Protestas en Hong Kong: Nivel de estrés postraumático alcanza niveles de "zonas de conflicto armado"

(Foto: Europa Press) Policías antidisturbios de Hong Kong detienen a manifestantes durante una protesta, el domingo pasado.

Estudio revela que casi un tercio de los adultos, unas dos millones de personas, han tenido síntomas de este trastorno desde que empezaron las manifestaciones en el territorio chino.


A siete meses del inicio de las protestas prodemocracia en Hong Kong, la salud mental de los habitantes de este territorio autónomo chino ya comienza a evidenciar signos de deterioro. Así al menos lo revela un estudio publicado hoy por la revista científica The Lancet, el cual muestra que casi un tercio de la población adulta en la excolonia británica ha experimentado síntomas de estrés postraumático (PTSD) desde que empezaron las manifestaciones. Además, más del 10% tiene síntomas de posible depresión, una proporción comparable a la que se observa en los conflictos armados o después de un atentado.

Los investigadores de la Universidad de Hong Kong llevaron a cabo entrevistas con 18.000 personas entre 2009 y 2019 y afirman que se trata del mayor estudio del mundo sobre el impacto de los movimientos sociales en la salud mental de las personas.

De los 7,5 millones de habitantes de Hong Kong, 6,3 millones son adultos. En comparación con 2009, cuando comenzó la investigación, el estudio encontró que ahora hay aproximadamente 1,9 millones más de adultos en la ciudad con síntomas de PTSD y 590.000 más con probable depresión.

La prevalencia de los síntomas de PTSD observada desde que empezó la crisis es seis veces mayor a la del anterior movimiento social, la llamada Revolución de los Paraguas de 2014, en el que no hubo violencia. Así, en marzo de 2015, el 5% de los adultos tenía síntomas de PTSD frente al 32% de las personas observadas entre septiembre y noviembre de 2019. Por otra parte, el 11% de los adultos tenían síntomas de depresión frente al 2% durante la Revolución de los Paraguas, según el estudio.

"Uno de cada cinco adultos ahora reporta una probable depresión o sospecha de PTSD, nivel comparable a aquellos que experimentan conflictos armados, desastres a gran escala o ataques terroristas", destaca el estudio.

"Hong Kong no tiene recursos para tratar este aumento de los problemas psicológicos", declaró el profesor Gabriel Leung, decano de la facultad de la Universidad de Hong Kong y codirector del estudio. "En un contexto de agitación social que aumenta en todo el mundo, en grandes ciudades como Barcelona, Nueva Delhi, París o Santiago en 2019, la cuestión del impacto de los problemas sociales sobre la salud mental de la población es una cuestión fundamental de la salud pública", afirmó el otro coautor del estudio, Michael Ni, en la Universidad de Hong Kong.

[caption id="attachment_969095" align="alignnone" width="600"]

(Foto: AP) Un policía antidisturbios de Hong Kong lanza gas pimienta a un manifestante.[/caption]

Desde junio, Hong Kong vive su peor crisis política desde 1997, año en que dejó de ser una colonia británica para volver a China. Las protestas estallaron por un proyecto de ley de extradición que ahora se ha descartado y que habría permitido enviar sospechosos a China continental. Desde entonces, las manifestaciones se han convertido en un movimiento más amplio a favor de la democracia que exige mayores libertades civiles y responsabilidad policial, además de denunciar las injerencias de Beijing.

A medida que las protestas se han prolongado, también se han vuelto más violentas. Dos manifestantes fueron baleados con munición real, un hombre fue quemado y otro murió después de ser golpeado con un ladrillo durante los enfrentamientos. La policía ha disparado más de 16.000 rondas de gas lacrimógeno, y alrededor de 7.000 personas fueron arrestadas, según detalla CNN.

Comenta