“Víctimas menores de edad, con inexperiencia sexual y al interior de casas parroquiales”: Fiscal Arias detalla abusos que habría cometido el ex canciller de la Iglesia

Autor: Claudia Soto

El ex canciller Oscar Muñoz, llega hasta el Tribunal de Garantía de Rancagua para la formalización en su contra. Foto: AgenciaUno.

Esta mañana, el Tribunal de Garantía de Rancagua dejó en prisión preventiva al sacerdote Óscar Muñoz, tras su formalización por los delitos de abuso sexual reiterado y estupro.


Por un total de 180 días deberá permanecer en prisión preventiva el ex canciller del arzobispado de Santiago, el sacerdote Óscar Muñoz, tras la determinación que el Tribunal de Garantía de Rancagua tomó en la formalización por abuso sexual reiterado y estupro en contra del religioso.

La cautelar se ajusta a lo que había solicitado el Ministerio Público, en específico, el fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, quien a la salida de la instancia entregó detalles de los antecedentes que han sido recabados y que fueron cruciales para que ayer se autorizara la detención del presbítero.

La prisión preventiva, en concreto, se trata de la medida cautelar más gravosa, y ocurre cuando existe información suficiente para estimar y acreditar la existencia de delitos, explicó el persecutor, que además dio a conocer los factores en común que existirían en los actos que habrían sido cometidos por Muñoz Toledo:

“Son víctimas todas menores de edad, son víctimas con inexperiencia sexual, son víctimas que fueron atacadas sexualmente en el domicilio del imputado, en el domicilio propio de las víctimas cuando estaban bajo el cuidado de éste, por la confianza que generó con las víctimas y con los padres de las víctimas. (O sea) son dos áreas de confianza, con los familiares y además utilizando su cargo de sacerdote en la Iglesia Católica. No es menor que se hayan cometido los delitos al interior de la Iglesia, al interior de casas parroquiales”.

De acuerdo al fiscal, en la conducta del religioso también se puede ver una “clara manipulación psicológica y de abuso de conciencia en relación a las víctimas”.

El sujeto entra como guía espiritual en niños que se encuentran en plena etapa de formación, entra en su interior y los conduce a ser objeto del gravísimo delito de atentado sexual. En este caso, y recordando las palabras del Papa, se trata de víctimas a las que se les ha quitado su inocencia”, dijo.

En el caso del delito de estupro -que dice relación con una relación sexual que un adulto mantiene con un menor de edad bajo su consentimiento- Arias señaló que esto se dio debido a que Muñoz era el confesor de las víctimas: “Es una víctima que es un fiel de la Iglesia, que se confiesa ante el mismo agresor sexual que lo convence de que los actos que está realizando no son contrarios a la sexualidad”.

El fiscal regional indicó que la pena probable para este caso es un mínimo de cinco años y un día, pero hay que agregar la pena por estupro. “Siendo bien beneficiosos con el imputado, arriesga una pena entre los dos años y un día y los 15 años”, dijo.

#Tags


Seguir leyendo