Tercera PM

Presenta:

Elecciones en la UDI: Van Rysselberghe y Macaya se disputan respaldos en el gobierno

En La Moneda Ejecutivo señalan que ya se le ha hecho ver a ministras y ministros gremialistas -aunque no con especial énfasis, se reconoce- que se abstengan de hacer campaña en público. No todas, todos y todes estarían por acatar la instrucción.


Sin cuartel y con todo, prometen en la UDI, se vienen las próximas elecciones internas del 2 de diciembre. A tres meses de ese duelo, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe busca renovar su mandato por dos años más y mantener a raya a la disidencia, y por otro lado el diputado Javier Macaya busca irrumpir con un proyecto de renovación de rostros que tome el control del partido por los próximos años. Con tanto en juego, y tratándose nuevamente de una elección un militante un voto, las presiones de ambos bandos por cosechar apoyos han recrudecido. Los respectivos equipos de campaña se han concentrado en matricular a líderes y personeros. Mientras algunos ya lo han hecho, otros han jugado casi porfiadamente al misterio, con disímil éxito.

Donde más se ha notado esto es en el gobierno. En el Ejecutivo señalan que, por ejemplo, ya se le ha hecho ver a ministras y ministros gremialistas -aunque no con especial énfasis, se reconoce- que se abstengan de hacer campaña en público.

Un caso es el de la ministra de la Mujer y Equidad de Género -y potencial presidenciable gremialista- Isabel Plá, quien hace aproximadamente un mes ya hizo presente que se marginará, y así se lo comunicó a la senadora. Otro caso distinto, y que se mantiene en suspenso, es el del titular de Bienes Nacionales, Felipe Ward, quien alcanzó a postular en la interna pasada (2016) pero se bajó.

Esta vez, sostienen en el partido, el ex jefe de sus diputados gremialistas por pedir alguna clase de dispensa para manifestar apoyo, lo que de ocurrir no sería -adelantan en La Moneda- nada de bien visto.

Tampoco ha dicho con quién está el ministro de Justicia y ex presidente Hernán Larraín, aunque ni el equipo de la senadora esperan su respaldo. Recuerdan que ambos tuvieron varios encontrones cuando él presidió el partido, fundamentalmente por su momentánea inclinación a que se sancionara a los dirigentes implicados en casos como Penta, partiendo por Jovino Nova. Esa vez, ella llegó a poner su renuncia al partido sobre la mesa.

Tampoco se han matriculado con nadie, al menos explícitamente, los alcades de Las Condes, Joaquín Lavín y de Providencia, Evelyn Matthei.

Entre los subsecretarios, Pablo Terrazas (Minería) está comprometido con la timonel.

¿Y el gran elector, Andrés Chadwick? El ministro del Interior es lejos el “coronel” más influyente de la UDI, pero hasta ahora, se ha limitado a dar -dicen en los dos comandos- garantías a los contendores. Su cercanía con Macaya, cuya carrera política hasta cierto punto ha patrocinado, lo condiciona.

Pero Van Rysselberghe se ha jugado por alcanzar un entendimiento tácito con Palacio: hacer de dique para que no se genere una fuga de militantes a las arcas de José Antonio Kast (Acción Republicana), por lo que ha cargado su discurso más a la derecha -si se puede- en temas como derechos humanos y el aniversario del golpe.

Fuera del aparato gubernamental, la gran baja de la presidenta UDI es el otro “coronel” aún activo (Pablo Longueira aguarda condena judicial por el caso Corpesca y Jovino Novoa está fuera de combate, aunque en el equipo de la senadora dicen contar con las redes de ambos), el senador Juan Antonio Coloma. De haber sido uno de los impulsores de la candidatura anterior de la ex intendenta, hoy tiene su posición comprometida porque su hijo y diputado homónimo será secretario general de la lista de Macaya. Hasta ahora, cuando se le pregunta señala estar en “reflexión”. También se alineó con el diputado el ex presidente Patricio Melero.

En medio de este cuadro, Macaya brega por comprometer más nombres para completar su lista, y especialmente preocupado de extender esos amarres a dirigentes territoriales y comunales. Su base de apoyo entre los diputados recorrerá regiones en estos días, incluyendo una desafiante visita al Biobío, bastión histórico de la jefa UDI. Van Rysselberghe, en tanto, podría anunciar su lista a fines de la próxima semana.

Seguir leyendo