Los responsables de Constantine explicaron la singular razón por la que recibió una Clasificación R

En el panel por los 15 años de la película además se reveló que una idea para la potencial secuela incluía a Jesús.


Este 2020 se cumplieron 15 años desde el estreno de la película de Constantine protagonizada por Keanu Reeves, y como desde 2005 aquella cinta ha cosechado una fiel base de seguidores, los organizadores de la Comic-Con@Home decidieron realizar un panel completo dedicado a revisar la historia de esa producción.

Aquel panel se publicó durante este sábado y como pueden imaginar se revelaron varios antecedentes interesantes sobre Constantine.

Particularmente uno de los relatos más llamativos del panel fue la explicación de cómo la película obtuvo su Clasificación R, y es que pese a que el plan era hacer una cinta PG-13, finalmente los encargados de determinar para qué audiencia es una película en Estados Unidos decidieron que Constantine era para adultos, poniendo así un importante obstáculo en la recaudación de este proyecto.

“Originalmente, cuando todos comenzamos con esto pensamos que sería una película con Clasificación R”, dijo el director Francis Lawrence. “Warner luego dictaminó que tenía que ser PG-13 por lo que costaba. Obtuvimos la lista de pautas de lo que puedes y no puedes hacer en una película PG-13 y seguimos esas reglas“.

Las reglas que Lawrence y compañía usaron para guiarse sobre lo que podía o no aparecer en Constantine para conservar una clasificación PG-13 implicaron, por ejemplo, que la película no podía tener escenas muy violentas y sus protagonistas no podían decir muchas groserías. No obstante, un elemento bastante subjetivo que no figuraba en ese listado informal fue lo que acabó por determinar la clasificación final de la película.

“Recuerdo haber escuchado que entraron unos cinco minutos y sacaron sus cuadernos”, dijo Lawrence sobre la evaluación de Constantine ante la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos. “Dijeron que teníamos una (película) R fuerte por el ‘tono'. Esto no es algo que estaba en la lista. Pero, básicamente, había una abrumadora sensación de temor, es fue lo que escuché, desde la escena inicial. Y no pensaron que podríamos hacer algo al respecto”.

Es decir, Constantine básicamente se convirtió en una película Categoría R porque los encargados de la evaluación quedaron con una sensación de miedo a raíz de sus propuesta. Algo que el productor de la película, Akiva Goldsman, atribuye a las percepciones que existen sobre las cintas con demonios.

“Hay un subconjunto extraño de terror religioso que parece obtener una R mucho más rápidamente”, dijo Goldsman. “Lo que se aprende es que a pesar del hecho de que hay pautas, es una interpretación puramente subjetiva. Y esa subjetividad disminuye y fluye según el grupo que designa la calificación. Pero tenemos muchos demonios. Los demonios parecen, por alguna razón, desencadenar una calificación R”.

Obviamente esa clasificación no dejó contentos ni a los creativos detrás de la película ni al estudio ya que mientras la compañía perdió la oportunidad de apelar un público más masivo y obtener una mayor recaudación, el equipo creativo lamenta la oportunidad pérdida de desarrollar una cinta que aprovechara la Categoría R.

“Lo que tuvimos fue una película PG-13 que obtuvo una Calificación R que me mató. Porque si hubiésemos tenido una Calificación R habría hecho una película con Clasificación R. Podríamos haber apuntado realmente en términos de intensidad, violencia, lenguaje y todo ese tipo de cosas, pero nos metimos poco en eso en ese frente”, dijo Goldsman.

Mientras que Lawrence comentó que “nos jodimos un poco en ese frente”.

Por otra parte, dejando de lado la clasificación, en el panel por el aniversario de Constantine también se reiteró que tanto el equipo creativo como Keanu Reeves no han dejado de pensar en una potencial secuela e incluso se reveló que una idea que no prosperó para Constantine 2 incluía a Jesús.

“Me encanta que una de (John) se despierta en una celda y tiene que identificar a un prisionero ¿Recuerdan?”, dijo Goldsman. “Fue idea del (guionista Frank Cabello). (El prisionero) era Jesús. Él viene y está en Nueva York. Simplemente ... sí, hablamos de algunas escenas”.

Si quieres conocer más detalles sobre la película de Constantine, puedes ver su panel aquí:

Comenta