Alimentos para Chile en recta final: 5,6 millones de cajas por US$254 millones y 10 empresas concentran el 50% de las compras

Foto: Juan Farías

Según una revisión realizada por La Tercera PM al portal Mercado Público, entre el 20 de mayo y el 9 de agosto, el gobierno efectuó 420 órdenes de compra, sumando un desembolso total de $198.046 millones (US$254 millones). El 52% de las cajas compradas por el Estado quedó en manos de 10 proveedores, pagando un precio promedio de $34.971 y siendo principalmente mayoristas con amplia experiencia en la venta de alimentos no perecibles y productos de limpieza.




En su parte final se encuentra la segunda etapa del programa Alimentos Para Chile que encabeza el Ministerio del Interior y que beneficia a hogares vulnerables y de clase media afectados por la pandemia del Covid-19.

A pocos días de cumplirse un mes del anuncio a la fase II del plan, el programa acumula en total 5.663.130 cajas de alimentos adquiridas por las 16 intendencias a nivel nacional. La cifra excede la cantidad estimada originalmente, que consideraba la compra de 2,5 millones de cajas en su primera etapa y, posteriormente, tres millones más debido a la extensión de las cuarentenas.

Según una revisión realizada por La Tercera PM al portal Mercado Público, entre el 20 de mayo y el 9 de agosto, el gobierno bajo el programa efectuó 420 órdenes de compra, sumando un desembolso total de $198.046 millones (US$254 millones). El 52% de las cajas compradas por el Estado quedó en manos de 10 proveedores, pagando un precio promedio de $34.971 y siendo principalmente mayoristas con amplia experiencia en la venta de alimentos no perecibles y productos de limpieza.

Según los antecedentes recopilados en las órdenes de compra, la Región Metropolitana concentra el 60% de las cajas adquiridas entre el 20 de mayo y el 9 de agosto, considerando las dos fases del programa del gobierno. La intendencia de RM adquirió en dicho periodo 3.390.000 cajas a un costo total de $117.213.080.801, lo que implicó un valor promedio de $34.576 por unidad.

El intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, explicó que el martes de la semana pasada concluyeron la entrega de 1,5 millones de cajas. A diferencia de la primera etapa, cuenta que se efectuaron las compras de manera más rápida y los propios municipios contrataron servicios para distribuir de manera más eficiente. “En Puente Alto hubo un día en que se repartieron 14 mil cajas. Eso nunca antes había pasado”, explicó la autoridad.

Otras de las regiones que también han terminado la distribución son Atacama, Antofagasta y O’Higgins. Mientras que Valparaíso, Coquimbo, Arica, Maule y La Araucanía actualmente están en la etapa final. El objetivo es que en las próximas dos semanas concluyan las entregas.

Principales proveedores

En primer lugar, como el mayor proveedor de cajas durante la pandemia figura Comercial Sudamericana SpA con 579.197 unidades a un valor total de $20.112 millones. La compañía -especialista en la venta de abarrotes a ferias de la periferia de la Santiago- pertenece a un ex ejecutivo de Unimarc -filial de SMU- Harald Rosenqvist. Le sigue Comercial San Antonio de propiedad de Renato Traverso, con 340.000 cajas ($11.725 millones); E-Food SpA -firma que forma parte del holding EGroup ligado a entretenimiento masivo en Chile y en el Pacífico Sur- con 316.000 ($10.902 millones); Servicios Integrados Sidapt Limitada, con 275.443 cajas ($9.539 millones), y Comercial Punto Rabié -controlada por la aseguradora Continental- con 257.771 cajas ($8.893 millones).

“Entregamos en Santiago y Valparaíso. Estuvimos a full durante varios días con 110 personas por turno durante las 24 horas y con tres líneas de producción. También tuvimos 280 camiones con ramplas para las entregas. Hoy seguimos trabajando para privados y entregamos cajas para fundaciones y municipalidades”, aseguró Rosenqvist.

