Piñera I vs. Piñera II: ¿Por qué bajan sus atributos personales?

El mismo Presidente que ya estuvo el 2010 es visto hoy como más lejano, menos confiable, y con menor habilidad y firmeza frente a las presiones que en el mismo período de su primera administración. Analistas observan que su manejo ante las crisis de Carabineros y las Fuerzas Armadas le está pasando la cuenta.


El manejo del gobierno y una eventual falta de mano dura ante las crisis de Carabineros y las Fuerzas Armadas parece estar pasándole la cuenta al Presidente Piñera y su gobierno, según observan analistas ante uno de los acápites más llamativos de la CEP. Se trata de bajas  por sobre el margen de error de 3% en cómo un paquete de atributos es percibido por la población, varios de los cuales eran antes su fuerte.

La merma se hace evidente porque los gráficos que publicó el CEP compara esos ítemes con la muestra de noviembre-diciembre 2010, es decir, el final de su primer año, versus el final de su primer año.

El sondeo de hoy no lo dice, pero valga recordar que durante su año debut en el poder, el mandatario gozó de circunstancias inusuales: la operación rescate de los 33 mineros, que llevó su respaldo, en la CEP de fines de año a un 44%. Este 2018 no ha tenido un evento así ni menos tanta fortuna, cuestión que se refleja también en el 37% de la aprobación que muestra su gestión hoy, dos puntos por debajo del rechazo a la forma como conduce su gobierno.

Dicho eso, los números dicen que ante la pregunta “Con relación a las presiones de grupos y personas, ¿cree que el gobierno ha actuado con firmeza o con debilidad?”, el 2010 el 50% contestó “con firmeza”, y el 37% “con debilidad”. En la muestra de hoy, sólo el 35% dijo que “con firmeza”, pero el 55% le acusó “debilidad”.

Algo parecido le ocurrió ante otra consulta similar, en la que el 2010 el 49% lo evaluó actuando con “destreza y habilidad” ante esas presiones, y el 36% sin ellas. Hoy, la “destreza y habilidad” convocó al 37% de los consultados, mientras que el 53% dijo que lo ha hecho con ninguna de ambas.

La caída también se propagó a la pregunta de si el Presidente, “le da confianza o no le da confianza”. El 2010 le daba confianza al 47%, pero hoy al 42%. Y si el 2010 no se la daba el 44%, hoy el 50% dice no confiar en él.

El último clavo de este cuadro es la clásica pregunta de si Piñera “le resulta cercano o lejano”. EL 2010 un 33% lo sentía cercano; hoy el 27%. ¿Lejano? El 56% el 2010, el 67% hoy.

Raya para la suma: el mismo Presidente, por tanto más conocido, es visto hoy como más lejano, menos confiable, y con menor habilidad y firmeza frente a las presiones que en el mismo período de su primera administración.

La voz experta

“El Presidente sigue siendo el mismo”, apunta el ex titular de Adimark, Roberto Méndez. “Pero la demandas de seguridad y de crecimiento económico fueron razones para elegirlo. Entonces, lo están evaluando por las razones que lo eligieron, es un mensaje”, advierte.

Y subraya que “es algo preocupante porque vemos una demanda por mayor autoridad”.

¿Causas? No duda: “La gente ve que hay un conflicto de control de Carabineros, problemas en el Ejército, que hay una zona del país donde la seguridad no está garantizada. No puede haber algo más atemorizante para la población”

Coincide el columnista Héctor Soto, quien repara en el cambio de tono presidencial en los úlimos días, que tomó distancia del mando de la policía uniformada tras las sucesivas mentiras y cambios de versiones en el Caso Catrillanca. “Fue un intento desesperado, a lo mejor, de salir al encuentro de estas evaluaciones, ahí se puso más bravo con Carabineros”, dice, y repara que “según los datos, su liderazgo está en crisis”.

¿Cómo se sale? “El gobierno debe recuperar la confianza en Carabineros. Si sale un general por semana será desastroso. Este castigo a la institución al final llega al Ejecutivo”, dice Méndez. “Debe hace efectivas sus promesas de crecimiento y mayor orden y seguridad. Centrarese en los retos a los que vino”, remata Soto.

Seguir leyendo