Cristián Gazmuri, historiador: "No creo que la falta de un acto fomente el negacionismo"

CRISTIÁN-GAZMURI_WEB

El también abogado cree que "conmemorar es hacer un elogio, y hacer un elogio, sobre todo para la gente que sufrió, no es posible".




El historiador de la UC, hoy jubilado, es autor de títulos como Eduardo Frei Montalva y su época (2000) y ¿Quién era Jaime Guzmán? (2013). Sobre el debate en torno al 11 de septiembre de 1973, a 46 años del golpe de Estado, anota una distinción: "Conmemorar es hacer un elogio, y hacer un elogio no es posible, porque ahí hay dolor".

Por lo tanto, Gazmuri piensa que deberían existir recordatorios cívicos, "pero que se efectúen de manera neutral, nada que sea digno de ser elogiado. Es un hecho que más que seguir ligado a la política debe ser estudiado históricamente. Y, por supuesto, analizar sus circunstancias, porque es cierto que el gobierno de Salvador Allende estaba muy mal, pero eso no justifica matar a miles de personas y exiliar a otras miles".

¿Deben seguir organizándose actos políticos relativos al 11/S?

Esto tendrá que llegar a algún momento en que se vaya agotando. No se puede seguir recordando, recordando, recordando..., porque a la larga esto de todas maneras se va a olvidar. Por ejemplo, en Europa, durante el siglo XX hubo dos guerras mundiales espantosas, una revolución rusa, una guerra civil española, y de alguna forma Europa ha logrado llegar a un cierto acuerdo, ya sea económico, político y cultural. Imagínese la cantidad de rusos, alemanes y franceses que murieron, y han logrado convivir. Lo de Chile fue espantoso, pero al lado de dos guerras mundiales fue menor.

Pero en junio pasado se conmemoró, por ejemplo, el desembarco de Normandía…

Claro, pero lo que se hace es un recuerdo histórico tanto de las autoridades como de los pueblos. Creo que hay que tratar de llegar a cierto acuerdo de ir moderando esto. Si en otros países pudieron ir olvidando, hasta cuándo en Chile vamos a estar recordando esta fecha: echándole leña al fuego. Cómo no vamos a ser capaces de llegar a cierto acuerdo de tranquilizar los ánimos. Hasta cuándo vamos a estar en esto.

Para muchos, que no hubiese actos propicia el negacionismo.

Creo que tarde o temprano esto se va a ir olvidando, se desee o no. De todas maneras, la historia de Chile va a recordar esto, no un acto. No creo que la falta de un acto fomente el negacionismo. Antes de que pase un siglo esto se va a olvidar. Cuando mueran los nietos y los bisnietos de quienes participaron en estos desgraciados episodios. Esa frase famosa "Ni perdón ni olvido" la encuentro peligrosa. No le hace bien al país.

¿Por qué?

Porque una cosa tan terrible como la que pasó en Chile no ayudará a que el país esté tranquilo si insistimos en lo mismo. Es importante perdonar. Yo haría un esfuerzo por no mantener el fuego vivo.

Comenta