Completan la Sinfonía “Inconclusa” de Schubert a través de algoritmo

La empresa china Huawei presentó en la sala Cadogan Hall de Londres una versión terminada de la obra del compositor austriaco, creada con ayuda de uno de sus celulares.


La Octava sinfonía de Franz Schubert ha estado rodeada de misterio y especulación. Compuesta por solo dos movimientos, se la ha conocido como la “Sinfonía Inconclusa” desde hace dos siglos. Muerto a los 31 años en 1828, el músico no terminó su composición, pero tampoco se conoce si era su intención darle un final. Así, se ha convertido en un verdadero enigma para los amantes de la música clásica.

Entre los fanáticos que han indagado en la Sinfonía D. 759 de Schubert, se manejan 3 teorías. Ya que el compositor vivió 6 más tras crear la sinfonía, no parece ser que esté incompleta por falta de tiempo. Por esto, algunos creen que el austriaco pensó que 2 movimientos eran suficientes para la obra. Otros creen que no le interesó terminarla. Y están quienes piensan que Schubert sí concluyó su sinfonía, pero que el resto de la composición está extraviada. Sin embargo, ninguna de esas teorías ha logrado comprobarse, aumentando aún más el misterio alrededor de la obra.

¿Cómo habría terminado la sinfonía? ¿Cómo sonarían los últimos movimientos? Basados en esas preguntas, los responsables de la empresa china Huawei utilizaron uno de sus celulares para generar nuevas líneas melódicas que concluyen la sinfonía de Schubert. Para lograrlo, el software del teléfono Huawei Mate 20 Pro analizó las características principales de la obra compuesta en 1822, como su tono y timbre. Posteriormente, la firma china solicitó la colaboración del productor y compositor estadounidense Lucas Cantor para darle los arreglos finales y lograr un final lo más fiel posible a la obra de Franz Schubert.

El compositor declaró que su intención principal era llenar los vacíos que dejara la inteligencia artificial para hacer posible que la nueva obra fuera interpretada por una orquesta sinfónica. “El resultado de esta colaboración con inteligencia artificial demuestra que la tecnología ofrece posibilidades increíbles y que puede tener un impacto significativo y positivo en la cultura moderna”, agregó Cantor.

Esta no es la primera vez que se intenta completar la que es considerada una de las obras maestras de Franz Schubert. En el año 1977, el musicólogo británico Brian Newbould realizó una versión de cuatro movimientos de la sinfonía utilizando borradores que supuestamente Schubert desarrolló para esta obra

Seguir leyendo