Migraciones: ex NM se aleja de diálogo por reformas ante postura de Piñera

El Presidente Sebastián Piñera en una actividad este jueves. Foto: Mario Téllez

Desde sectores “moderados” puntualizan que es difícil buscar acuerdos tras la determinación sobre pacto ONU. Los senadores Lagos Weber (PPD) e Insulza (PS) compararon al Mandatario con Evo Morales.


La decisión del gobierno de no adherir al Pacto Migratorio de las Naciones Unidas generó que la oposición -con contadas excepciones, como las del expresidente Eduardo Frei- se alineara para rechazarla. Uno de los argumentos de las críticas tiene que ver con lo inconsulta de la resolución, lo que, además, deja, según explicaron figuras del bloque, en una mala posición el futuro diálogo con La Moneda, que hoy estaba en buen pie con ciertos sectores de la centroizquierda.

Desde la oposición también cuestionaron el tono del propio Presidente de la República, Sebastián Piñera. El Mandatario ha defendido su decisión sosteniendo, por ejemplo, que “podrán decir lo que quieran muchas autoridades, pero yo como Presidente de Chile siempre voy a privilegiar el interés de Chile”. Además, en su discurso en el aniversario de Evópoli la noche del miércoles, el Jefe de Estado aumentó las críticas hacia su contraparte y sostuvo que la izquierda “promete el paraíso, pero nos va a entregar el infierno…, no comprenden la naturaleza humana”.

La postura del gobierno fue cuestionada por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Ricardo Lagos Weber (PPD), quien sostuvo que Piñera se está pareciendo cada vez más a Evo Morales.

El legislador cuestionó el tono del Mandatario y manifestó que con esta postura queda en mal pie el diálogo que algunos han impulsado, justo además cuando se deben discutir reformas muy relevantes.

“Es el propio gobierno el que busca enrarecer el clima de entendimiento que debemos tener. En especial ahora, cuando el Presidente toca una tecla populista, como lo es la migración, que le supondría dividendos internos, hace muy difícil la conversación”, señaló el legislador.

En esa línea, el senador José Miguel Insulza (PS) sostuvo que él está siempre dispuesto a conversar, pero “en este caso no hubo diálogo y ni siquiera hubo información (…); esto claro que es perjudicial”.

Además, el excanciller coincidió con su par PPD y sostuvo que “parece que se trata de sacar partido interno a una situación internacional y eso es lo que hacía Evo Morales”.
En la misma línea, el senador Felipe Harboe (PPD) puntualizó que “es difícil entender la voluntad de diálogo de un gobierno que rompe con una tradición republicana de respeto por el multilateralismo internacional y termina alineándose con Trump y Netanyahu”.

Desde el propio Ejecutivo han destacado la actitud de partidos como la Democracia Cristiana y el Partido Radical frente a proyectos de ley impulsados por ellos. Sin embargo, también desde esas colectividades sostuvieron que el actuar del Ejecutivo complica la situación de cara a las discusiones futuras.

Desde Turquía, el presidente de la DC, Fuad Chahin, quien ha liderado la tesis de un pacto social con el gobierno, fue crítico. “Es evidente que complica (el diálogo), sobre todo complica, porque esto da cuenta de una actitud donde lo que se busca es tomar decisiones sobre la base de las encuestas y no de principios (…). No es una buena forma de tomar decisiones si se quieren construir acuerdos la que ha tenido el gobierno en esta materia”, sostuvo.

En esa línea, el timonel radical, Carlos Maldonado, quien en un principio sostuvo que los países tienen derecho a regular la situación de los migrantes, ayer dio un giro y cuestionó fuertemente el tono del Presidente frente a la oposición. “No ayuda a un clima de entendimiento ni unidad nacional. No ayuda a los objetivos de su propio gobierno y les quita el piso a los esfuerzos de sus propios ministros que tratan de construir acuerdos con la oposición para la aprobación de sus proyectos emblemáticos”, sentenció.

Seguir leyendo