Diego Rojas, el pequeño gigante de la UC

Autor: La Tercera

El volante comandó el triunfo cruzado en Macul y fue un problema insoluble para los dirigidos de Héctor Tapia.

Fue el partido que, seguramente, soñó. Diego Rojas fue el conductor de Universidad Católica en el clásico ante Colo Colo, y lo hizo con categoría. De promesa, poco. El nacido en Antofagasta se ha convertido, con Mario Salas en el banco, en una realidad del cuadro precordillerano, y no tuvo inconvenientes para cargar con el peso del equipo sobre su espalda, para abrochar un triunfo que, además de marginar casi por completo a Colo Colo de la lucha por el título, le sirve a los cruzados para, a falta de dos jornadas para el final del campeonato, mantenerse en la lucha por el título, quedando a sólo dos puntos del líder, Cobresal.

Con 1,62 metros de estatura, lo que proyecta Rojas no es precisamente intimidación. Sin embargo, ayer en el Monumental hizo gala de un despliegue físico encomiable y una visión, claridad y calma poco común en instancias decisivas como las que se juegan por estos días en el Torneo de Clausura.

El nacido en Antofagasta hace 20 años fue un problema sin solución para los de Héctor Tapia, quienes nunca pudieron encontrar una forma adecuada de frenar el dominio cruzado que, si bien tuvo como principal figura a Erick Pulgar, responsable de la recuperación del equilibrio defensivo en el cuadro estudiantil, tuvo en Rojas al conductor ideal: no le quedó grande el partido, mostró mucha movilidad y siempre fue protagonista. Tanto, que de sus pies nacieron dos de los tres tantos que conformaron la victoria cruzada en Pedreros.

“Estoy muy feliz. Realmente muy contento”, fue lo primero que dijo el formado en San Carlos de Apoquindo, una vez consumado el 3-0. Sin embargo, a pesar de su buena tarde, optó por la mesura y la humildad para analizar su rendimiento: “Uno siempre quiere aprovechar las oportunidades que tiene, pero lo más importante es poder ser un aporte para el equipo. Es lo único que importa. Sólo hay que destacar que seguimos vivos en la lucha por el título. ¿Cobresal? Tenemos la ilusión de que se caigan”, dijo.

Eso sí, agradeció a Salas, quien, según él, “me ha dado confianza para encontrar mi mejor forma”. Y aunque el técnico evitó individualizar elogios diciendo que “todos fueron buenas figuras”, es un hecho que Rojas pide, en la cancha, un espacio en el equipo, para ser su motor en los partidos que definirán todo. Ayer demostró ser enteramente capaz.

Una visita que incomoda

La UC se siente cómoda en el Estadio Monumental. Con el claro triunfo de ayer, el cuadro de la franja aumentó su estadística positiva jugando en Macul.

El conjunto franjeado es la visita que más victorias ha conseguido en el recinto de Colo Colo.

Ambos clubes han disputado 34 duelos en el reducto de Pedreros. Los estudiantiles suman 11 victorias y 12 igualdades, con 11 derrotas.

El primer triunfo se remonta  al 12 de junio de 1994, cuando vencieron a los albos por 2-0. El último, hasta ayer, había ocurrido en el torneo de 2013 cuando se impusieron por la mínima.

Al mismo tiempo, los cruzados han anotado 23 goles en los partidos que ha ganado, y ha recibido  seis tantos de los albos. La de ayer, fue la victoria más abultada.

Seguir leyendo