Subsecretario Galli por situación de Celestino Córdova: “Lo que no puede haber es un diálogo bajo amenazas o ultimátums”

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

La autoridad del Ministerio del Interior sostuvo que “las soluciones definitivas, las soluciones que nos permiten avanzar no se van a dar de un día para otro". Respecto al rechazo por parte de la Corte Suprema a un recurso de protección presentado por el machi, señaló que “lo que corresponde es que cumpla la sentencia judicial tal como lo tendría que hacer cualquier persona".




Las últimas semanas en La Araucanía han tenido gran parte de la atención del gobierno. Las huelgas de hambre sostenidas por presos mapuche y los hechos de violencia paralelos a estas manifestaciones han generado que el gobierno se refiera a dichas situaciones y que algunas autoridades se desplacen hasta la zona para iniciar diálogos.

A su vez, ayer la Corte Suprema rechazó un recurso de amparo presentado por la defensa de Celestino Córdova, quien cumplió más de 100 días en huelga, el que solicitaba que pudiera cumplir parte de su condena por el crimen del matrimonio Luchsinger-Mackay en su rewe.

Respecto a este tema, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, fue consultado en conversación con Radio Pauta.

Sobre la medida que actualmente mantiene Córdova, indicó que “lo que no puede haber es un diálogo bajo amenazas o ultimátums”.

“Las soluciones definitivas, las soluciones que nos permiten avanzar no se van a dar de un día para otro. No se van a alcanzar mañana o en una semana más o incluso en un año más. Ya lo decía la ministra Rubilar, con quien fuimos a La Araucanía hace ya una semana y media, que aquí lo primero que hay que hacer es sentarse a dialogar para escuchar las posiciones y avanzar en las materias de fondo”, afirmó la autoridad.

Sobre el fallo emitido ayer por el máximo tribunal, indicó que “es una persona que nuestros tribunales de justicia determinaron que tenía responsabilidad en un crimen, un crimen que resultó con la muerte de dos personas como consecuencia de un incendio. Él tuvo responsabilidad y participó en los hechos, así lo determinó la justicia en nuestro país, y por lo tanto fue condenado por esos hechos”.

“Lo que corresponde, por lo tanto, es que cumpla la sentencia judicial tal como lo tendría que hacer cualquier persona, cualquiera sea su condición o clasificación. Y por lo tanto, aquí hay un principio que es esencial: igualdad ante la ley. La igualdad es uno de los principios básicos de nuestra democracia”, sentenció.

Comenta