Carlos Trucco: “Reinaldo Rueda me dijo que Lasarte daría resultado en la selección de Chile”

Carlos Tucco, durante su época como entrenador del Pachuca, en 2003. FOTO: AFP.

Carlos Tucco, durante su época como entrenador del Pachuca, en 2003. FOTO: AFP.

El ex meta de Bolivia analizó el duelo en Santiago: “En la Roja todos tienen línea de pase y generan peligro”. Además, reveló que el DT colombiano “ve con buenos ojos a su reemplazo”.




Carlos Leonel Trucco, el legendario meta argentino que jugó tres Eliminatorias en el arco de Bolivia, verá con especial atención el duelo del martes contra Chile. “Mi yerno es chileno, Claudio Aguilera Arenas, técnico de la Sub 20 de Pachuca y en estos días me hará abuelo otra vez”, dice con orgullo el director de desarrollo y capacitación de club mexicano. Desde México, atiende el llamado de La Tercera para hablar del próximo duelo eliminatorio y entrega las claves tácticas del partido. “César Farías le ha dado tranquilidad al equipo”, dice el cordobés, quien confiesa que su amigo Reinaldo Rueda confía en el trabajo que hará Martín Lasarte en la Roja.

¿Cómo ve el partido del martes en Santiago?

Complicado para Bolivia. A Chile le da un soporte el juego contra Argentina. Claudio Bravo estuvo espectacular. Además del entendimiento que tuvo Eugenio Mena con Jean Meneses, que no dejaron progresar al rival. Sí, tuvieron algunos problemas en la salida con Mauricio Isla y Gary Medel. Si te presionan con Rodrigo Ramallo, Juan Arce o Enrique Flores; no es lo mismo que Lautaro Martínez, Leandro Paredes o Nicolás Tagliafico. Con todo el respeto que me merece Bolivia.

¿Cómo cree usted que el seleccionado de su país afrontará ese duelo eliminatorio?

Yo creo que Bolivia debería tirarse un poco más atrás... Bejarano no ingresaría tanto, quien se proyectó bastante contra Venezuela, por arriba de Henry Vaca y dejaba un hueco terrible en el que Erwin Saavedra quedaba lejos del contención Leonel Justiniano. Ahí yo creo que el mediocampo de Chile Pablo Galdames , Erick Pulgar y Charles Aránguiz pueden sostener más el medio. El partido lo veo bien para Bolivia en la medida que no se agrupen tanto, ya que juntan demasiado las líneas y Marcelo Moreno Martins tiene que bajar mucho. El tema es que las líneas de pase de Chile progresan con buenos apoyos y pases cortito en profundidad. A eso sí le tengo medio. Rompen mucho, llega Aránguiz, llega Isla, Mena progresa, Meneses se mete por interior... Todos tienen línea de pase y eso genera peligro. Saben hacer las tareas defensivas y crean una identidad. Todos participan en todo.

¿Le gusta este proceso con César Farías en la banca?

César Farías le dio tranquilidad a Bolivia, que no se presione por el resultado, sino por el fútbol. En Bolivia quieren comparar con nuestro equipo del ’94, con Milton Melgar, con el Diablo Etcheverry, con Julio César Baldivieso... Eso no se puede hacer. Pueden cambiar los nombres, pero no la identidad del juego. Cuando eso se entiende, la dinámica del partido tiene otros componentes. Hay que dejar trabajar, respetar los procesos. Todos hemos sido jugadores y técnicos. Hay que dejar al lado los gustos y ser partícipes de la alegría de este equipo. Esta Bolivia ha sabido convivir con la presión y ha encontrado partidos para generar esa tranquilidad. El tema es que los pases que han dado los chicos, jugando como visita, muchas veces son pases de compromiso, no de continuidad de juego. Si Bolivia logra una continuidad en la que Moreno no tenga que correr tanto y aparezcan los volantes de atrás ... Lo verían a Medel y a Bravo cara a cara.

Pero Bolivia ya le dio pelea a Chile en un amistoso reciente, pese a perder 2-1...

Este equipo está consiguiendo los puntos que antes se quedaban en el proceso del juego y no en el resultado. Bolivia parece que ya no es la Cenicienta de Sudamérica.

¿Qué le pareció la llegada de Martín Lasarte por Reinaldo Rueda, en la selección chilena?

No tengo tantos antecedentes. El otro día estuve hablando con el ‘profe’ Rueda, que tenemos contacto muy seguido con él acá en Pachuca. Ahí me habló un poco de las dificultades que tuvo en Chile y Rueda me dijo que Lasarte daría resultado en Chile. En la privacidad, Rueda lo ve con buenos ojos a su reemplazo en la banca.

Imagino que Rueda se fue un poco frustrado...

En realidad, no hablamos de la tristeza, sino del paso adelante que dio el ‘profe’. Nosotros lo hemos traído varias veces a los congresos de Pachuca. En el día a día, tengo una llegada muy linda con Rueda. Él siempre muy respetuoso de todo, habla siempre adelante. Le pregunté algunas cosas, pero me dijo que ‘hay cosas que no le puedo contestar’. Y es verdad es que hay que dejarlas ahí. Si no encuentras el espacio en lo que haces, tienes que marcharte, estar bien. Rueda es un tipazo.

¿Qué le parece el momento de Claudio Bravo?

Me gusta mucho el meta chileno. Es uno de esos arqueros que están a buen nivel y tienen solide, a pesar de la edad. Yo ni lo digo, porque jugué hasta los 42 años. Acá tuvimos a Oscar El Conejo Pérez que estuvo hasta los 45 años. Muchas veces necesitas un referente, un líder que vaya formando a los otros. Claudio lo hace muy bien, pero a veces se da que por ahí tapas a otros arqueros que vienen de abajo. Tienes pros y contras, pero Bravo da más ventajas que desventajas. Tiene para un montón de un tiempo.

¿Qué opinión tiene de Víctor Dávila, que estuvo con ustedes en Pachuca?

Hubo un tiempo en que anduvo muy bien. Se fue a León, que tiene un juego colectivo más elaborado que el fútbol directo que tenemos nosotros. Allá, cuando parte de la izquierda hacia adentro hace un daño terrible. Tiene orden y transmite buenas cosas. Sabe aguantar el momento de buscar al compañero, lo encuentra en corto. Encuentra muy fácil ese juego asociativo que gusta a Chile.

¿Y Puch, quien parece no rindió tanto en Pachuca?

Hay una cosa con Puch. Cuando tú traes a un jugador a un equipo, lo traes por su historia. Eso pasó con el chileno, por eso lo contrataron. Pero si tú no haces un estudio acerca de dónde jugaba el futbolistas, en qué posición, con quien y cómo se asociaba o la ventaja del juego que tenía; a veces no andan. El chico no fracasó, sino que no podía jugar de la forma que requería el club que lo trajo. Tenía tareas distintas.

¿Qué le parece el rendimiento general de los chilenos que van al fútbol mexicano?

Hacen la diferencia. En general, tienen mucho carácter, personalidad, un buen juego, tienen buen pie y se saben adaptar. Manejan muy bien el hecho de jugar en la altura, por ejemplo, que no todos lo pueden hacer. Como son rápidos, y como el juego que sostienen lo hacen bien, siempre van a seguir llegando. Nosotros lo vemos con la gente de Everton, nosotros siempre vemos con buenos ojos traer jugadores de allá.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.