Los 11 años de la Ruta Expresa de Metro

Autor: La Tercera

Desde su puesta en servicio, un usuario que ha viajado todos los días desde Puente Alto hasta Providencia, ida y vuelta, ha ahorrado en unas 125 horas de viaje.


El 20 de agosto de 2007 debutó en la Línea 4 la Ruta Expresa, un sistema que alternaba a los trenes en las estaciones (en ruta verde o roja) y que permitió una disminución en los tiempos de viaje y una mayor oferta de transporte durante los horarios punta de la mañana y la tarde, que concentran un 30% de los viajes.

En 11 años de funcionamiento, la medida se fue extendiendo en diferentes tramos de la red: debutó en la Línea 4 en agosto de 2007 y, considerando sus buenos resultados, en noviembre de 2008 se extendió a la Línea 5 y en octubre de 2009 a la Línea 2. Opera de lunes a viernes, en las mañanas desde las 6.00 a 9.00 horas y en las tardes de 18:00 a 21:00 horas, y desde noviembre de 2015 también funciona entre las 12.00 y 15.00 horas en la Línea 4.

Este servicio especial permite realizar viajes más rápidos y aumentar la frecuencia de trenes entre un 4% y 7%. Así, desde su puesta en servicio, un usuario que ha viajado todos los días por la Línea 4 desde Puente Alto hasta Providencia, ida y vuelta, ha ahorrado en unas 125 horas de viaje, lo que equivale a 5,2 días.

El proyecto fue distinguido en septiembre de 2009 con el premio Avonni en la categoría empresa pública. Este galardón se suma a los otorgados por la Sociedad Chilena de Ingeniería de Trasporte (Sochitran) el año 2007 y al premio Nacional de Eficiencia Energética, de la Comisión Nacional de Energía y la Confederación de la Producción y del Comercio, el año 2008.

La iniciativa también se exportó a otros metros del mundo, siendo que los trenes subterráneos de Sidney (Australia), Nueva York (EE.UU) y Taipei (Taiwán) adoptaron medidas similares a la Ruta Expresa, pero asociando este servicio a fechas y eventos específicos.

Además de la Ruta Expresa, durante los horarios punta Metro implementa otras medidas para optimizar su operación. Una de ellas son los recorridos cortos o bucles en la Línea 1, que se efectúan en algunos puntos de la línea donde hay vías que permiten que los trenes puedan cambiar de dirección (también llamados puntos de cambio de vía). Esto permite que los carros no tengan que llegar al final de la línea para “dar la vuelta” y puedan realizar circuitos más cortos, aumentando la capacidad de transporte en los tramos más demandados.

Este ordenamiento se realiza entre Manquehue y Pajaritos, debido a que el 85% de los viajes se concentra en este tramo. Esa es la razón por la cual durante el horario punta de la mañana algunos trenes llegan solo hasta la estación Pajaritos, cuando sus pasajeros ya han descendido en estaciones como Santa Lucía, U. de Chile y La Moneda, por ejemplo.

Otra medida es la inyección de trenes vacíos, los que ingresan vacíos a servicio en estaciones de gran afluencia, para disminuir la congestión en andenes. Durante la hora punta de la mañana ingresan trenes vacíos en las estaciones Los Héroes y Baquedano con dirección Los Domínicos, mientras que en la punta tarde lo hacen en Tobalaba o Escuela Militar con dirección a San Pablo.

Seguir leyendo