De la pena de la partida nace un nuevo desafío

A los pilotos, el Dakar 2020 en Arabia los anima, pero lamentan que la carrera no vuelva a Chile. Culpan al gobierno y desde el Mindep defienden su política.


Era un secreto a voces hace semanas, pero ayer ASO declaró oficialmente que el Dakar 2020 se disputará en Arabia Saudí. La etapa sudamericana, que comenzó en 2009, es pasado. Entre los pilotos nacionales de punta, la noticia se tomó en general con pesar, pero rápidamente dieron vuelta la página y señalan el lado positivo de la noticia.

Francisco Chaleco López, tres veces podio de la carrera y hoy corredor de UTV, manifiesta que “creo que el Dakar cumplió un ciclo en Sudamérica, venía haciéndose un Dakar con menos países, menos fuera de pista, menos desierto, lejos de su esencia”.

“Pensando rápidamente en lo que se viene será diferente, una geografía distinta, pero es más cercana a la esencia del Dakar, más parecido a África, con partes inhóspitas, por ese lado va a tener más dificultad, más de esa aventura que la hace mágica”, agrega López desde Canadá, donde está negociando con Can-Am su participación en la próxima edición.

Por su parte, Ignacio Casale, dos veces campeón de la prueba en quads, hoy en los UTV, valora: “Esta es una inyección de energía para intentar ganar un Dakar que creo que tendría un sabor especial, distinto a todas las comodidades que teníamos en Sudamérica”.

Casale cierra comentando que “llevo una década corriendo el Dakar y me di cuenta en los últimos años de que necesitaba reinventarse de manera urgente. Los pilotos estaban descontentos, los gobiernos ya no querían invertir como en los primeros años. Creo que esto le va a hacer muy bien al Dakar, en el Medio Oriente volverá a su mística, habrá nuevas rutas, un país nuevo para todos, porque hay muy pocos pilotos que conocen esa zona. Vamos a ir todos en igualdad de condiciones”.

En tanto, Pablo Quintanilla parte señalando que “siempre tuve la ilusión y el sueño de volver a correrlo en Chile, pero es así y mi foco y mi preparación siguen igual, sea donde sea el Dakar me voy a preparar de la mejor manera, voy a hacer todo lo posible por quedarme con esa victoria”.

El elemento del interés de los Estados lo toca también Quintanilla, dos veces campeón del mundo de cross country. “La noticia es lamentable. Pienso que el gobierno nunca tuvo real interés en que el Dakar volviera a Chile y eso obligó a la organización a buscar nuevos horizontes, lamentablemente en términos deportivos estamos a años luz de ser un país desarrollado”.

Desde el Ministerio del Deporte responden a las críticas. “A nosotros nos interesa que Chile sea casa de grandes eventos deportivos, pero es importante que se haga en alianza público-privada. El país tiene también otras urgencias en áreas como salud o educación”, comenta la ministra Pauline Kantor, quien adelanta que habrá redistribución de los recursos previstos para el Dakar: “Estamos analizando distintos proyectos”, pero siempre “bajo esta modalidad público-privada”.

Seguir leyendo