Gendarmería frustró fuga en Colina II de condenado por bombazo en Subcentro

Según la entidad carcelaria, Juan Flores se coludió con otros siete reos para escapar a través de un túnel. A raíz de este hecho, el sentenciado fue derivado a la CAS y este presentó un recurso para revertir el traslado.

Una tapa de madera camuflada en cerámica comprobó las sospechas de los gendarmes del penal Colina II. Debajo de ella, una pequeña excavación con una lanza enterrada. Según la información que manejaban los uniformados, esto marcaría el punto de salida del túnel que realizarían cercanos a los ocho reos que pretendían fugarse. El intento de escape llegó a oídos de los funcionarios días previos al hallazgo, ante lo que decidieron allanar el módulo cuatro. Allí encontraron dos celulares, que al revisarlos revelaron una serie de conversaciones quedaban cuenta del plan.

Los internos involucrados -entre los que se encuentra Juan Alexis Flores, condenado por el atentado al Subcentro en 2018- habían solicitado autorización para un torneo de fútbol entre los módulos cuatro y dos, que se realizaría el 29 de octubre, momento que aprovecharían para encontrarse, pero descubiertos no lograron llegar a la cita y fueron castigados con 30 días aislados en la celda de castigo.

En la institución manejan como hipótesis la reactivación de un túnel que se comenzó a construir años atrás, pero que solo logró llegar a 40 metros del perímetro de la cárcel cuando fue descubierto.

Una vez revelada la trama, se realizó la denuncia a la Fiscalía de Chacabuco, cayendo la investigación en manos del fiscal Osvaldo Soto, quien ordenó una serie de diligencias, entre estas el uso de una retroexcavadora, con tal de encontrar la conexión de túneles, tanto en la cárcel como en casas aledañas, algo que hasta el momento, según fuentes de la investigación, no ha logrado hallazgos.

Piso falso que tapaba la salida del posible túnel.

Involucrados

Como factor común entre los implicados con este intento de fuga están las altas penas en su contra, así como su desinterés por participar en las actividades de reinserción que fomenta Gendarmería.

“Las personas involucradas son de altas condenas y en su vida penitenciaria no adhieren a las normas ni programas de reinserción. Ese fue un dato relevante. Que estén involucrados internos con este perfil detrás de esto, significa que algún atisbo hay”, explicó el subdirector operativo de Gendarmería, Pablo Toro.

Freddy Carreño, Rogelio Ortega, Manuel Navarro, Luis Millán, Marcelo Soto, Carlos Hume, Jonathan Pérez y Juan Flores acumulan distintas condenas, en todos los casos superiores a los 18 años. Sin embargo, uno de los integrantes del plan destaca por sobre el resto.

La excavación saldría por el patio del módulo cuatro.

Atentado en Subcentro

Juan Alexis Flores Riquelme fue condenado en marzo de 2018 a 23 años de cárcel. Recibió ocho años por porte de artefacto explosivo durante el ataque al Metro Los Dominicos, en julio de 2014, y 15 años más de condena por los delitos de daños simples, lesiones menos graves, tenencia ilegal de explosivos y colocación de bomba en el atentado explosivo ocurrido el 8 de septiembre de 2014 en el Subcentro de la Estación de Metro Escuela Militar.
Flores rechazó la acusación. Por lo menos así lo deja ver una carta firmada con su nombre en el sitio “Publicación Refractario”.

“El día 29 de octubre, junto a otros presos se nos acusa de liderar un intento de fuga masivo desde uno de los módulos de la cárcel de Colina II, todo esto en el contexto de una pichanga autorizada por las jefaturas carceleras (…). Gendarmería nos acusa de la construcción de un túnel, lo cual negamos tajantemente”, señala la publicación.

La desarticulación de la fuga marcó también su destino, al ser trasladado desde Colina II a la Cárcel de Alta Seguridad (CAS). Pese a que presentó una cautelar en contra de la medida, el 15° Juzgado de Garantía de Santiago la rechazó.

Seguir leyendo