El fallido plan del gobierno y policías para evitar la filtración de la PSU

A_UNO_1144943

Foto: Agencia UNO

El proceso incluyó un análisis previo del riesgo, que derivó en el cierre de algunos centros de rendición y más seguridad en otros. Sin embargo, el que era considerado como el mayor temor de La Moneda y del Demre se consumó este martes, cuando se debió suspender la prueba de Historia.




El gran temor de La Moneda y el Demre era que los exámenes se filtraran en redes sociales en vísperas de la rendición de la PSU, poniendo en jaque, por primera vez en la historia, el proceso de selección.

Por ello, señalan fuentes de gobierno, se elaboró un acabado plan que se mantuvo en reserva. Este comenzó a delinearse la primera semana de noviembre pasado, en un encuentro reservado en el que participaron el Demre, las subsecretarías del Interior y Educación y Carabineros.

En una de las tardes más álgidas del estallido social, se acordó que Carabineros elaborara un "análisis de riesgo" de los 659 locales del país, sin contar las cárceles. Para ello, la polícía uniformada designó a un equipo que recopiló información en todas las comunas del país. El resultado entregado a Interior, en diciembre, incluía la eliminación de 15 locales de rendición.

La semana pasada, Carabineros definió 51 establecimientos de alto riesgo (14 de ellos en la Región Metropolitana), a los que se dispuso protección especial, pero a distancia. Otras de las medidas adoptadas en las reuniones posteriores fue poner custodia especial las 24 horas del día al Demre, en los lugares donde se imprimieron los facsímiles y en los centros de acopio.

También se redobló la seguridad establecida en todo el proceso de traslado, incluyendo siempre más de un funcionario del Demre, además de carabineros. Esta operación se realizó con especial cuidado en los traslados vía aérea.

El lunes en la noche, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, hacía un balance preliminar. "Hoy, nueve de cada 10 alumnos pudieron rendir la prueba de Lenguaje y vamos a tomar todass la medidas preventivas para que la mayor cantidad de jóvenes pueda rendir mañana la segunda parte, pero obviamente no las podemos anunciar", señalaba a La Tercera.

Sin embargo, el plan se frustró este martes en la tarde, cuando el Consejo de Rectores debió suspender a nivel nacional la aplicación de la prueba de Historia -la última de las cuatro que contempla la PSU- precisamente por una filtración del contenido, desatando el que se vaticinaba como el escenario más complejo por parte de las autoridades.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.