“El pueblo chino se ha levantado”: las claves del discurso de Xi Jinping por el centenario del Partido Comunista

Xi Jinping pronuncia su discurso en la ceremonia que marca el centenario del gobernante Partido Comunista de China, en Beijing. Foto: AP

La alocución de más de una hora del Presidente chino en la Puerta de Tiananmen estuvo marcada por un fuerte patriotismo y advertencias apenas veladas a países hostiles. "¡El tiempo en el que el pueblo chino podía ser pisoteado, en el que sufría y era oprimido ha terminado para siempre!", aseguró.


Vestido con un traje gris abotonado del estilo de los de Mao Zedong, el Presidente de China, Xi Jinping, pronunció un enérgico discurso en la conmemoración del centenario del Partido Comunista (PCCh) el jueves en Beijing, enviando repetidamente advertencias apenas veladas a países hostiles, mientras elogió los logros de la colectividad en los últimos 100 años.

“¡El tiempo en el que el pueblo chino podía ser pisoteado, en el que sufría y era oprimido, ha terminado para siempre!”, dijo Xi dirigiéndose a una audiencia de 70.000 personas en la Puerta de Tiananmen, desde donde Mao proclamó la República Popular en 1949.

“El pueblo chino se ha levantado” y su ascenso, después de más de un siglo de subdesarrollo e invasiones, es “irreversible”, reiteró el líder chino, cuyo discurso de más de una hora estuvo marcado por un fuerte patriotismo y reflexiones indirectas hacia Occidente. A continuación, algunos de los puntos clave del evento con que China conmemoró el centenario del PCCh.

Presencias y ausencias en la ceremonia

Para resaltar la unidad y la continuidad del liderazgo del PCCh, muchos exlíderes del partido aparecieron en la tribuna, incluido el predecesor de Xi, Hu Jintao, y el exprimer ministro Wen Jiabao. A los 104 años, el exmiembro del Comité Permanente del Politburó, Song Ping, fue el de mayor edad en asistir, destacó el diario hongkonés South China Morning Post

Sin embargo, la ausencia del exsecretario general del partido, Jiang Zemin, de 94 años, y del exprimer ministro Zhu Rongji, de 92, generó especulaciones sobre su salud. El jefe de seguridad de Jiang, Luo Gan, de 85 años, tampoco apareció en la ceremonia.

Deng Yuwen, exeditor del periódico Study Times del partido, dijo: “Song Ping es tan viejo y apareció, (pero) que Jiang y Zhu no se presentaran probablemente tenga más que ver con la salud que con una expresión de descontento político”.

Xi Jinping, en el centro, saluda sobre un gran retrato del difunto líder Mao Zedong durante la ceremonia para conmemorar el centenario de la fundación del Partido Comunista, en Beijing. Foto: AP

“El éxito de China depende del partido”

Otro tema para Xi, según consigna el South China Morning Post, fue el papel del PCCh en el desarrollo de China y su ascenso en el escenario internacional. Con frecuencia unió el partido al “pueblo chino”, refiriéndose a sus luchas conjuntas y la necesidad de que la colectividad continúe.

“El éxito de China depende del partido”, dijo Xi, quien advirtió: “Ningún intento dirigido a separar el PCCh del pueblo chino o a contraponerlos va a salir airoso de ninguna manera. No lo permitirán los más de 95 millones de comunistas chinos. Ni tampoco los más de 1.400 millones de integrantes del pueblo chino”.

“En lucha heroica y tenaz, el PCCh y el pueblo chino declaran con solemnidad al mundo que la nación china acoge el advenimiento de un gran salto -de la puesta en pie a una modesta prosperidad y a una naciente fortaleza- y que la materialización de la gran revitalización de la nación china ha entrado en un proceso histórico irreversible”, reiteró Xi.

Según Deng Yuwen, el mensaje también fue una advertencia para los políticos estadounidenses que describieron el giro agresivo en la política de Washington hacia Beijing como dirigido al Partido Comunista, no al pueblo chino. “El objetivo de Xi era colapsar tres cuerpos, el partido, el país y el pueblo chino, en un solo todo”, dijo Deng.

Erradicación de la pobreza

El objetivo explícito del PCCh de erradicar la pobreza absoluta antes de 2021 se logró para permitir que Xi celebrara la conversión de China en una “sociedad moderadamente próspera” en el centenario.

“Declaro aquí solemnemente que, a través de la ininterrumpida lucha de todo el partido y el pueblo de todas las etnias del país, hemos cumplido el objetivo de lucha fijado para el primer centenario, culminando la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada en el extenso territorio chino, con la cuestión de la pobreza absoluta ya históricamente resuelta, y que estamos avanzando con desbordante vigor hacia el objetivo de lucha fijado para el segundo: culminar la construcción integral de un poderoso país socialista moderno”, dijo Xi en su discurso. “Esta es una gran gloria de la nación china, del pueblo chino y del PCCh”, declaró.

Xi frecuentemente contrastó la situación política y económica de China hace 100 años con la actual, y pidió a la gente que use el siglo pasado como una herramienta para estudiar cómo China debe navegar por las complejas aguas internacionales que se avecinan.

