Negligencia, fatalismo y errores: el duro balance de la Cámara de los Comunes a la gestión de la pandemia en Reino Unido

Dos personas caminan frente a un cartel en el parque de Eel Brook Common, en Londres, que dice "quédate en casa, salva vidas". Foto: Reuters

Un informe de 150 páginas condena la tardanza que tuvo el gobierno británico en ordenar una cuarentena, aunque aplaude la efectividad del programa de vacunación.




A 18 meses del inicio de la pandemia del coronavirus, la hora de los balances parece haber llegado en Reino Unido. Los Comités de Ciencia y Salud de la Cámara de los Comunes publicaron un documento de 150 páginas en que, a través de entrevistas con funcionarios de gobierno, evaluaron la gestión sanitaria del Ejecutivo frente al Covid-19.

El informe, llamado “Coronavirus: lecciones aprendidas hasta la fecha”, se refirió a la gestión inicial de la pandemia como “el mayor fracaso en salud pública en la historia de Reino Unido”. Hasta la fecha, el país suma casi 138 mil muertes debidas al Covid, siendo el octavo en el mundo con más fallecidos.

En enero de este año, cuando la cuenta de muertos superó los 100 mil en la isla, el primer ministro Boris Johnson hizo una conferencia en Downing Street, en la que pidió perdón y ofreció sus más profundas condolencias para los familiares y amigos de las víctimas del coronavirus.

Una persona camina frente a una tienda cerrada en Oxford Street, Londres, cerca de un cartel que llama a cumplir el distanciamiento social. Foto: Reuters

Mala preparación

El informe de la Cámara de los Comunes señala que al principio de la pandemia el Ejecutivo se mostró demasiado confiado, teniendo una visión “demasiado estrecha e inflexible” de la emergencia sanitaria. La mayoría de los encargados de planificar la contención pensaba que la infección no sería sino “una gripe” y, por lo mismo, no consideraron como era debido la transmisión del virus entre asintomáticos.

Al analizar distintas hipótesis que se manejaron en ese tiempo, el reporte revela que se ignoró la experiencia de la epidemia del virus Sars entre 2002 y 2004 y el Mers en Medio Oriente en 2012, privilegiando y “confiando de más” en el desarrollo de una pandemia como la influenza. “Lo que se traduce en que el énfasis de las preparaciones terminó apuntando a un tipo de enfermedad equivocado”, señala el documento. Citado en el mismo un oficial en jefe del servicio médico, declaró: “Nuestros expertos realmente no creyeron que el Sars, o cualquier otro tipo de Sars, pudiera llegar de Asia hasta acá. Fue un tipo de excepcionalismo británico”.

Cuarentenas atrasadas

Una de las medidas más atacadas fue la tardía aplicación de cuarentenas: los primeros casos de Covid en Reino Unido fueron detectados el 31 de enero de 2020, pero recién el 23 de marzo se ordenó el confinamiento nacional.

El informe afirma que, debido a la falta de capacidad de testeo y dudas sobre si los ciudadanos británicos iban a aceptar las cuarentenas, los científicos y funcionarios del gobierno habrían adoptado un “enfoque político fatalista”, en el cual se buscó aplanar la curva y no suprimir la aparición de brotes.

“Hoy es claro que se trató de una política errada, y que terminó llevando a una cantidad de muertes mucho más alta de la que hubiera habido con una estrategia más temprana”, concluye la investigación, y profundiza: “Como resultado, las cuarentenas y las medidas de distanciamiento social en las primeras semanas de la pandemia son el primero entre los más importantes fracasos en salud pública que Reino Unido haya experimentado”.

Greg Clark, miembro el Comité de Ciencias de la Cámara de los Comunes, habla a la prensa sobre el informe relativo a la gestión de la pandemia. Foto: AFP

Testeo y trazabilidad

En un principio se habría intentado copiar el modelo surcoreano de testeo, pero el Servicio de Salud Pública británico afirmó haberlo estudiado y rechazado, sin tener mayor evidencia de esa evaluación. “Podemos concluir que ninguna evaluación formal tuvo lugar, lo que nos lleva a una omisión enorme y negligente”, señala el informe.

Esto, entre otras cosas, limitó el testeo a los hospitales, por lo cual nuevos casos o contactos próximos no pudieron ser trazados. Por otro lado, el reporte criticó la falta de apoyo financiero y el continuo requerimiento de cuarentena de 10 días, que se mantuvo aun cuando ya existían tests que podían demostrar que una persona no estaba infectada. El comité afirmó que esta cuarentena obligada, junto con un fuerte impacto en la vida y economía de las personas, “proveyó un poderoso desincentivo para hacerse el test y compartir la totalidad de los contactos cercanos, lo que a la larga habría causado más infecciones y costo de vidas”.

Casas de reposo

Reino Unido fue uno de los países europeos que más residentes de casas de reposo perdió durante la pandemia: más de 39 mil murieron de Covid entre abril de 2020 y marzo de 2021. “La trágica cantidad de muertes pudo haber sido mitigada”, señala el informe, indicando que ciertas decisiones, como apurar el vaciamiento de los hospitales públicos, llevó a muchos pacientes a casas de reposo sin sus debidos tests. Por otra parte, se vio una falta de equipamiento personal y escasez de profesionales.

Otro punto que destacó la investigación fue la desigualdad de los distintos grupos étnicos que se vieron más afectados con la pandemia: “Algo paradigmático es el hecho de que los 10 primeros muertos del personal del servicio de salud fueran negros, asiáticos o de una minoría étnica, lo que evidencia el impacto del Covid-19 en esta sección de nuestra fuerza de trabajo”.

Vacunas

Ahora bien, no todo fueron fracasos rotundos en el servicio sanitario británico. Desde el Parlamento destacaron el exitoso programa de vacunación en Reino Unido, que llegó a ser uno de los primeros en el mundo y consiguió hacer descender la cantidad de muertos e infectados por Covid. El programa salvó miles de vidas, y es descrito como “una de las iniciativas más eficaces en la historia del país”. Al día de hoy, el 67% de los británicos ha recibido el esquema completo de inoculación.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.