Tercera PM
Presenta:

Los 13 días de la embajadora Guaraquena en Chile: Oposición critica su acercamiento al discurso UDI

Guarequena Gutiérrez

En sus dos primeras semanas de gestión, la designada embajadora venezolana de Juan Guaidó en Chile, se ha ido ganando críticas del centro. Le cuestionan un acercamiento innecesario a la UDI en su discurso que aleja de sectores moderados.


El canciller Roberto Ampuero, el ex diputado PPD Jorge Tarud y representantes de las directivas de la DC, la UDI y RN. Esas fueron las primeras reuniones que sostuvo Guarequena Gutiérrez, luego de que fuera designada como la representante del Presidente “encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, el pasado 28 de enero.

A 13 días de haber asumido como “embajadora”, la representante pasó de ser una desconocida a lograr un alto perfil en los medios. La causa venezolana tiene un apoyo transversal en la centro izquierda, de ahí que una de sus primeras reuniones fue con la directiva DC que encabeza Fuad Chahín, y se sumó recientemente un encuentro con el exembajador de Chile en Venezuela, Pedro Felipe Ramírez. Asimismo, está en agenda que de vuelta del receso legislativo también se reúna con el excanciller y actual presidente del PPD, Heraldo Muñoz.

En sus dos primeras semanas de gestión, Guarequena Gutiérrez se ha ido ganando críticas del centro. Le cuestionan un acercamiento innecesario a la UDI en su discurso que aleja de sectores moderados.

Para nadie fue raro que la primera cita haya sido con el Canciller Ampuero. El rápido apoyo que dio el gobierno de Sebastián Piñera a Guaidó y las duras críticas realizadas a Nicolás Maduro, hicieron que el Ejecutivo se comunicara rápidamente con la embajadora designada para acordar una reunión.

Sin embargo, sus críticas a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, no cayeron bien en los partidos de oposición quienes advirtieron en privado lo “dañino” que podía ser que se le asociara al discurso de la derecha.

El discurso de Gutiérrez se vinculó a la UDI después del martes 5 tras la reunión con la timonel de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe y el senador Iván Moreira. En esa oportunidad, se realizó un punto de prensa donde la senadora por el Biobío criticó duramente a Bachelet. “Es impresentable para alguien que tiene la historia de ella. Para alguien que vivió las violaciones a los DD.HH.; es decir, es poco entendible que no tenga la empatía para defender a quienes hoy en otro país sufren vejámenes similares”, dijo van Rysselberghe, con Gutiérrez a su lado.

Luego vino la reunión con representantes de RN donde también se reiteraron críticas a la ex Mandataria debido a que no ha visitado Venezuela en su calidad de representante de la ONU.

Asimismo, Gutiérrez confirmó que, tras el receso legislativo, solicitará una reunión con la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara. Sin embargo, estaría en duda su visita debido a que algunos diputados de oposición no darían el consenso para que se apruebe su visita a la comisión.

“Espero que la embajadora de Guaidó tenga una posición más transversal y no precisamente con aquellos que relativizan las violaciones de Derechos Humanos que es Chile Vamos. Debería acercarse más con los que ayudaron al retorno a la democracia y no con los que intentaron evitar precisamente eso. Es un poco paradójico”, dijo el diputado Vlado Mirosevic (PL), miembro de la comisión de RR.EE.

En la misma línea, el diputado Jaime Naranjo (PS), también miembro del a comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, criticó los acercamientos de Gutiérrez con el oficialismo. “Hay que ser extremadamente cuidadoso en cómo se establecen las relaciones de los representantes de Guaidó en Chile. De hecho, hay dos embajadores de Venezuela en el país y así el gobierno lo reconoce. Ella es libre de hacer las conexiones con quien estime conveniente pero, no tengo ninguna duda que Guaidó y sus cercanos son personas de derecha en Venezuela. Entonces no sorprende que busque aliados en la UDI y RN”, comentó.

Mal aliado

El analista cercano a la DC, Mauricio Morales, marca la separación de Gutiérrez con el centro. “La peor decisión de la embajadora fue reunirse con la UDI. Si el objetivo es destituir a un dictador del poder, la UDI no es un buen aliado pues -precisamente- su objetivo y anhelo era la continuidad de Pinochet por otros ocho años. Por tanto, suena muy contradictorio el hecho de recurrir a un partido sin credenciales democráticas para avanzar hacia la democracia en Venezuela”.

Morales añade que “la embajadora debió estrechar lazos con los partidos moderados y dejar fuera a los partidos extremos de izquierda y derecha que sistemáticamente tienen dudas respecto a si la democracia siempre es el mejor régimen de gobierno. Pinochet por la derecha y Maduro por la izquierda no son referentes de aquello. Además, si el objetivo es replicar la transición chilena en Venezuela, eso justamente implicaría otorgar poder al dictador para delinear el tipo de democracia protegida que se instaló en Chile”.

Frente a las críticas, la embajadora designada por Guaidó responde: “Este no es un tema de política interna de Chile, lo he repetido muchas veces, yo estoy buscando ayuda humanitaria para mí país que atraviesa una grave crisis. Me he reunido con todos los que han querido ayudar a eso”, dijo a La Tercera PM.

En la última semana Gutiérrez ha puesto el énfasis en concretar citas con diplomáticos más que dirigentes políticos. Así, se reunió con los representantes diplomáticos de Estados Unidos, Perú, Paraguay y Ecuador, y esta semana se concretará una cita con el embajador de Colombia en Chile.

Seguir leyendo