“Nadie tenía conocimiento de la investigación contra Llacolén”

En la primera fase del programa Alimentos para Chile, Distribuidora y Comercializadora Llacolén S.A. -de propiedad del argentino Alberto Scuncio- se erigió como la mayor proveedora del Estado con 250 mil cajas por un monto total de $8.750 millones a la Intendencia Metropolitana. Sin embargo, posteriormente fue superada por las empresas mencionadas. Finalmente, la firma del empresario que enfrenta un conflicto judicial con la banca por sus negocios con Venezuela quedó en el sexto puesto entre los mayores proveedores. Scuncio sería el objeto, además, de una investigación de la Fiscalía por esto mismo.

Según el intendente de la RM, Felipe Guevara, Llacolén “cumplió en tiempo y forma” y “al menos en la intendencia nadie tenía conocimiento de que existiera una investigación en ese sentido. Así es que no hay nada que se le haya adjudicado a una empresa que produce cajas de alimentos, que tiene experiencia, que está acreditada en el Portal de Chile Compras y que cumplió el contrato sin ningún problema”, acotó.

“Ahora, si esa empresa tiene a raíz de otros hechos investigaciones o delitos por supuesto que corresponden todas las sanciones del caso, pero respecto de la relación con nosotros, no tuvieron ningún inconveniente”, remató.

Según trascendió, el caso de Scuncio habría implicado que los equipos a cargo de la coordinación de la compra de las cajas fueran más acuciosos en la revisión de los antecedentes de los proveedores. Para ello desde Santiago se realizó un estudio de los datos de las empresas que en la primera etapa se dejó a nivel regional. El acuerdo entre la Intendencia Metropolitana y Llacolén fue la mayor compra efectuada por el fisco a un proveedor bajo la pandemia. A fin de cumplir con el contrato, Llacolén adquirió los productos de las cajas a la empresa CV-Trading -de propiedad de la familia Bruzzone- que posee 30 años de experiencia en el mercado como importador y abastecedor de alimentos.

En conversación con La Tercera PM, su director comercial, Enrique Bruzzone aseguró que “a Llacolén le hicimos unas cajas que nos pidió hace un mes atrás para la intendencia, pero también la empresa ICB (Alimentos de la familia Signorio) le ha hecho cajas. Nosotros vendemos alimentos a nivel nacional y no discriminamos por cliente. Nunca hemos exportado ningún producto a Venezuela y lo que hagan nuestros clientes con los productos que vendemos no es nuestra responsabilidad”.

Kits para la tercera edad y las cajas más caras

En los extremos de Chile se registraron las cajas más caras. En efecto, la intendencia de la región de Aysén adquirió en total 20.283 unidades a un valor promedio de $65.511, lo que implicó un gasto total de $1.328.768.427. Le siguió la región de Tarapacá que acumuló un total de 23.113 canastas compradas con un desembolso de $1.190.877.163, a un valor promedio de $51.524 la unidad.

La intendencia de Magallanes, en tanto, adquirió 39.815 cajas y cada una tuvo un valor promedio de $38.186 con un gasto total de $1.520.381.1601, siendo el principal proveedor Corcoran S.A , el cual comprometió cuatro entregas que se extienden hasta el mes de septiembre.

Mientras, la municipalidad de Providencia abrió la semana pasada una licitación para adquirir 230 cajas de mercadería para adultos mayores de la comuna que se encuentren en situación de vulnerabilidad social. Entre los productos que exige la licitación están café instantáneo descafeinado; galletas de agua light; mermelada light; endulzante liquido de stevia; azúcar light y leche descremada, entre otros.

El proceso considera dos fechas de entregas. La primera está fijada para el 15 de septiembre y considera 115 cajas. Mientras, la segunda se efectuará el 2 de noviembre y contempla el 50% de las cajas restantes en el Departamento de Desarrollo Social del municipio.

En tanto, la comuna de Las Condes el pasado jueves abrió también una licitación de similares características. La municipalidad busca la adquisición de 300 kits de limpieza para ser otorgados a adultos mayores que se encuentran en situación de necesidad manifiesta en la comuna.

Entre los productos que contendrá cada kit figura un termómetro de temperatura digital, botellas de cloro, jabón líquido y toallitas desinfectantes con cloro.

Comenta