Tribunal Constitucional: La presión sobre La Moneda por suprimir el control preventivo de las leyes

Imagen tribunal constitucional 2

Parlamentarios y constitucionalistas sospechan que La Moneda no busca ir más allá de una revisión de la forma en que se designan los ministros, tal como lo planteaba el programa de gobierno de Piñera. Mientras, desde el Congreso crece la presión por una reforma de mayor profundidad que incluya la supresión del control preventivo de las leyes.




El 28 de agosto María Luisa Brahm asumirá formalmente como nueva presidenta del Tribunal Constitucional. En su nuevo rol, la ex jefa de asesores del segundo piso del presidente Sebastián Piñera deberá enfrentar la propuesta de reformas al TC que el Presidente anunció en marzo tras el crítico discurso del presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, en el inicio del año judicial.

A cinco meses de ese compromiso nadie conoce el alcance de las medidas que busca implementar el Ejecutivo. 

Parlamentarios y constitucionalistas sospechan que La Moneda no busca ir más allá de una revisión de la forma en que se designan los ministros, tal como lo planteaba el programa de gobierno de Piñera. Mientras, desde el Congreso crece la presión por una reforma de mayor profundidad que incluya la supresión del control preventivo de las leyes. Un punto central que ha causado los principales roces con el Parlamento. 

La supresión del control preventivo de las leyes es una materia en la que coinciden los parlamentarios de oposición con el grupo transversal de 16 constitucionalistas liderados por el abogado Gastón Gómez (cercano a RN) que en julio emitió un informe que propone 25 reformas al TC.

Ahí el grupo plantea la supresión del control preventivo por considerar que "está demasiado cerca del debate de intereses políticos".

La transversalidad del equipo de abogados es su mayor activo y desde ahí ha buscado difundir su informe en el Congreso y en el Ejecutivo. En ese marco, mañana el grupo será recibido por el ex presidente Ricardo Lagos Escobar y se espera que esta semana Renovación Nacional haga suya la propuesta y se la presente en paralelo al gobierno. Asimismo, hace dos semanas Gómez comprometió su apoyo técnico a la comisión de Constitución de la Cámara de Diputados que preside el DC Matías Walker. 

Además de Gómez integran el equipo: Isabel Aninat (CEP); Martín Canessa (Universidad Católica); Luis Cordero (U. de Chile); Gloria de la Fuente (Fundación Chile 21); Arturo Fermandois  (UC); Jaime Gajardo de la UDP; Patricio Zapata (UC) y José Francisco García (UC), entre otros. Teodoro Ribera también trabajó en las propuestas hasta antes de ser nombrado canciller.

"El gobierno se ha manejado con extremo hermetismo. Circulan borradores, no tengo claro que se incluya el control preventivo. Y esa idea es bien central. Hay consenso extendido en cuanto a eliminarlo. Ese es un buen test para ver si estamos ante un pequeño ajuste o un reforma", dice el abogado Patricio Zapata.

"Creo que el Gobierno recogerá el informe que hicimos en el grupo transversal de constitucionalistas e investigadores. Es un informe que cuenta con un amplio consenso y que aborda los cambios necesarios para que el TC amplíe su visión y logre ser más deferente con el legislador", añade el abogado, Jaime Gajardo, cercano al TC.

Como presidente de la comisión de Constitución, Matías Walker, sostiene que el gobierno no ha dado señales de que tiene interés de impulsar un cambio profundo al TC y por eso agilizó el trámite de proyectos relativos al tribunal.

El abogado constitucionalista Tomás Jordán -quien estuvo a cargo del proceso constituyente del gobierno de Bachelet- plantea hacia dónde cree que debe apuntar la reforma: "Hay una premisa central en la reforma al TC: afirmar su carácter jurisdiccional. Esta se debe expresar en 3 reformas esenciales: establecer mecanismos transparentes y deliberativos de nombramiento; eliminar el control preventivo de leyes para sustraerlo del proceso político legislativo y ser el órgano que resuelva las competencias entre autoridades regionales y nacionales".

El gobierno mantiene silencio

Hace unas semanas el ministro de Justicia, Hernán Larraín, recibió a la comisión de Gómez para tratar la propuesta de cambios al TC.

Fue una reunión de más de dos horas con los técnicos del ministerio en que los abogados visitantes respondieron preguntas sobre el proceso de trabajo que derivó en las 25 propuestas. El gobierno no dio mayores luces de los planes del gobierno para el TC.

A su vez, el ministro del Interior, Andrés Chadwick -quien está liderando el proceso de cambios institucionales anunciados por el Gobierno- visitó el 13 de junio al entonces presidente del TC Iván Aróstica para abordar el proceso de reformas. Está pendiente que el ministro se reúna también con Gómez y los abogados.

Comenta