¿Cuál es la correcta posición de manejo?

Simples pasos permitirán manejar el automóvil de manera más cómoda y segura.




La posición de manejo es uno de los aspectos más importantes cuando estamos frente al volante, por lo mismo, debe lograr un buen equilibrio entre comodidad con seguridad, permitiéndole al conductor poder reaccionar de manera instantánea en caso de un imprevisto. Y para eso, ir sentado en la posición correcta es fundamental.

Para saber cuál es la forma correcta, te dejamos unos simples tips que ayudarán a ir más seguros y disfrutar de la conducción.

- Altura del asiento

Se recomienda colocar el asiento lo más bajo posible. Esto es debido a que le entrega más estabilidad al conductor, especialmente cuando enfrenta curvas. Eso sí, no hay que exagerar y debe estar a la suficiente altura como para visualizar los mandos del tablero y la trompa del auto, sin que las piernas toquen el volante.

- El respaldo

Sentarse lo más atrás posible en el asiento siempre, además, el respaldo nunca debe ir muy recostado, de hecho, es necesario que toda la espalda esté bien apoyada en forma casi vertical. La distancia que debe tener el conductor al volante es simple, basta con estirar el brazo y fijar la distancia cuando la muñeca se apoye sobre la parte superior del volante. Esto permite que los brazos vayan ligeramente flexionados para manejar cómodo, pero al mismo tiempo para permitir maniobrar de forma inmediata. En algunos modelos, se cuenta con ajuste del volante en altura y profundidad, lo que hace aún más sencillo encontrar la distancia ideal.

No olvidar el ajuste del reposacabezas, ya que es el elemento que nos ayuda en el latigazo cervical si es que nos vemos involucrados en un accidente.

- La distancia de las piernas

La distancia de las piernas de los pedales también debe considerarse. Nunca deben ir totalmente estiradas, sino que con las rodillas algo flectadas, ya que si estuviesen estiradas por completo impediría hacer la fuerza necesaria en caso de un frenado de emergencia. Obviamente, tampoco tan flectadas como para que topen los muslos con el volante.

Una forma de comprobar si está en posición correcta es tener la pierna izquierda ligeramente estirada al pisar el fondo del pedal del embrague sin que se deba mover el cuerpo hacia adelante.

- La posición de las manos

Este es un punto clave. Las manos (ambas) siempre deben estar en contacto con el volante y nunca de debe manejar con una sola mano (excepto para pasar cambios), menos ir con el brazo apoyado en el marco de la ventana. Se debe recordar que manejar es un acto que se debe hacer siempre con todos los sentidos alertas.

Para lograr la mejor posición de las manos entonces basta imaginar el volante como un reloj y colocar las manos como si indicara entre un cuarto para las tres y las diez con diez minutos.

Esta posición permite que no se saquen las manos al doblar y que se mantenga siempre el mayor control del volante. Tener en cuenta que el volante no se debe llevar apretado, ya que eso provoca cansancio y fatiga muscular innecesaria.

- Espejos retrovisores

Otro elemento que ayuda a la seguridad es la posición correcta de los espejos retrovisores. El retrovisor central debe permitir tener el mayor campo de visión posterior sin que sea necesario mover la cabeza (basta mover la mirada). Los retrovisores laterales, por su parte, tienen que cubrir los puntos ciegos. Acá es recomendable ir ajustando desde la carrocería hacia fuera. ¿Hasta qué límite? Lo ideal es que seamos capaces primero de ver por el retrovisor central un auto que viene sobrepasándonos y que al salir de ese campo visual entre en el espejo lateral.

Con esos simples pasos y luego de ponernos el cinturón de seguridad, estaremos mucho más seguros al volante y podremos disfrutar más cómodos de la conducción.

Comenta