situación compleja en materia de liquidez o inversión y sus esfuerzos por salir adelante se vieron frustrados "El estallido lo que produjo fue una aceleración de las quiebras", concluyó.

Carlos Parada, también liquidador, sostuvo que la crisis "ha movido bastante el escenario" entre las empresas. "Varios que apostaban por la reorganización hoy se enfrentan a una liquidación, si no se cumple un convenio o procedimiento de reorganización, se declara la quiebra. La situación está complicada. Los bancos no financian. La gente prefiere tirar el lápiz y en el primer semestre se notará bastante el número de liquidaciones", añadió el otrora síndico.

"El otro fenómeno es la preocupación de las empresas extranjeras, que han frenado sus inversiones y en algunos casos han dejado el país. Las expectativas para marzo son de preocupación ya que a las movilizaciones violentas, se agrega el fenómeno del absoluto misterio de lo que ocurrirá con nuestra institucionalidad política, jurídica y económica", complementó Luis Felipe Castañeda, socio fundador de Castañeda Abogados.

Los impagos de los Frei Parada

Pero el complejo panorama de la economía no sólo ha afectado a empresas, sino que también a personas naturales. Ejemplo de ello es el matrimonio de Francisco Frei Ruiz-Tagle y Ana María Parada Quesada. El pasado 30 de enero, se llevó a cabo la primera Junta Extraordinaria de Acreedores de la liquidación del hermano menor del expresidente Frei, cuyos pasivos ascienden en total a $4.114 millones. A su esposa también le declararon la quiebra y la deuda que acusan sus acreedores asciende a $1.108 millones. Scotiabank Chile e Inversiones Corona Limitada exigen la restitución de $346 millones y $283 millones, respectivamente.

Nicolás Frei Parada, hijo de ambos, también se ha visto afectado a raíz de la trama de delitos que confesara su padre al engañar a su hermano. En efecto, la semana pasada el ingeniero agrónomo, Cristián Rivas solicitósu quiebra. Rivas es dueño de dos créditos documentados suscritos por Francisco Frei en el que figura Nicolás Frei como aval de $104 millones. Mientras que el segundo pagaré de $52 millones fue suscrito a nombre de Almadena y los avales fueron padre e hijo. Ambos en total adeudan $156 millones.

El caso de Roberto Sumar, ex director de Grupo Patio –controlada por los hermanos Antonio y Pablo Jalaff– es similar, pues también acumula cuantiosas deudas ($1.769 millones). Ello luego que Tanner Servicios Financieros solicitara su liquidación forzosa.

El caso de Roberto Sumar Muller, ex director de Grupo Patio –controlada por los hermanos Antonio y Pablo Jalaff– es similar, pues también acumula cuantiosas deudas ($1.769 millones). Ello luego que Tanner Servicios Financieros solicitara su liquidación forzosa.

De igual manera, Chriss Mc Millan, periodista y ex rostro televisivo, también figura en el Boletín Concursal. A diferencia de los casos anteriores ella solicitó su liquidación voluntariamente y sus pasivos son bastante más bajos: $18 millones. En su escrito adujo "una profunda depresión gatillada por la cancelación de su matrimonio a solo tres días de su celebración, en diciembre de 2015".

Comenta