Horizontal propone reglamento “inclusivo” y que respete a las minorías en la Convención Constitucional

“Reglamento de la Convención Constitucional: Bases conceptuales y propuestas”, es el título del documento que esta semana presentará la fundación ligada a Evópoli. La propuesta busca ser un insumo para el debate que se abrirá en las próximas semanas en la instancia. Una de sus principales bases apunta a que los grupos que obtuvieron escaños reducidos en el pleno no sean silenciados y puedan incidir, de forma equitativa respecto de los mayoritarios, en los debates de fondo. Acá el detalle de la propuesta.




Este miércoles, a las 18.30, el centro de estudios Horizontal, ligado a Evópoli, presentará en un seminario su propuesta de reglamento para la Convención Constitucional. En el marco de su ciclo “Propuestas para el debate constituyente”, la fundación busca aportar con insumos para una de las discusiones más inmediatas que tendrá que resolver el órgano liderado por Elisa Loncón para, en el corto plazo, comenzar a entrar a los temas de fondo.

Entre las bases principales del documento -que adelanta La Tercera PM- destacan la necesidad de que las minorías que quedaron representadas en la Convención Constitucional, tras los comicios del 15 y 16 de mayo, no queden aisladas o silenciadas en los debates y puedan incidir de forma equitativa en las discusiones, propiciando el diálogo y los acuerdos amplios.

“Este documento tiene por objetivo proponer normas que estimulen la cooperación, incentiven una deliberación genuina e incidan en que el procedimiento culmine en acuerdos amplios sobre aquello que nos une. Asimismo, el procedimiento debe permitir que dichos acuerdos se traduzcan en proposiciones normativas claras, lógicas y armónicas entre sí”, se lee en la introducción del texto.

Con ese objetivo, resaltan cinco bases fundamentales en la propuesta:

  1. Respeto del carácter institucional: las normas del reglamento deben respetar el carácter institucional y reglado del proceso constituyente chileno, que considera límites y factores de continuidad que lo dotan de legitimidad. Que esto ocurra puede contribuir decisivamente a construir aquellas confianzas políticas que permitan acuerdos transversales.
  2. Búsqueda de un triple equilibrio: la propuesta de reglamento de Horizontal descansa en la idea de la búsqueda de un equilibrio virtuoso entre los elementos de representación (convencionales constituyentes), deliberación (con el apoyo de la sociedad civil, comunidad científica, expertas y expertos, entre otros) y participación (ciudadanas y ciudadanos). Por supuesto, el mandato representativo y la necesidad de dialogar y llegar a acuerdos exige que los convencionales actúen con autonomía. Pero esto no se opone a la necesidad de incorporar y promover la implementación de mecanismos participativos de carácter deliberativo, que son esenciales para agregar perspectivas al proceso, para enriquecer la deliberación y para incrementar la confianza y valoración social del mismo.
  3. Acuerdos amplios y cooperación: mientras la política ordinaria debe estar orientada a facilitar la expresión de las mayorías, la política constitucional impone un deber exigente de buscar acuerdos amplios mediante procedimientos inclusivos y pluralistas que no operen sobre la lógica de ganadores y perdedores. Una regla del proceso constituyente que busca estimular este tipo de acuerdos y el respeto por las minorías es el quórum de los dos tercios para acordar las normas de la nueva Constitución. Es de esperar que el reglamento haga operativa dicha norma, junto con establecer otros procedimientos que estimulen la cooperación.
  4. Consenso suficiente: postulamos implementar un criterio de consenso suficiente al interior de las comisiones temáticas, referido a que todos los grupos políticos representados deban participar de la aprobación de la propuesta de que se trate, independiente del quórum. El objetivo es que las propuestas identifiquen espacios comunes de las distintas facciones, regulando lo suficiente y necesario para que todas ellas puedan votarlas a favor.
  5. Procedimiento claro: el reglamento debe establecer un procedimiento simple, que considere una secuencia ordenada de etapas y actuaciones que permitan predecir y revisar el avance global del trabajo de la convención desde el comienzo. Además, sugerimos que exista una comisión que tenga como objeto principal coordinar y sistematizar el borrador oficial de propuesta de nueva Constitución en su avance por las distintas etapas de formación de la misma, armonizando el trabajo y las propuestas elaboradas por las diferentes comisiones temáticas.

En el encuentro de este miércoles presentará y moderará el académico de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica y miembro del Consejo Asesor del Proyecto Constitucional Horizontal, José Francisco García, quien además es uno de los autores del documento. También participarán la abogada y coordinadora general del proyecto Reglamento para la Convención Constitucional del centro de estudios Rumbo Colectivo, Javiera Ascencio; el académico de la escuela de Ciencia Política y coordinador del Laboratorio Constitucional de la Universidad Diego Portales, Claudio Fuentes, y la abogada, académica de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica e investigadora del Instituto de Estudios de la Sociedad, Mariana Canales.

En la elaboración del documento, además de García, participaron los académicos y miembros del consejo asesor del proyecto, Sergio Verdugo y Paulina Lobos, y los abogados José Antonio Valenzuela y José Manuel Astorga, director del Proyecto Constitucional de Horizontal.

“Existe una diferencia entre la política ordinaria y la política constitucional. En esta última se deben buscar acuerdos amplios e idealmente consensos, lo que hemos asociado como comunidad política con la regla de los dos tercios y con la necesidad de establecer mecanismos de participación deliberativa, esenciales para agregar perspectivas al proceso y para incrementar la confianza y valoración social del mismo”, explicó García sobre la necesidad de que se respeten las minorías representadas en la Convención Constitucional.

A su vez, Lobos, también académica de la UDD, subrayó la necesidad de que se inicie a la brevedad la discusión sobre el reglamento en la comisión ad hoc que ya se creó, pero que aún no ha iniciado su deliberación. “Iniciar pronto la discusión respecto de la elaboración de las normas de funcionamiento de la Convención Constituyente es una oportunidad para validar el marco institucional que la reforma constitucional estableció para elaborar nuestra nueva Carta Fundamental. También es una instancia que puede resultar útil para promover la confianza de la ciudadanía y de las y los convencionales en el mismo”, dijo.

“El reglamento debe establecer un procedimiento simple, que considere una secuencia ordenada de etapas y actuaciones que permitan predecir y revisar el avance global del trabajo de la convención desde el comienzo. Planteamos establecer plazos comunes para la presentación de iniciativas, para la elaboración de propuestas en comisiones y para sus lecturas y aprobación en el pleno, a través de actos sucesivos. Se trata de delimitar claramente los momentos en que la convención operará en comisiones y aquellos en que funcionará el pleno, para contribuir a la claridad del proceso. De igual manera se propone definir y difundir ampliamente los momentos en que operarán los mecanismos de participación ciudadana”, explicó, por su parte, Astorga.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.