La disputa por la “otra” Isla Margarita que divide a la viuda e hija del fundador de centenaria empresa de turismo

A fines del año pasado, la empresaria Helga Georgi Frese -cónyuge del fallecido Walter Roth- presentó una demanda en contra de su hija y su cuñado para evitar que vendan la isla Margarita, ubicada en el Lago Todos Los Santos en la Región de Los Lagos. Según la mujer su hija Sonja y su marido ya han atentado en contra de su patrimonio con la venta de acciones de cuadernos Torre. Mientras, la aludida se defiende, rechazando todas las acusaciones de su madre.




Es una zona con una naturaleza vibrante y está rodeada de grandes árboles y cerros. El Lago de Todos los Santos y su color esmeralda, por el deshielo de glaciares en altura, es un polo de atracción turística, pero también -por estos días- es el escenario de una fuerte disputa familiar.

En 2013, al cumplir 80 años, la empresaria chilena Helga Georgi (87) -viuda de Walter Roth- comenzó a retirarse de su vida activa en el mundo de los negocios y confirió poderes para la administración de su patrimonio a sus hijas Karin (55) y Sonja (51) Roth Georgi.

Si bien inicialmente ambas ejecutaron el mandato en beneficio de su madre sin complicaciones, hace algún tiempo se han generado “serias diferencias” respecto del criterio que cada una considera adecuado para dar cumplimiento al mandato.

A tal nivel llegaron las desavenencias que el 5 de noviembre de 2020, la empresaria presentó una medida prejudicial para frenar cualquier intento de su hija menor por lotear uno de los bienes más preciados de la familia: isla Margarita, un inmueble de 109 hectáreas, ubicado en el Lago Todos Los Santos. La acción vino a ser la antesala de una demanda presentada el 23 de diciembre del mismo año y en la que acusa directamente a su hija Sonja y su cuñado -Pier Della Schiava (50)- por, según ella, tener planes de un proyecto turístico sobre la isla, sin su autorización.

Isla Margarita le ha pertenecido a la familia Roth por más de tres generaciones. Según el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Puerto Varas entre el año 1973 y 2016, Helga Georgi logró la inscripción del 100% de los derechos sobre el inmueble.

Se trata de un conflicto que afecta a la familia ligada a un histórico conglomerado turístico denominado Empresas Andina del Sud. El grupo fundado en 1913 por Ricardo Roth, hijo del paleontólogo suizo, Santiago Roth, un apasionado por la naturaleza, y quien trae los primeros turistas a lo que hoy se denomina el Cruce Andino, destino turístico que une Puerto Varas con Bariloche, navegando en la zona lacustre. De hecho en su página web, se autodenomina como la “primera empresa de turismo en Chile”.

Pero para entender esta madeja de relaciones familiares, hay que aclarar que a la fecha el grupo es liderado por una sociedad por acciones y sus socios son: Rudi Roth Grob (68) -hijo del primer matrimonio de Walter Roth con Rita Grob- y sus hijos Christian (31) -gerente general de Andina del Sud- y Tamara (29). Además, Helga Georgi vendió su participación en el negocio turístico y no forma parte de la empresa ni sus hijas.

“La situación se agrava al considerar que cuento con una avanzada edad y no me encuentro en condiciones de oponerme por sí sola a los actos de Sonja Roth y de su cónyuge”, sostuvo en su demanda la empresaria, representada por Juan Carlos Riesco y Salvador Valdés, socios de Carey Abogados. Según sus escritos presentados al 26º Juzgado Civil de Santiago , su hija mayor (Karin) se ha opuesto a los planes de hermana, liderando la defensa legal de su madre.

“Cualquier acto sobre la Isla Margarita no es menor, pues dicho inmueble ha permanecido por varias generaciones a l patrimonio de la familia Roth, siendo la permanente voluntad que dicho inmueble se mantenga en el patrimonio familiar, velando así por la adecuada conservación de su flora, fauna y construcciones de carácter único”, sostuvo en el mismo documento.

