Amaya Alvez, titular de la Comisión de Reglamento de la CC: “No tengo temores, hasta ahora, a la aplicación de normas por 2/3″

La militante RD, recién electa coordinadora de una de las instancias más relevantes para el proceso de instalación de la Convención Constitucional, hace sus primeras definiciones. Asegura que "la ciudadanía en las urnas resolvió algo que pudo haber sido un conflicto muy grave. Si la derecha hubiese tenido más de un tercio y hubiese bloqueado la adopción de nuevas normas habría sido quizá muy problemático y complejo, pero no es así". Además, desestima las críticas de sectores de la Vocería de los Pueblos y el Partido Comunista que cuestionaron su asunción.


Es una jornada intensa de la Convención Constitucional y han pasado horas luego de que fuera electa como coordinadora de la Comisión de Reglamento. La constituyente Amaya Alvez (RD) hace una pausa para conversar con La Tercera y detalla cuál será su rol en -como ella misma la define- una de las instancias más relevantes del órgano constituyente.

La abogada y académica de la Universidad de Concepción se define respecto del quórum de 2/3 y las formas de participación que debe consagrar en la propuesta de reglamento que tendrán que liberar en los próximos 30 días. Esta, además, deberá contemplar las bases estructurales del funcionamiento de la Convención Constitucional, la creación de comisiones temáticas y la organización del proceso de deliberación y mecanismos de participación popular.

Su elección como coordinadora de esta comisión fue polémica, pues -tras recibir el apoyo de Chile Vamos, Independientes No Neutrales, la Lista del Apruebo y el Frente Amplio- hubo un áspero debate respecto del criterio de paridad por parte de las feministas de la Vocería de los Pueblos y el Partido Comunista. La razón fue que junto con Alvez fue electo el convencional de la Lista del Pueblo Daniel Bravo, dejando fuera la posibilidad de que la instancia tuviera a dos mujeres a cargo

¿Qué le parecieron las críticas al Frente Amplio, provenientes de la Lista del Pueblo y el PC, de que toman la bandera del feminismo solamente cuando es a su propia conveniencia? Ellas afirman que la paridad no es un techo, sino que un piso.

No la comparto y no creo que sea una crítica justa. No corresponde al trabajo que hemos hecho no solo yo, sino que numerosas constituyentes feministas, como Constanza Schonhaut o Giovanna Roa. No la comparto y creo que la crítica puede ser usada exactamente en los mismos términos respecto de quienes la formulan: ¿Qué opino de que la crítica nazca solo en aquellas comisiones en que no se obtienen los resultados electorales deseados? Porque las otras dos comisiones son paritarias: hay un hombre y una mujer en la coordinación y hay integración de la Lista del Pueblo y el PC, y ahí no hubo críticas.

¿Cómo asume el rol de ser una de las coordinadoras de quizás una de las comisiones más relevantes de esta etapa de instalación?

Esta es, sin duda, una de las de comisiones más importantes o más necesarias, porque lo que va a crear el reglamento de funcionamiento de la Convención Constitucional: el que va a establecer el funcionamiento orgánico, el número de comisiones permanentes, de cómo se va a trabajar, si habrá sedes regionales, cómo se va a votar, cuál va a ser el procedimiento de creación de la norma constitucional. Es un organismo central y lo asumo como una gran responsabilidad y, sinceramente, espero liderar una conversación. Solo tendré la función de coordinar el trabajo, porque la labor de fondo la van a proveer los propios convencionales y también la sociedad en su conjunto, porque esta comisión va a tener audiencias públicas con centros de pensamiento y muchos otros que han estado trabajando hace muchos meses en estas propuestas de reglamento.

Sobre participación, ¿qué mirada tiene? Se ha hablado de una participación vinculante, pero también hay sectores que han advertido que eso puede terminar entrampando o demorando el objetivo final.

Hay que separar dos ámbitos de participación: una es la de los ciudadanos chilenos. Hay que trabajar lo más posible con mecanismos incidentes, ya que el mecanismo vinculante establecido por ley es el plebiscito de salida. Si se quisiera incorporar otro mecanismo vinculante habría que crear una ley de reforma a la Constitución en el Congreso, pero sí tenemos que trabajar en mecanismos lo más incidentes posibles.

