"Ahí va la joya": El chat que complica al fiscal Arias y que habría enviado a su cuñado luego de filtrar información del Ministerio Público

A_UNO_1112983

Foto: Agencia Uno.

Durante la formalización del suspendido persecutor, el fiscal Eugenio Campos reveló una serie de mensajes que se produjeron luego que Arias ordenara obtener fichas del Sistema de Apoyo a la Operación de su sobrino y de otra persona.




En poco más de 20 minutos se detalló cómo el suspendido fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias, habría filtrado información del Ministerio Público a su hermana y a su cuñado.

Durante la audiencia de formalización de Arias, su par de Magallanes, Eugenio Campos, le imputó cargos por delitos informáticos tipificados en la Ley 19.223 y revelación de secreto, tipificado en el Código Penal.

De acuerdo a lo asegurado por Campos, los delitos cometidos por el suspendido fiscal habrían ocurrido entre el 17 y el 18 de abril de 2018, y tendrían directa relación con la hermana del imputado, María Graciela Arias, y su cuñado, Hans Heydel Jacob.

De acuerdo a lo señalado por el Ministerio Público, todo partió la mañana del 17 de abril. Arias ordenó a su secretaria, Carolina Contreras, obtener una ficha del Sistema de Apoyo a la Operación (SAO) de la persona de iniciales P.A.N.I., hecho que se concretó a las 10.41 de la mañana.

No obstante, tanto Arias como Contreras viajaron en la tarde a Santiago y dicho documento fue olvidado en dependencias de la Fiscalía Regional de O'Higgins. Contreras se comunicó vía Whatsapp con la abogada asistente de la Fiscalía de Alta Complejidad de Rancagua, Macarena Bustos, a quien le pidió que escaneara la ficha SAO.

Bustos no pudo escanear la ficha, motivo por el que ella accedió con su clave personal al SAO, obteniendo nuevamente la información de P.A.N.I., y enviándola desde su correo institucional a la casilla personal de Arias.

Ese mismo día se habría producido un revelador diálogo entre Arias y Heydel Jacob a través de WhatsApp que detalló el fiscal Campos, el que se produjo junto con el envío de la ficha SAO de P.A.N.I. a través de dicha aplicación.

"Hola, Hans. Ahí va la joya", señaló Arias.

"Puta la hueá", respondió Jacob

"Una condena por microtráfico y un par de consumos", añadió Arias.

"Ahí lo estoy viendo, gracias", replicó su cuñado.

"De nada, un abrazo y lo que necesiten", agregó el imputado.

De forma paralela, el suspendido fiscal se habría comunicado con su hermana también a través de WhatsApp.

"Gracias", señaló María Graciela Arias.

"De nada", respondió él.

"Un poco enredado el documento. Una duda, ¿este tipejo ha estado preso? ¿Qué es delitos asociados? ¿Qué pasa con la orden de detención pendiente?", replicó ella.

Luego de un par de horas, ella vuelve a escribirle "yo de nuevo. ¿Podrías buscar también a A.C.H.A."

"Chuta ya. Buenas noches", respondió Arias.

Al otro día, al mediodía del 18 de abril, nuevamente su hermana le escribió.

"Hola, se que debes estar muy ocupado, pero necesito saber los antecedentes a la brevedad. Estaremos eternamente agradecidos. Gracias"

"En 30 minutos lo hago".

Entonces, Arias le solicitó a su secretaria, Carolina Contreras, que nuevamente ingresara al sistema SAO para obtener una ficha de su sobrino, de iniciales A.C.H.A

"Fue detenido con el amigo y otro. Ahí está", respondió Arias.

"Gracias", respondió ella.

Comenta