El desconfinamiento se acelera en Europa tras el azote de la pandemia

Las autoridades italianas aligeran las cuarentenas con la esperanza de reactivar una economía que el coronavirus dejó por los suelos.




Europa, con Italia a la cabeza, acelera esta semana el levantamiento de las restricciones que impuso a millones de habitantes para frenar la propagación del coronavirus, pero otras regiones como América Latina sufren de lleno el embate de la enfermedad.

Las autoridades italianas aligeran el confinamiento con la esperanza de reactivar una economía que el coronavirus dejó por los suelos.

Pero será una apertura muy prudente: nada de comercios minoristas, ni de bares o restaurantes, a no ser que vendan comida para llevar, se fomenta el teletrabajo, no habrá reuniones familiares, aunque se podrá ver a los parientes que vivan en la misma región, se mantiene el distanciamiento social, incluso en el transporte público, quedan prohibidos los pícnics en los parques...

Las autoridades siguen preocupadas por el riesgo de una segunda ola, y no son las únicas. "Las nuevas reglas son más bien vagas. Me temo que para muchos será una excusa para hacer lo que les parezca e ir a ver a todo el mundo, primos, novias...", comenta Alessandra Coletti, una profesora de 39 años.

Así, a la espera de la vacuna para el Covid-19, la mayoría de los gobiernos europeos se preparan para el gran desconfinamiento de la población.

En España (más de 25.200 muertos), los ciudadanos empezaron a descubrir el sábado la felicidad de volver a la calle.

En Francia, que roza los 24.900 muertos, el aligeramiento del confinamiento empezará el 11 de mayo, pero por regiones. Precisó que no impondrá una cuarentena a los viajeros que lleguen al país procedentes de la UE, el espacio Schengen o el Reino Unido.

La supresión de las restricciones ya está en camino en Alemania, donde las escuelas reabren progresivamente en algunas regiones este lunes. En Austria, las calles comerciales de Viena recuperaron el sábado el bullicio con la reapertura de las tiendas, al igual que en los países escandinavos.

En otra señal de normalización: el ministro alemán de Interior y de Deportes se mostró favorable a reanudar la liga de fútbol, la Bundesliga. Sería el primer gran campeonato europeo en dar este paso.

En Europa del Este, las terrazas de las cafeterías y restaurantes reabrirán a partir del lunes en Eslovenia y Hungría, excepto en la capital, Budapest. En Polonia, también abrirán los hoteles, centros comerciales, bibliotecas y algunos museos.

En el Reino Unido, el primer ministro Boris Jonhson ha prometido un plan de desconfinamiento.

Contraste con América Latina

Mientras en Europa caen los casos, en otros países como Rusia (1.280 fallecidos) o América Latina, están en pleno auge.

América Latina ya supera los 250.000 casos y se acerca a los 15.000 muertos, en particular en Brasil, Perú y Ecuador, que concentran el 86% de los muertos en la región y el 77% de los casos diagnosticados.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reiteró ante miles de seguidores en Brasilia su discurso contra el confinamiento, en momentos en que el número de casos de coronavirus supera los 100.000 y hay más de 7.000 muertos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.