¿Como cuáles?

Por ejemplo, espero que haya iniciativa popular de norma constitucional, además de cabildos territoriales, temáticos, y una serie de otros mecanismos de participación. Espero que la participación, no solo ciudadana, sino también popular, sea un elemento central de la nueva Constitución. El otro lado, el segundo, es la participación de los pueblos originarios y eso se rige por el derecho internacional de los derechos humanos y hay una serie de normas que están vigentes y que han sido ratificadas y que deben seguirse, yo diría, en el estándar de los derechos humanos más altos posible.

¿Cómo ve el debate en torno a la necesidad de que el reglamento sea inclusivo y resguarde el derecho de las minorías a incidir en los debates?

Es muy importante. Los escaños reservados indígenas es una vía. Las otras opciones que vamos a tener que establecer, por ejemplo, alguna prelación en materia de audiencias públicas, pero creo que los principios de plurinacionalidad, paridad y el principio de grupos tradicionalmente excluidos es una de las bases que ha operado transversalmente en el ejercicio de la convención. Entonces, no creo que ninguna de esas necesidades estén ajenas a la preocupación actual de cómo funciona la convención.

La semana pasada se aprobó una norma que da espacio para el debate sobre el quórum. Se rechazó una disposición que hablaba de la aprobación en el pleno de un quórum de 2/3 para las normas. ¿Está de acuerdo en mantener esa regla o es de las que piensan que es debatible?

Soy abogada y jurídicamente hablando solo puedo hablar de lo que soy. Si hubiese una ley de reforma a la Constitución que rebajara el quórum, eso sería perfectamente legítimo, pero es un debate que hay que dar en el Congreso. Por lo tanto, mientras no exista ese debate y no esté dictada una ley de reforma que rebaje el quórum a otro, tengo que decir que desde mi posición de abogada, el quórum para aprobar las normas constitucionales en esta Convención Constitucional es de 2/3 de las partes de los convencionales en ejercicio. Dicho esto, todo el resto se aprueba por mayoría absoluta, o sea, las normas de participación, de ética, probidad y transparencia, el funcionamiento, las comisiones. Todo el resto se aprueba por un quórum de más bajo nivel.

¿Cree que de acuerdo a la composición en que quedó al final la convención tiene relevancia ese punto? Fernando Atria ha dicho que el quórum no sería demasiado relevante, dado que ningún sector logró el tercio.

Creo que Fernando tiene mucha razón en eso y que la ciudadanía en las urnas resolvió algo que pudo haber sido un conflicto muy grave. Si la derecha hubiese tenido más de un tercio y hubiese bloqueado la adopción de nuevas normas habría sido quizá muy problemático y complejo, pero no es así. Lo hemos visto: en todas las votaciones ha habido acuerdo para crear las comisiones, las temáticas, las búsquedas, al nombrar los cargos. No tengo temores, hasta ahora, a la aplicación de las normas por 2/3 de las partes en la cuestión de normas constitucionales.

¿Tiene el Frente Amplio un rol de bisagra en la convención?

La verdad no lo veo tan así. Veo al grupo del FA, que somos 16 convencionales, FA más independientes, como un grupo humano amable, afectuoso, colaborativo, que está muy disponible para trabajar con muchas otras personas de distintas organizaciones, de Independientes No Neutrales, de otros grupos sociales o de la misma Lista del Pueblo. Tenemos una organización que se llama Constituyentes Feministas, que es transversal, entonces, no lo veo como estanco, ni tampoco como bancadas. Eso es súper importante, porque la gente lo tiende a homologar como el Congreso y no es así. Ojalá después, cuando comiencen los debates temáticos se produzca más unión. Estoy segura de que en temas clave, como agua, incorporación de pueblos originarios o modelo de desarrollo vamos a tener grandes acuerdos, espero que sea así. No sé muy bien qué quieren decir cuando los medios dicen que el FA es la bisagra, realmente no lo comprendo, habría que preguntarle a quien inventó la expresión.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La Tercera Noche