El príncipe Harry hará su primera aparición pública en Buckingham tras renunciar a sus funciones como miembro de la familia real

Meghan-Markle-y-Príncipe-Harry

Foto: Twitter @KensingtonRoyal

El duque de Sussex, de 35 años, será el anfitrión en el sorteo de la Copa del Mundo de la Liga de Rugby de 2021, celebrado en el palacio real.




El príncipe Harry, nieto de Isabel II, hará el jueves su primera aparición pública en el Palacio de Buckingham desde que él y su esposa Meghan sacudieron a la monarquía británica al renunciar a sus funciones como miembros de la familia real.

El duque de Sussex, de 35 años, será el anfitrión en el sorteo de la Copa del Mundo de la Liga de Rugby de 2021, celebrado en el palacio real, y todo el mundo espera a ver si aborda la crisis real desatada por su decisión.

En una reunión familiar convocada el lunes en la residencia de campo de Sandringham, en el este de Inglaterra, la reina Isabel, de 93 años, acordó con su hijo Carlos -heredero al trono- y los dos hijos de este - William y Harry - un "periodo de transición" para que el menor pueda pasar tiempo con su esposa en Canadá, abandonando su rol de primer plano en la realeza.

Harry es patrón de la Liga de Rugby, el organismo que rige en Inglaterra la modalidad de este deporta a 13 jugadores, y su participación en el sorteo estaba prevista desde hace tiempo.

Meghan, una exactriz estadounidense de 38 años que dejó su carrera cuando se casó con él en 2018, viajó la semana pasada a Canadá, donde la pareja había pasado sus vacaciones de Navidad y la californiana vivió cuando trabajaba en la serie de televisión Suits.

Tras mostrar desde hace tiempo una creciente incomodidad con la presión mediática, Harry y Meghan anunciaron repentinamente el 8 de enero que quieren abandonar su papel de miembros de primer rango de la familia real, modificar su relación con la prensa, dividir su tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica y ser financieramente independientes.

La forma en que hicieron el anuncio, sin prevenir a la reina ni al príncipe Carlos, y el hecho de que no renuncien a títulos nobiliarios ni privilegios como su residencia o su servicio de seguridad estatal desató polémica en el Reino Unido.

También provocó un debate sobre si la decisión estuvo influida por un trato racista de la prensa sensacionalista británica a Meghan, que es mestiza.

Harry deberá ahora decidir si aborda la cuestión ante los medios, cuando presida el sorteo a partir de las 12.00 horas (locales y GMT).

Comenta