Asturias, la primera comunidad de España “libre de virus”

El Servicio de Salud de Asturias comenzó a desmontar un hospital provisional, dada la situación epidemiológica. Foto: Europa Press

La zona geográfica, el bajo tránsito y una gestión eficiente de la pandemia deja a este lugar sin nuevos casos, pero con la atención puesta en el verano.




“Ojalá nos pasara lo mismo en todas partes”. Así, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España, Fernando Simón, se sumó a los aplausos por Asturias, que este martes cumplió 18 días sin notificar nuevos casos positivos, lo que implicaría que la “transmisión del Covid-19 está eliminada” por el momento. ¿Qué llevó a esta comunidad autónoma a lograr tamaño éxito?

Desde el inicio de la pandemia, esta zona tuvo tasas menores de infecciones que otros lugares, algo relacionado a una serie de factores que incidieron en las cifras, como “la situación geográfica, el tránsito escaso y una gestión eficiente”, capaz de testear a cualquier sospechoso.

De acuerdo al diario La Vanguardia, entre marzo y abril -peak en España- Asturias fue la tercera comunidad a nivel nacional que más PCR realizó por habitantes.

Con un poco más de un millón de residentes, los últimos datos del gobierno del Principado de Asturias confirman que hay 0,00% casos nuevos confirmados por PCR. En total a la fecha han tomado 216.470 muestras (127.439 PCR y 89.031 test de anticuerpos).

Así, hasta el momento se registran 2.435 casos activos, una persona positiva al virus hospitalizada y cinco en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El Hospital Universitario Central de Asturias, que hasta hace poco centralizaba la atención de los nuevos contagiados, asegura que están realizando alrededor de 800 exámenes al día, incluidos los que hacen al personal sanitario sin síntomas para evitar errores del pasado y asegurarse de que quienes traten a los pacientes no estén en un “riesgo silencioso”.

La importancia de no tener nuevos contagiados en dos semanas radica, según el diario El País, en que, “aunque la incubación de la enfermedad suele demorar entre cinco y seis días, puede llegar a los 15 días, por eso se extiende la cuarentena por este período”.

Esto implicaría que los resultados positivos revelan una “erradicación” del coronavirus, pero los epidemiólogos han aconsejado ampliar el plazo hasta 28 días para estar completamente seguros de que no hay virus circulando.

A pesar de las felicitaciones transversales, el gobierno asturiano rechaza los “triunfalismos”, ya que con el levantamiento del confinamiento y el inicio del verano ya aumentó la movilidad en la comunidad. Por esto, la mayor preocupación son los traslados a segundas residencias a las que miles de españoles llegarán para iniciar sus vacaciones.

“Sabemos que con el verano llegará gente de afuera y que es muy probable que se reintroduzca el virus. Tenemos que estar muy vigilantes para poder localizarlos a tiempo y cortar el contagio lo antes posible para que no suceda como en otras comunidades, donde están subiendo los casos y lo están pasando mal”, señaló la jefa de gabinete de la Consejería de Salud de Asturias, Blanca Aranda.

Justamente el riesgo de una segunda ola es latente. A fines de mayo, Asturias registró al menos 19 enfermos en una residencia de ancianos, por lo que en 24 horas testearon a usuarios y trabajadoras además de un rastreo de contactos para controlar la situación.

España confirmó este martes 301 nuevos contagiados, elevando el total de casos a 296.351 y 28.355 fallecidos. El virus se mantenía concentrado en Cataluña, Madrid y Aragón.

Comenta