Pedro Campos, actor: “Se habla poco de política y corrupción en teleseries”

Pedro Campos interpretará a Francisco Beltrán en Juegos de poder.

De vuelta en Mega tras un año en Londres, interpreta al hijo gay de un candidato presidencial en la próxima nocturna del canal, Juegos de poder.


En octubre, Pedro Campos volvió desde Londres, donde vivió y estudió por un año un master de actuación para cámara. Ya en Chile fue rápidamente reclutado por Mega -donde ya había hecho tres teleseries- para un nuevo proyecto: Juegos de poder, la próxima nocturna de la señal. Pero el actor ya no era el mismo de Amanda y Tranquilo papá, y así lo evidencia su cabello platinado. Un nuevo look para una nueva etapa.

“Este pelo le ayuda mucho al personaje y así lo entendió también el director. Es rico cambiar y verse distinto”, comenta Campos, hoy en la piel de Francisco, uno de los hijos del candidato presidencial Mariano Beltrán (Álvaro Rudolphy), quien mueve todos sus hilos para que no salga a la luz el fatal accidente que provoca otro de sus hijos. “Viene llegando de Harvard y le cuenta a su familia que se va a casar. Es un chico bastante idealista y rebelde, del lado más conservador de su familia, pero es homosexual, lo que lo hace tener esa dualidad muy contradictoria”, explica sobre su rol en la trama, que guarda más de una similitud con casos recientes de la política y los grupos de poder en Chile.

¿Cómo fue alejarse de la televisión tras el éxito de Amanda?

Amanda fue muy impactante para mí, porque uno se hace más conocido con ese nivel de éxito. Fue algo súper bonito pero chocante también. Cuando me fui en el canal me dijeron que si quería volver las puertas estarían abiertas. Eso fue muy tranquilizador.

¿Y qué le atrajo de esta teleserie?

Cuando me contaron la premisa la encontré notable, muy atractiva. Se ha hablado muy poco de política y de corrupción en la ficción nacional, en las teleseries sobre todo. Y al personaje lo vi como una gran oportunidad de construir algo distinto a lo que he hecho. Tiene un contenido y una profundidad muy grandes y en Chile tampoco es un tema que esté resuelto en su totalidad. Al día de hoy a los homosexuales los matan, por lo que también tiene una gran carga.

En ese sentido, ¿cómo se construyó el personaje de Francisco?

Partimos en la premisa con el director que ser homosexual no es tema. Su sexualidad, claramente, es algo que lo condiciona y es algo muy importante a la hora de construir el personaje. Pero acá el conflicto no está en su condición, porque ese tema lo tiene muy resuelto, por eso tiene una pareja y se va a casar. Él ve una oportunidad en la campaña de su padre de poder hablar de todo esto y luchar por los derechos de los homosexuales.

¿Cuán importante cree que es que las teleseries locales se hagan cargo de estos temas?

Creo que es una responsabilidad, y para nuestra pega es una bandera muy bonita de llevar. Es lindo ser parte de proyectos que hagan reflexionar a la gente. Por ejemplo, la corrupción política es un tema que se ve a diario tanto en este país como en el mundo, por lo tanto hay un universo enorme de casos que se pueden usar como referentes, uno de ellos el caso Larraín, como también muchos otros. El abuso de poder sigue estando muy latente en este país y es algo de lo que la teleserie quiere hablar, por lo que el cruce entre realidad y ficción existe.

#Tags


Seguir leyendo