Por lo mismo, añadió que la única forma de evitar un “perjuicio irreparable” es que el tribunal decrete la prohibición de celebrar actos y contratos sobre la isla. Esto al menos hasta que presente una nueva demanda de rendición de cuentas en contra de su hija y su cuñado.

En su presentación, la empresaria reconoció un deterioro en su salud y problemas propios a su avanzada edad, como falencias en sus facultades cognitivas. Hoy “no existe claridad respecto a la extensión de dicho deterioro, y se encuentra actualmente internada en el Centro de Atención Integral del Adulto Mayor Hogares Alemanes y es constantemente objeto de la evaluación de profesionales médicos.

Cuadernos Torre

En la demanda, la empresaria aseguró que “existe presunción grave” de que su hija ya habría perjudicado sus intereses. “Tal es, por ejemplo, el caso de ciertas ventas de acciones a precios inferiores al valor de mercado y con la retención de comisiones no pactadas entre las partes, que han causado grave detrimento al patrimonio de doña Helga Georgi y que se han llevado a cabo por don Pier Della Schiava, en connivencia con la mandataria Sonja Roth. Todo ello, en virtud del mandato otorgado por doña Helga Georgi, a petición de Sonja Roth, para que su cónyuge Pier Della Schiava representase a la sociedad personal de la mandante, Rentas y Servicios HGF Limitada”, explicó.

“Dichas transacciones afectaron, a lo menos, la participación que la Mandante tenía en la reconocida empresa de cuadernos “Torre”, respecto de la cual se vendieron la totalidad de sus acciones a un valor inferior al de mercado y con la retención, por parte de don Pier Della Schiava, de una altísima y desproporcionada comisión ascendente a alrededor de $170.000.000, esto es, a más del 7% del valor de venta”, acotó.

Por otro lado, Helga Georgi detalló que existen antecedentes suficientes que permiten concluir que su hija Sonja le ha entregado mandato o delegado facultades a su marido para que la represente. A modo de ejemplo, adjuntó una serie de correos electrónicos que dan cuenta de la evaluación de honorarios que solicitó el cuñado de la empresaria al estudio jurídico Langlois & Varela Abogados para dividir la Isla Margarita.

Consultadas las partes del caso, declinaron efectuar comentarios sobre el litigio, asegurando que existe voluntad por lograr un avenimiento.

Descargos

El 19 de enero de 2021, Sonja Roth contestó en duros términos a su madre. Además, advirtió que podría ejercer acciones civiles y penales en contra de su hermana por las “injurias y calumnias vertidas en su contra”, tanto en la solicitud de medida prejudicial, como en la demanda de rendición de cuentas.

“Desconozco de dónde mi hermana habrá concluido o imaginado que yo y mi esposo queremos desarrollar un proyecto en la isla consistente en subdividirla en lotes arrendables por 99 años y en hacer un hotel boutique en su torreón familiar”, respondió Sonja Roth. Explicó también que en el proceso de reordenamiento patrimonial de los activos del Lago Todos Los Santos, su hermana Karin propuso, comprar la isla, y que ésta se adjudicara en partes iguales para subdividirla. “Estas propuestas fueron revisadas y discutidas por nuestros asesore tributarios comunes y por la abogada de Karin Helga. Esto dio lugar a una negociación en la que yo también ofrecí comprarla. Las negociaciones no prosperaron”, agregó.

Asimismo, agregó que ella y su esposo siempre han buscado el cuidado y la preservación de la isla. El terreno -dijo- años atrás era un lugar turístico que podía ser visitado por la gente. “Por ello, las diferentes propuestas de proyectos planteados por nosotros han tenido por objetivo que ésta sea econsustentable”, que pueda volver a ser un lugar turístico y que a su vez el turismo le permita generarrecursos para sustentarse.

La defensa de Sonja Roth y Pier Della Schiava la asumió Álvaro Jana, socio de Jana, Charlín y Cuevas Abogados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.