Carabineros lanza nuevo plan de seguridad en La Araucanía

Efectivos de Carabineros durante el operativo desplegado en la comunidad de Temucuicui.

A un mes de la muerte de Camilo Catrillanca, la policía dispondrá 80 efectivos de FF.EE. para Arauco y Malleco y $ 600 millones para cámaras no manipulables.


Hoy se cumple un mes desde la muerte del comunero Camilo Catrillanca, tras un operativo policial en la comunidad Temucuicui, en Ercilla. El fallecimiento del joven generó una ola de críticas al actuar de Carabineros y la forma en que aplicaba el control y orden en La Araucanía. Ante esto, la institución uniformada alista modificaciones a sus operaciones en la zona.

El contingente que participó del fatídico procedimiento del 14 de noviembre era parte del Grupo Operativo Táctico, que resguardaba la seguridad en las provincias de Malleco (La Araucanía) y Arauco (Biobío). Desde junio la policía uniformada había dispuesto de 80 efectivos del Gope, algunos con preparación en Colombia, para prevenir y perseguir los delitos en la zona.

Sin embargo, el caso Catrillanca cambió el escenario y se comenzó a delinear un nuevo plan de seguridad para la zona, a través de una mesa de trabajo con el Ministerio del Interior. Los resultados serán presentados hoy en Temuco por el subsecretario Rodrigo Ubilla.

Lo principal del plan es la salida del Gope de la zona de conflicto. El grupo será destinado a Concepción y Temuco, donde solo abordará situaciones de riesgo.

La función que el Gope realizaba en Malleco y Arauco será reemplazada por efectivos de Fuerzas Especiales (FF.EE.). Dentro de este nuevo plan se dispondrá para ambas provincias un total de 80 policías de FF.EE. Según explicó a La Tercera el general director de Carabineros, Hermes Soto, “hay que reponer a los 80 funcionarios del Gope que salen para tener cubierta la totalidad de los servicios que requerimos en el sector”.

El contingente de Fuerzas Especiales no utilizará las mismas técnicas del Gope. Se busca actuar de manera preventiva en rutas de alto riesgo de atentados y en los puntos fijos que disponga el Ministerio Público.

En cuanto al centro de operaciones de estos equipos, los 40 efectivos de FF.EE. que estarán en La Araucanía seguirán emplazados en la Comisaría de Pailahueque, y los otros 40 policías del Biobío tendrán su cuartel en Los Álamos, en Arauco.

“No es que el grupo del Gope funcionara mal, pero lamentablemente se produjo esta situación y tenemos que hacer un mea culpa en este procedimiento, hubo errores que no queremos que se repitan”, dijo Soto.

Inversión

También habrá innovación tecnológica, la cual estará centrada en nuevas y mejores cámaras tipo GoPro inalterables.

Los equipos que utilizaban los efectivos del Gope fueron duramente cuestionados, luego que se detectara que tres de los cuatro policías que participaron del operativo en que falleció Catrillanca no los portaban. El cuarto, el exsargento Raúl Ávila, reconoció a la fiscalía que sí llevaba su cámara y que había destruido la tarjeta de memoria.

Por lo mismo, se elevará el estándar de los equipos que portarán los uniformados, ya sea en cascos o chalecos antibalas. También se creará un sistema de monitoreo, alojado en una central, para ver en línea lo que está sucediendo con el efectivo que encienda el aparato.

“Es un proyecto que tiene un costo alto, de $ 600 millones, para 400 cámaras tipo GoPro en todo el país, que sean selladas con centrales de monitoreo. Queremos utilizar este tipo de elementos, tanto en La Araucanía como en todos aquellos eventos importantes que se desarrollan en el país, y también en sectores de conflicto”, explicó el jefe policial.

Junto con el anuncio de la inversión, Soto lanzó una advertencia: “Todas las cámaras fiscales y que estén asignadas a cierto personal tendrá uso obligatorio, y el que no lo utilice tendrá que atenerse a las consecuencias. Esto no ha sido, ni va a ser un juego. Nosotros queremos que los procesos que se desarrollen en el futuro sean con las imágenes adecuadas, para también tener la tranquilidad de que lo que estamos haciendo se haga de buena forma”.

Con la anunciada creación de la Dirección de Derechos Humanos, también se dispondrá de una oficina de esta materia en Temuco, a cargo de un mayor de Carabineros. Se espera que esté operativa en marzo y tenga cerca de seis instructores, quienes estarán capacitando e instruyendo a los policías de la zona.

Para el senador PPD Jaime Quintana, los cambios policiales en la zona “parecen razonables, porque la actual planificación no ha generado buenos resultados desde el punto de vista policial, al revés ha sido fuertemente cuestionado”.

En tanto, el senador RN José García Ruminot manifestó que “esta modernización es muy necesaria y es el camino correcto que todos esperamos, que tengan mayores recursos y más acceso a tecnología para cumplir su labor preventiva”.

Seguir leyendo