Caremongering: la comunidad que se organiza para ayudar en medio del coronavirus

Una mujer con mascarilla hace compras en un supermercado Walmart, en Toronto, Canadá.

Los primeros grupos en Facebook se crearon en Canadá con el fin de entregar asistencia a la población más vulnerable frente al coronavirus. "Se trata de intentar cambiar el miedo a las cosas a ofrecer calma y ayuda”, dice a La Tercera una voluntaria del movimiento.




La intención es entregar ayuda y calma en medio de una pandemia que ha provocado temor en gran parte de la población. Ese es el propósito de un movimiento que se inició en Canadá, representado por varios grupos en Facebook, que busca ayudar a las personas vulnerables en esta crisis sanitaria.

La idea es que las personas se comuniquen en estos grupos denominados caremongering, una palabra que hasta hace unos días no existía y que proviene de scaremongering, que quiere decir alarmismo. Los miembros del grupo ofrecen ayuda a otros dentro de sus comunidades, particularmente a aquellos que están en mayor riesgo de complicaciones de salud relacionadas con el coronavirus, como los adultos mayores. “Funciona ayudando a una comunidad. Nos ayudamos mutuamente publicando de qué área somos y dónde podríamos ir a buscar suministros y de esa manera menos personas salen y luego los suministros se dejan en las puertas. Es gente ayudando gente”, explica a La Tercera, Trish Baxter, una mujer de 40 años que es administrada uno de estos grupos.

“Gente ayudando gente”

“Funciona ayudando a una comunidad. Somos una comunidad de jubilados y algunos no pueden salir. Por lo tanto, nos ayudamos mutuamente publicando de qué área somos y dónde podríamos ir a buscar suministros y de esa manera menos personas salen y luego los suministros se dejan en las puertas. Es gente ayudando gente”, explica a La Tercera, Trish Baxter, una mujer de 40 años que es administradora del grupo “Caremongering-Northumberland County Community Response to COVID-19 & Beyond”, que ya cuenta con 512 miembros.

A medida que aumenta el número de casos de coronavirus en Canadá, también lo hacen los grupos de caremongering. Actualmente, hay 35 grupos en ciudades de todo el país, con más de 30.000 miembros entre ellos.

Por lo general, las publicaciones se dividen en dos hashtags principales: #iso y #offer. Las #iso son publicaciones "en busca de" ayuda (in search of), mientras que #offer es gente que ofrece ayuda. También se publican artículos de noticias, se generan debates y se publican las tiendas que están abiertas.

Tracy Keleher vive en Quispamsis, en la provincia de New Brunswick en Canadá. Inspirada en estos grupos que vio que se creaban en Facebook, decidió hacerlo para las ciudades cercanas a su comunidad. Por eso, en la noche del lunes creó uno. “En mi comunidad hay muchas áreas y ciudades. La gente estaba posteando al azar cómo podía ayudar, no había un lugar que agrupara eso y la gente aquí es muy amable y se preocupan por el otro. Miré los grupos que se estaban creando en Canadá y dije ‘necesitamos uno aquí’. Así que básicamente le robé la idea a alguien, pero se necesita a una persona para facilitar acciones más grandes”, cuenta Keleher a La Tercera.

En menos de 24 horas, su grupo ya cuenta con 668 miembros, y ya se han comenzado a coordinar algunas acciones.

“Una de las grandes preocupaciones aquí es que todos los colegios se cancelaron y los niños de clases desfavorecidas muchas veces solo obtienen cuidado y atención en los colegios. Por eso, como exprofesora me preocupa cómo podemos unirnos y ayudar a estos niños. Es muy difícil porque no se pueden hacer actividades con ellos o jugar con ellos. Estamos buscando formas de ayudar, primero que todo alimentarlos en sus casas”, indica Tracy Keleher.

El primer grupo creado en Toronto ya cuenta con cerca de 13.000 participantes, y entre la gran cantidad de comunidades se han destacado acciones como una madre soltera que recibe comida para su hijo, un grupo de personas que ofrece cocinar comidas para aquellos que no pueden y un grupo que le dio tarjetas de regalo a una mujer que fue despedida por la crisis sanitaria.

Keleher también destaca que algunas personas se han ofrecido para ir a comprar medicamentos a las farmacias en los horarios que se establecieron para los adultos mayores. Las farmacias habilitaron un periodo de tiempo al día para que solo este grupo de la población pueda acudir, con descuentos incluidos, pero si algún adulto mayor se ve incapacitado de ir, otra persona se ofrece a hacerlo por él.

Según la BBC, la pandemia ha dado lugar a actos de amabilidad en todo el mundo, desde la entrega de sopa a ancianos en Reino Unido hasta una clase de ejercicios para residentes en cuarentena en sus balcones en España.

Para Trish Baxter, el caremongering se trata de “intentar cambiar el miedo a las cosas a ofrecer calma y ayuda”.

Comenta