Familia de Martin Luther King se une al llamado a una reforma electoral en EE.UU. y evitar exclusión de votantes afroamericanos

“¿Qué queremos? ¡Derecho al voto! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!”, fue la consigna de los seguidores de Martin Luther King. Foto: AP

El hijo del asesinado líder de los derechos civiles, Martin Luther King III, habló en la marcha y advirtió que muchos estados “han aprobado leyes que dificultan el voto”, más de medio siglo después del activismo de su padre. En la Casa Blanca, la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris instó a los senadores a aprobar la “Ley de Libertad para Votar” en honor al legado de King.




Los miembros de la familia de Martin Luther King Jr se unieron a manifestantes en Washington este lunes para instar al Congreso a aprobar la reforma de los derechos de voto, durante el feriado en Estados Unidos en honor al asesinado líder de los derechos civiles.

El hijo de King, Martin Luther King III, habló en la marcha y advirtió que muchos estados “han aprobado leyes que dificultan el voto”, más de medio siglo después del activismo de su padre.

El mensaje de la marcha tenía como objetivo impulsar el apoyo a la “Ley de Libertad para Votar”, en curso actualmente ante el Senado, y que fue aprobada en la Cámara de Representantes la semana pasada.

Sin embargo, el proyecto de ley se enfrenta a un camino cuesta arriba con el presidente Joe Biden negociando con dos senadores de su propio Partido Demócrata que se resisten a cambiar una regla de procedimiento que permitiría al Congreso aprobar la ley sin necesidad del apoyo de los republicanos.

Biden argumenta que el proyecto de ley es vital para proteger la democracia estadounidense contra los intentos republicanos de excluir a los votantes negros y otros predominantemente demócratas a través de una serie de leyes promulgadas recientemente a nivel estatal y local.

Los manifestantes en la Caminata por la Paz del lunes se hicieron eco de las demandas hechas por MLK hace más de 60 años mientras coreaban: “¿Qué queremos? ¡Derecho al voto! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!”.

Muchos portaban carteles impresos con la imagen de King y su famoso llamamiento de 1957 a “Danos la balota”, que pedía al gobierno federal hacer cumplir el derecho al voto de los estadounidenses negros en todo el país, incluso en el sur fuertemente segregado.

“Marchamos porque nuestro derecho al voto está siendo atacado en este momento”, dijo la pastora reverenda Wendy Hamilton a la AFP en la manifestación.

“De hecho, nuestra democracia es muy frágil”, advirtió Hamilton, política local en Washington, cuyos residentes no tienen representación plena en el Congreso.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y miembros del Caucus Negro del Congreso, como Terri Sewell de Alabama y la presidenta Joyce Beatty de Ohio, también hablaron en la marcha, al igual que la nieta de King, Yolanda Renee King, de 13 años.

La hija de King, Bernice King, también escribió en las redes sociales para pedir al Senado que apruebe la reforma electoral. “Si estas leyes estatales de supresión de votantes persisten, el Estados Unidos con el que soñó mi padre nunca llegará”.

En la Casa Blanca, la vicepresidenta Kamala Harris instó a los senadores a aprobar la “Ley de Libertad para Votar” en honor al legado de King.

King “impulsó la justicia racial, la justicia económica y la libertad que desbloquea todas las demás: la libertad de votar”, recordó.

Biden y Harris visitaron la semana pasada la cripta donde King, asesinado en 1968 a los 39 años, y su esposa, Coretta Scott King, fueron enterrados en Atlanta.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.