La historia de la pareja homoparental que pasó de cuidadores a imputados, y que hoy acusan a un fiscal

SenameWEB

Dos hombres que cuidaban a un niño del Sename fueron denunciados en 2019 por secuestro, tras saber que tendrían que devolverlo. La fiscalía les pide una pena de 541 días por el delito de negativa de entrega de menor.




Francisco Sepúlveda González (35) y Sergio Durán Yáñez alcanzaron a cuidar por casi un año a E.O.C. (2 años y seis meses). El menor -con un padre ausente y una madre desaparecida- estaba por segunda vez hospitalizado por sarna y en esas circunstancias llegó al Servicio Nacional de Menores (Sename) el 12 de octubre de 2018. Ese mismo día Francisco, quien ingresó al Programa de Familia de Acogida (FAE), quedó como cuidador del niño y empezó a vivir con él.

Doce meses después -exactamente el 10 de octubre de 2019- la familia homoparental tuvo que devolverlo al Tribunal de Familia de Viña del Mar en contra de su voluntad. "Lo hicimos tras resolverse el recurso de protección", dijo Francisco.

¿Por qué lo entregaron obligados? El Sename se había querellado en su contra por la sustracción del niño en junio de ese año y el 27 de septiembre fueron formalizados por el delito de negativa de entrega de menores. Hoy, arriesgan una pena de 541 días y el juicio oral en su contra comenzará el próximo 27 de febrero.

El origen

Todo se desencadenó el 7 de junio de 2019, cuando fueron citados por el FAE para un supuesto control rutinario a E.O.C..

"Se nos acercó un funcionario del Sename, quien nos informó que habían tomado la decisión de entregar al niño, en ese momento, sin proceso alguno que lo ayudara a separarse de nuestras figuras contenedoras, a un tercero. Por supuesto que nos negamos, pues eso sería una vulneración evidente de los derechos de E.O.C. (...) y no habíamos sido notificados de resolución al respecto", detalla una querella por presunta obstrucción a la investigación presentada por la pareja en contra del fiscal Javier Carrasco, quien pidió la detención de los hombres luego de que ese día se fueran con el menor del recinto, sin el consentimiento de los funcionarios del Sename.

Según ellos, el fiscal le mintió a la jueza que ordenó sus detenciones, porque la resolución del juzgado de familia no les había sido notificada.

La coordinadora del programa FAE Sename de Valparaíso, Claudia Arcos, declaró como testigo ante la PDI sobre qué ocurrió ese día. Dijo que Francisco, Sergio y el niño fueron citados para realizarle el control de salud a E.O.C. "sin previo aviso de la resolución del tribunal para evitar que ellos no se presentaran".

Aseguró que cuando llegaron "les informo que es necesario transparentar las dos solicitudes de cuidados personales solicitadas por ellos (que tenían intención de adoptarlo), frente a lo cual el tribunal decide que se encuentra en riesgo la causa debido a sus intenciones y decide el cambio de familia, por lo que se les pide que me puedan hacer entrega del niño dando por terminado el acogimiento".

Según la sicóloga, ante esta situación, Sergio dijo que debía despedirse del menor. "Ambos se retiran de la sala, alcancé a ver cómo Sergio se dirige donde Daniela (funcionaria del Sename), donde toma en brazos a E.O.C. (...) En ese momento entra a la sala de reunión Francisco, con el teléfono en altavoz señalando que su abogada necesitaba contactarse con nosotros. La conversación se lleva a cabo y en el intertanto se presume que Sergio baja y se retira del programa junto a E.O.C.". Detalló que le pidió a Francisco que entregaran al niño,"quien responde que debemos comunicarnos con Sergio".

Daniela Sánchez, secretaria del Sename a la que se refirió Arce, testificó que "yo hasta ese momento desconocía el contenido de esa reunión" y que le pidieron cuidar al niño mientras tanto. "Pasaron al menos unos 10 minutos y sale Sergio de la sala hablando por teléfono, estaba alterado pidiéndole a alguien que llamara a la prensa porque le querían quitar a E.O.C. (...) luego de eso corta el teléfono y me dice 'Dani pásame a E.O.C.' casi llorando, a lo cual yo le digo que sí, entregándoselo en sus brazos", declaró. Dijo que fue donde sus jefes a preguntarles qué hacer pero que nadie le dio una respuesta concreta.

Según explicó Francisco, la última vez que pudieron ver al niño fue el 6 de diciembre como una especie de despedida que se realizó en la oficina del director regional del Sename. Consultado el Sename sobre el estado actual del menor, señalaron que "no podemos entregar información para un artículo basado en la revisión de carpeta de la causa de protección del niño".

Comenta