El “Rambo ruso”, de actor favorito de Putin a ser considerado un agente extranjero

Artur Smolyaninov en la ceremonia del 31° Festival Internacional de Cine de Moscú, en junio de 2009. Foto: AP

Artur Smolyaninov se convirtió en un personaje problemático para Moscú. Mientras el Kremlin mantiene abierto un caso penal en su contra, el actor de "La 9ª Compañía" dice que ahora lucharía por Ucrania.


La vida del actor Artur Smolyaninov dio un giro considerable cuando el Ministerio de Justicia de Rusia lo incluyó en su lista de “agentes extranjeros” y abrió una investigación criminal contra él, tras sus dichos sobre la guerra de Ucrania y su apoyo al país rival, en las que incluso mostró su desprecio por el bando ruso. “No siento más que odio hacia la gente del otro lado (ruso) del frente. Y si yo estuviera allí en el terreno, no habría piedad”, declaró Smolyaninov en una entrevista para Novaya Gazeta, periódico ruso conocido por su postura crítica hacia el Kremlin.

Este caso resulta peculiar, ya que Smolyaninov fue el actor principal de una de las películas favoritas del Presidente Vladimir Putin, con el cual ha tenido más de un roce desde la invasión rusa a Ucrania.

El actor nació en 1983, y su carrera despegó cuando obtuvo el papel protagónico en la película “Devyataya Rota” (La 9ª Compañía), estrenada en 2005, en la cual interpreta a un soldado soviético que lucha durante la invasión de Afganistán por parte de la URSS. Gracias a ese papel, Smolyaninov se ganó el apodo de “Rambo ruso”, debido a las similitudes que tenía el largometraje y su personaje con la icónica saga de acción protagonizada por Sylvester Stallone.

El filme fue un éxito de taquilla en el país, el cual llegó a manos de Putin, quien disfrutó tanto del largometraje que invitó al director Fyodor Bondarchuk y al elenco a su residencia ubicada a las afueras de Moscú en 2005, en la que se proyectó la película de forma especial. En aquella oportunidad expresó su gran aprecio por la cinta, que se convertiría en una de sus favoritas. “La película te atrapa el alma, es algo realmente serio sobre las personas que se encontraron en situaciones extremas en la guerra y se mostraron dignas”, declaró Putin en la reunión, según la agencia de noticias estatal rusa RIA Novosti.

Fotograma de la película “Devyataya Rota” (La 9ª Compañía).

Sin embargo, la buena relación entre Putin y Smolyaninov se quebró cuando comenzó el conflicto ruso-ucraniano. En una entrevista, el actor -quien en ese momento estaba- en Rusia se refirió por primera vez a la guerra. La calificó como “una catástrofe, todo se derrumbó: cenizas, humo, hedor, lágrimas”.

Estas declaraciones le costaron, en octubre pasado, una multa de 30.000 rublos (US$ 437 mil), impuesta por un tribunal del distrito de Moscú, por desacreditar a la milicia rusa. Tras esto, Smolyaninov decidió abandonar ese mismo mes el país, cruzando la frontera con Noruega a pie, y aunque no se sabe exactamente su paradero, se cree que se exilió en Letonia.

Fuera del territorio ruso, sus declaraciones se volvieron más incendiarias, llegando a afirmar en entrevistas que, si tuviera que disparar en contra de un camarada ruso, lo haría sin dudar. “¿Mantengo abiertas mis opciones de luchar por Ucrania? ¡Absolutamente! Esta es la única manera para mí. Y si tuviera que ir a esta guerra, solo lucharía por Ucrania”, comentó el actor a Novaya Gazeta.

En un punto, llegó a grabar una reversión de una canción clásica soviética, Temnaya Noch (Noche oscura), cambiando la letra y transformándola en un ataque indirecto a Rusia y a Putin. “Mira, ocupante, cómo las casas de maternidad están sin electricidad, cómo los niños se sientan en los refugios. Y cómo se ahogan los libros. La noche rusa ha llegado a escuelas y hospitales”, se escucha en un segmento de la canción.

Todo ello no solo provocó la ira de los simpatizantes del Kremlin, quienes lo trataron de “traidor”, sino que también se ganó el título de “agente externo” y que el jefe de la Comisión de Investigación de Rusia, Alexander Bastrykin, ordenara que se abriera un caso penal en contra del actor.

Artur Smolyaninov es uno de los varios personajes que han sido clasificados como agentes extranjeros por el Ministerio de Justicia ruso estos últimos días. Entre ellos, se encuentra el crítico musical Artemy Troitsky, quien habló en favor de Ucrania, junto a otros periodistas. “Estas personas fueron inscritas en el registro en virtud del artículo 7 de la ley rusa sobre el control de las actividades de personas bajo influencia extranjera”, según la agencia de noticias estatal rusa TASS.

Por otro lado, otros artistas se vieron afectados por sus opiniones respecto al conflicto, como Dmitry Nazarov y su esposa Olga Vasilyeva, actores que fueron despedidos del Teatro de Arte de Moscú, acusados de tener “sentimientos antirrusos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..