La ofensiva del Ejército ante críticas y “la manera en que se denosta” a la institución

Imagen referencial

A través de una carta publicada en sus redes sociales, la institución señaló que "la manera en que se denosta al Ejército y sus integrantes no demuestra otra cosa que el ánimo de deslegitimarlo y degradarlo, aprovechando la facilidad que le otorga para ello un medio de comunicación, reflejando además ignorancia del quehacer institucional y del sustantivo aporte que diariamente llevan a cabo miles de militares en aras del desarrollo nacional”. El ministro de Defensa, Baldo Prokurica, respaldó a la entidad castrense.




Como una “sensación amarga” califican al interior del Ejército lo que ha sucedido, durante las últimas semanas, como consecuencia de la investigación del denominado caso “Operación Topógrafo”. Los cuestionamientos resurgieron -dos años después de que La Tercera revelara el caso- cuando Ciper publicó, el 29 de marzo, que la institución castrense habría engañado al ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago Juan Antonio Poblete para intervenir el teléfono del periodista Mauricio Weibel Barahona, en 2017.

Días después se sumó una nueva publicación, en que se señalaba que el Ejército habría llevado labores de vigilancia e Inteligencia en relación a otros cuatro periodistas. Esto gatilló que la Comisión de Inteligencia de la Cámara reactivara su investigación -la cual cerró sin determinar responsabilidades de los militares- en 2019, citando para el martes al exjefe de Inteligencia del Ejército Schafik Nazal, al ministro Poblete y también al general Guillermo Paiva (quien también lideró la Dirección de Inteligencia de la entidad castrense, en 2017).

En una carta enviada ayer a La Tercera, el secretario general del Ejército, general de Brigada Sergio Gutiérrez, señaló que la institución ”entiende, valora y respeta no solo el derecho, sino el deber que tienen los periodistas y medios de comunicación en un Estado democrático a investigar e informar, como también que el ejercicio de la libertad de expresión no debe ser coaccionado, por lo cual la institución mantiene una relación permanente con todos los medios de comunicación y sus periodistas, cuidando siempre el respeto de las libertades de información y expresión y dando acceso transparente a sus actividades”.

De esta manera, el Ejército comenzaba a romper el silencio en relación a los cuestionamientos hacia la institución. Sin embargo, hoy en la mañana, la ofensiva fue más masiva, a través de su cuenta de Twitter, haciendo pública una carta dirigida al director de La Red, Víctor Gutiérrez, por una parodia en un programa humorístico.

Según la misiva, firmada nuevamente por el general Sergio Gutiérrez, en el programa se personificó a un militar, “utilizando el disfraz de un supuesto programa satírico para proferir todo tipo de injurias en contra de las 45 mil mujeres y hombres que eligieron la profesión militar, y que desde hace un año están colaborando con todos los chilenos para enfrentar la emergencia sanitaria por la pandemia Covid-19″.

El general agregó que “la manera en que se denosta al Ejército y sus integrantes no demuestra otra cosa que el ánimo de deslegitimarlo y degradarlo, aprovechando la facilidad que le otorga para ello un medio de comunicación, reflejando además ignorancia del quehacer institucional y del sustantivo aporte que diariamente llevan a cabo miles de militares en aras del desarrollo nacional”.

En la carta, el oficial señaló que la institución es consciente de los casos judiciales de los cuales son objeto sus funcionarios activos y en retiro, pero que “no es aceptable pretender que ello sea motivo para denostar a oficiales, suboficiales y soldados que en su vocación se ven vejados por tal simulacro de realidad. El ejercicio de las libertades de expresión e información es esencial para el progreso de una sociedad cuando se ejerce con verdad y responsabilidad, lo que no ha ocurrido en este caso”.

Respaldo de Defensa: “No es aceptable”

El ministro de Defensa, Baldo Prokurica, respaldó la postura del Ejército, emitiendo un comunicado donde rechaza las burlas hacia la institución.

El ministro señaló que le parecía “lamentable” que “un programa de parodia política emita una supuesta entrevista humorística a un actor disfrazado de ‘general’ para hacer afirmaciones destinadas a denostar la honra y ofender la labor que realizan cada día miles de hombres y mujeres que integran nuestras Fuerzas Armadas”.

Prokurica agregó que “las denuncias que afectan a funcionarios y exfuncionarios de las instituciones castrenses deben ser resueltos por los Tribunales de Justicia, para lo cual estamos prestando como Ministerio de Defensa Nacional toda la colaboración requerida para que se aclaren cuanto antes los hechos denunciados”. Finalmente, el ministro sostuvo que “no es aceptable recurrir a la parodia política para enlodar instituciones y personas que prestan un servicio imprescindible a nuestra patria y a todos sus ciudadanos, incluyendo a quienes los denostan tan livianamente”.

Se suma la Armada y la FACh

Al pronunciamiento del Ejército y del titular de Defensa, se sumaron nuevas declaraciones de la Armada y de la Fuerza Aérea. En el comunicado de la marina, señalan que “comprendemos y solidarizamos con el justo malestar del Ejército de Chile y que programas como el indicado anteriormente en nada aportan a la necesaria unidad nacional, en momentos en que el país vive una situación crítica por la pandemia que nos afecta”.

En tanto, el escrito de la FACh, alude a que “el periodismo y sus diferentes géneros son indispensables en una sociedad democrática, por lo que hacemos un enfático llamado a los medios de comunicación, para velar por una muestra programática responsable (...) evitando la crítica destemplada y sin sentido como en este caso”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.