Una mujer en un scooter eléctrico filma una pantalla afuera de un centro comercial que muestra a Xi Jinping hablando en la Plaza de Tiananmen, en Beijing. Foto: AP

“Aprendiendo de la historia, podemos entender por qué los poderes suben y bajan. A través del espejo de la historia, podemos encontrar dónde estamos actualmente y tener una visión del futuro. Mirando hacia atrás en los 100 años de historia del partido, podemos ver por qué tuvimos éxito en el pasado y cómo podemos seguir teniendo éxito en el futuro. Esto garantizará que actuemos con mayor determinación y propósito para mantenernos fieles a nuestra misión fundadora y perseguir un futuro mejor en el nuevo viaje que tenemos por delante”, expresó el líder chino.

Hong Kong y Macao: “Un país, dos sistemas”

En su discurso, Xi enfatizó el tema de ejercer una “jurisdicción integral” sobre Hong Kong y Macao. “Hemos de poner en práctica el poder administrativo general de la dirección central sobre las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao; implementar los sistemas jurídicos y los mecanismos ejecutivos de ellas relativos a la salvaguardia de la seguridad nacional; salvaguardar la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo del país; defender la estabilidad de la situación general de la sociedad de dichas regiones, y mantener su prosperidad y su estabilidad duraderas”, señaló.

El líder chino también dijo que los principios de “un país, dos sistemas” -la fórmula para gobernar las administraciones especiales-, “administración de Hong Kong por los hongkoneses” y “administración de Macao por los macaenses” deben continuar aplicándose de “manera integral y precisa”.

El mensaje de Xi llega justo cuando se cumple un año desde que el PCCh impuso la polémica ley de Seguridad Nacional en Hong Kong, que castiga con hasta cadena perpetua los delitos de secesión, subversión o connivencia con fuerzas extranjeras. Desde entonces, según el diario La Vanguardia, unas 120 personas, muchas de ellas figuras destacadas del bando prodemocrático, han sido arrestadas por supuestamente violar alguno de sus artículos, y más de la mitad están pendientes de juicio. La ley ha servido, asimismo, para forzar el cierre del principal periódico de la oposición, el Apple Daily, introducir cambios en el sistema educativo o judicial y disuadir a la población de manifestarse en las calles.

La cuestión de Taiwán

A lo largo de su discurso, Xi enfatizó la importancia del “rejuvenecimiento nacional”, un objetivo que dijo que incluía la “reunificación pacífica” de Taiwán con el continente bajo el principio de una sola China y el Consenso de 1992, una formulación política que está de acuerdo en que hay una China, pero permite ambigüedad sobre su significado.

Una pantalla gigante muestra a Xi Jinping cantando el himno nacional en el evento que marca el centenario de la fundación del Partido Comunista de China, en Beijing. Foto: Reuters

“La resolución de la cuestión de Taiwán y la materialización de la reunificación completa de la patria constituyen una tarea histórica inalterable del PCCh y un anhelo compartido por todos los hijos de la nación china. Hay que persistir en el principio de una sola China y en el Consenso de 1992, e impulsar el proceso de reunificación pacífica de la patria. Todos los hijos de la nación china, incluidos los compatriotas de ambas orillas, hemos de desbaratar resueltamente toda intriga por la ‘independencia de Taiwán’, superando las dificultades con nuestro esfuerzo mancomunado y avanzando unidos con el fin de abrirle juntos un bello futuro a la revitalización de nuestra nación”, dijo el líder chino. “Nadie puede subestimar la firme determinación, voluntad decidida y poderosa capacidad del pueblo chino de salvaguardar la soberanía y la integridad territorial del país”, agregó.

Advertencia a fuerzas extranjeras

Según el South China Morning Post, Xi ofreció una rama de olivo y una fuerte advertencia a otros países a medida que crece la confrontación de China con Occidente.

“El pueblo chino es uno que venera la justicia y que no teme la fuerza bruta, y la nación china es una poseedora de un fuerte orgullo y autoconfianza nacionales. El pueblo chino nunca ha atropellado, oprimido o esclavizado a los pueblos de los demás países del mundo; eso no lo hicimos antes ni lo hacemos ahora ni lo haremos en el futuro”, afirmó Xi.

Pero también advirtió a las fuerzas extranjeras. “Al mismo tiempo, no permitimos en absoluto que ninguna fuerza exterior nos atropelle, oprima o esclavice; si alguien lo intenta, estampará su cabeza ensangrentada contra la férrea gran muralla de carne y hueso de los más de 1.400 millones de chinos”.

Llamado a organización del partido

Xi pidió una organización más estricta del partido e instó a la juventud china a hacer su parte en su construcción. Dijo que el sistema debe centrarse en conformar un equipo de alta calidad con integridad política y que sea “limpio y honesto”, un guiño a su agresiva campaña anticorrupción.

“Hemos de seguir desarrollando las gloriosas tradiciones y transmitir la sangre revolucionaria, continuando y desplegando siempre este gran espíritu”, dijo Xi. “Todos los éxitos que hemos conseguido a lo largo de estos 100 años son resultado de la lucha unida de los comunistas, el pueblo y la nación chinos. Los comunistas chinos, con los camaradas Mao Zedong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin y Hu Jintao como exponentes principales, han acometido para la gran revitalización de la nación china colosales hazañas que brillan en los anales de la historia. Alta estima a ellos”, declaró.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El Parlamento Europeo aprobó que el cargador USB-C sea el modelo para los equipos con el fin de reducir la basura electrónica, Apple tendrá que cambiar sus cargadores.