Ministra Hutt y aglomeraciones en el transporte: “Uno nunca anticipa que vayan a ocurrir cosas así”

La ministra de Transportes, Gloria Hutt. Foto: Juan Farías.

La secretaria de Estado dijo que asume "totalmente" el error que expuso a cientos de trabajadores la mañana del lunes en medio de la emergencia por el Covid-19.




La ministra de Transportes, Gloria Hutt, afirmó esta noche que asume “totalmente” el error por las aglomeraciones que se registraron en paraderos de buses y afuera de estaciones de Metro la mañana de este lunes, luego de que se el gobierno decidiera, de un día para otro, retrasar los horarios de inicio de operaciones del transporte público en el marco de las medidas adoptadas frente a la actual pandemia de coronavirus.

En entrevista con CNN, la autoridad indicó que, sin embargo, “uno nunca anticipa que vayan a ocurrir situaciones así”.

Al respecto, la secretaria de Estado afirmó que, a su parecer, hay dos elementos que explican la situación, que puso en riesgo la salud de las personas que esperaban trasladarse a sus trabajos a primera hora de este lunes.

“Uno es el poco tiempo entre el anuncio de toque de queda y cambio de horario (del transporte) y la implementación de este cambio de horario (...) Pero además pasa que los empleadores mantuvieron las horas de entrada, entonces se produjo una descompensación ya que, debido al cambio de horario, se acumularon personas que no sabían que el horario era distinto”, indicó Hutt.

“No es un problema de número de buses ni de capacidad de los trenes, es un problema de acumulación porque hubo un período más o menos largo en que no había servicio y todas esas personas, aunque fueran muchas menos que las que teníamos la semana pasada en ese mismo horario, se acumularon”, agregó.

Consultada si no eran previsibles estos factores que causaron las aglomeraciones, Hutt indicó que aunque se analizaron todos los escenarios, “uno nunca anticipa que vayan a quedar situaciones como la que vimos hoy en la mañana”.

Agregó que para planificar los cambios se consideró la carga de pasajeros, que se redujo en más de un 65% respecto de un día normal. “El problema es que no hubo información suficiente para que las personas pudieran planificar sus viajes a tiempo”, destacó.

“Nosotros entregamos los datos, pero lo que ocurre es que de un día al siguiente, en que ya estaba vigente el toque de queda, no fue suficiente y eso es algo que estamos corrigiendo hoy”, concluyó la ministra Hutt.

Comenta