Simón Guerra arriba al Barcelona: el objetivo del equipo “es meterse a playoffs, por lo menos”

Simón Guerra anticipa el duelo ante Colombia

El seleccionado llega procedente de Alemania a un equipo que busca la resurrección.




El chileno Simón Guerra cambió de equipo en Europa. El seleccionado nacional de vóleibol deja el Netzhoppers alemán y ficha en el Barcelona, para jugar la Superliga.

El equipo catalán no tiene los pergaminos que la rama de fútbol, pero está armando un buen plantel para la temporada 2020-2021, que comenzará una vez terminadas las restricciones por la pandemia. Hace un año, los culés descendieron de categoría, pero lograron inmediatamente el regreso, pese a que la liga B no pudo terminarse, por el Coronavirus, cuando Barcelona era cómodo líder.

Guerra, de 24 años, arriba a su quinto equipo extranjero tras los pasos por Alianza Jesús María y Gigantes del Sur, en Argentina; Castelo da Maia, en Portugal; y el citado team germano.

“La verdad es que no conozco a muchos jugadores, a la base española de jugadores, pero los otros refuerzos que están contratando son muy buenos”, señala el seleccionado.

Sobre el desafío de un equipo que regresa a la primera línea, Guerra comenta que “tuvieron un año malo hace un par de temporadas y descendieron, pero como todo equipo que vuelve del descenso no quiere hacer un papelón y tener otro mal año, así que lo lógico es que quieran armarse con un equipo para estar ‘comodos’ dentro de la tabla, Meterse a playoffs por lo menos”.

La llegada de Guerra a Cataluña se suma al arribo de Esteban Villarreal, la semana pasada, al Unicaja Almería, el equipo más importante de la historia del vóleibol hispano, con 11 títulos nacionales y que en la última temporada fue segundo. Villarreal (22) jugaba en el Río Duero Soria y antes había debutado en Europa en el Pallavolo Lugano, en Suiza.

Además, Rafael Albornoz y Tomás Parraguirre ficharon en Tenerife, para jugar la Segunda División española.

Comenta