Trump y Bolsonaro advierten a Maduro con sanciones "mucho más duras"

Imagen 46698156264_2173dd2281_o

El Presidente de EE.UU. aseguró hoy que junto a su par de Brasil mantienen "todas las opciones sobre la mesa" respecto a Venezuela y tildó a Maduro de "marioneta de Cuba".


Un inesperado intercambio de camisetas de fútbol de EE.UU. y Brasil rompió hoy el protocolo durante la comparecencia ante la prensa del Presidente estadounidense, Donald Trump, y su par brasileño, Jair Bolsonaro, en la Casa Blanca. "Todavía recuerdo a Pelé", dijo Trump. "Yo soy un poco más joven, pero también recuerdo a Pelé", replicó Bolsonaro al extender una camiseta 10 de la selección brasileña de fútbol.

Esperanzado de inaugurar una nueva alianza hemisférica con Brasil, Trump no escatimó en elogios para Bolsonaro. "Brasil y EE.UU. nunca han estado más cerca de lo que estamos ahora", dijo el mandatario norteamericano en la Oficina Oval, alabando la campaña electoral de su par brasileño. "Tenemos muchos valores comunes, admiro al Presidente Trump", replicó Bolsonaro, que ha dicho sentirse orgulloso de ser comparado con el republicano.

Para enfatizar la importancia del lazo, Trump anunció que propondrá a Brasil como un aliado preferente fuera de la OTAN y sugirió incluso que el país pueda integrarse al pacto militar como miembro. "Tengo la intención de designar a Brasil como un aliado preferente fuera de la OTAN, o (...) tal vez en un aliado de la OTAN", aseguró.

Brasil aspira además ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). "Vamos a apoyarlos en eso, vamos a tener una gran relación", dijo Trump en la Oficina Oval.

La notoria afinidad entre Trump y Bolsonaro quedó de manifiesto hoy en sus comentarios sobre la crisis venezolana. "Creo que puedo hablar por ambos países: todas las opciones están sobre la mesa" en lo relativo a Venezuela, dijo el inquilino de la Casa Blanca, a pesar de que Brasilia ha descartado la opción militar para hacer frente a la situación en el país gobernado por Nicolás Maduro.

El propio Trump admitió luego que Brasil y EE.UU. tienen "opciones diferentes" y que necesitan conversar "profundamente" sobre el asunto. Consultado directamente sobre un posible apoyo de Brasil a una acción militar en Venezuela, Trump dijo que era necesario "discutir eso". Es preciso "ver lo que sucede" en Venezuela antes de tomar una decisión, agregó

El Presidente brasileño fue más cauto. "Hay algunos temas que, si hablas sobre ellos, ya no son estratégicos (...). Es una cuestión de estrategia, todo lo que discutamos aquí (en privado) lo cumpliremos, pero de algunas posibilidades no se habla en público", indicó Bolsonaro, quien luego reiteró: "La diplomacia en primer lugar, hasta las últimas consecuencias". Con todo, destacó que el "restablecimiento de la democracia en Venezuela es de interés común de nuestros gobiernos".

Trump, a su turno, aprovechó la ocasión para pedir a los militares de Venezuela que "detengan su apoyo a Maduro, que realmente no es nada más que una marioneta de Cuba", para "que su pueblo finalmente sea libre". El mandatario no quiso pronosticar cuánto tiempo pasará, a su juicio, para que Maduro deje el poder, pero opinó que "en algún momento las cosas cambiarán".

Y asegurando que sabe "exactamente" lo que quiere que pase en Venezuela, Trump advirtió: "No hemos aplicado las sanciones más duras. Diría que hemos impuesto sanciones justo en el medio, pero podemos ser mucho más duros si necesitamos hacerlo".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agricultura vertical, permite asilar el frío, utilizar 70%-90% menos de agua y 95% menos de fertilizantes.