Compensación del tissue: costo operacional arriesga un pago inferior a $ 7 mil

Caso colusión industria del papel

29 de Octubre de 2015/SANTIAGO La Fiscalía Nacional Económica presentó ayer ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia un requerimiento contra CMPC Tissue y SCA Chile por haber creado y participado de un cartel para asignarse cuotas de mercado...

BancoEstado advierte "despliegue enorme de recursos humanos y técnicos" y asegura que aún no se define quién realizará el pago. En el Sernac dicen que evalúan opciones, que el proceso es inédito, pero que hasta ahora el monto por persona se mantiene.




Gran parte de los cerca de 14 millones de personas mayores de 18 años residentes en el país da por hecho que en un futuro cercano recibirá $ 7.000 producto de la compensación de $ 97.647 millones, unos US$ 150 millones, acordada por CMPC y organismos de consumidores en la mesa convocada por el Sernac para resarcir los perjuicios provocados por la colusión en el mercado del papel tissue. Sin embargo, conocedores del proceso de implementación de este acuerdo advierten que los costos operacionales vinculados a la realización de un pago podrían implicar una disminución del monto que se pagaría por persona.

Tras el pacto sellado por las partes a fines de enero, CMPC transfirió el monto total en un depósito a plazo en el BancoEstado, entidad que inicialmente sería la encargada de realizar la transferencia de recursos a los beneficiarios una vez que la justicia le dé el visto bueno al acuerdo (ver nota secundaria). Se acordó que los intereses generados por este instrumento "permitan financiar el costo de implementación de este acuerdo". Sin embargo, conocedores de la operación advierten que esos intereses podrían no cubrir los costos asociados a esta operación.

Desde BancoEstado advierten que "esta es una operación inédita no solo en nuestro país, sino también en el mundo. Implica traspasar a prácticamente la totalidad de los habitantes de un país una compensación económica. Esto obliga a un despliegue enorme de recursos humanos y técnicos para proceder con el pago a 14 millones de personas en Chile". Por ello, si bien en la entidad estatal aseguran que"entendemos que, de acuerdo con su relevancia, carácter y cobertura, BancoEstado haya sido considerado para realizar esta tarea", advierten al mismo tiempo que "se le planteó al Sernac que existen costos asociados, como en cualquier operación financiera", agregando no obstante que "no nos corresponde a nosotros discutir quién los asumirá".

En la entidad financiera van más allá y dicen que dado el carácter inédito de esta operación se están analizando distintos escenarios para definir un mecanismo que sea el más conveniente para los beneficiados y que, incluso, "aún no está cerrado que sea BancoEstado quien lleve a cabo el pago de la compensación".

En el Sernac reconocen que tratándose de un proceso "histórico e inexplorado (...) ha sido necesario tomarse responsablemente el tiempo necesario para ir evaluando cada una de las opciones" y que por ello siguen "afinando los temas operativos" con BancoEstado. Pese a lo anterior, en el organismo aseguran que "en función de los parámetros y estimaciones considerados en el acuerdo" se mantiene el cálculo que arrojó una compensación de $ 7 mil por persona.

Desde CMPC señalan que todos los costos operacionales asociados al pago de la compensación deben financiarse con cargo a los US$ 150 millones acordados en la mesa técnica, monto cuyo depósito a plazo en BancoEstado entrega una rentabilidad algo superior a los $ 200 millones al mes.

Aunque en la empresa destacan que una vez que la justicia vise el acuerdo es responsabilidad de Sernac y BancoEstado hacerlo operativo, coinciden en que se tratará de una transacción costosa. A su vez subrayan que durante las negociaciones con la autoridad y los consumidores plantearon la conveniencia de entregar un beneficio focalizado, por ejemplo, utilizando las bases de datos del gobierno para el pago del bono marzo, pero que éste se desechó.

En las organizaciones de consumidores no existe tal certeza y creen que podría existir una merma en los US$ 150 millones que destinó CMPC para el pago de compensaciones."Nosotros dijimos que por ningún motivo la implementación debiera ser de costo de los consumidores, debiera haber sido de costo de la empresa. Eso se propuso, pero no se tomó nota", asegura Hernán Calderón, presidente de Conadecus.

Riesgo reputacional

La entidad estatal encabezada por Jorge Rodríguez Grossi está preocupada por el costo reputacional que puede generar que el monto pagado sufra el descuento de los costos transaccionales del banco.

"La información clara y transparente es clave para minimizarlo. Es importante señalar que BancoEstado no forma parte del acuerdo suscrito, sólo se nos han consultado por los mecanismos posibles para traspasar la compensación a nuestros clientes -cerca de 10 millones-. En las conversaciones sostenidas, siempre se ha señalado que tiene costos asociados", señalan desde BancoEstado. A esto se suma la dificultad de abonar a 14 millones de cuentas, algo poco probable de realizar simultáneamente y por ello se analiza parcelar los abonos.

Preocupa por ejemplo lo que ocurra con clientes que tengan programado un Pago Automatico de Cuenta (PAC), cuya compensación podría ser absorbida por uno de estos cargos, con el riesgo de que el cliente afirme que fue el Banco el que "no entregó el dinero". Tampoco, dicen entendidos, sería una buena idea desactivar el PAC porque la persona podría ir a parar a Dicom si no cancela su deuda.

Cobros al cliente

Si es que todo resultara según lo anunciado a comienzos de año, queda una importante barrera por sortear: el precio que paga el cliente de BancoEstado por usar los canales de pago disponibles.

Si elige el cajero automático, entonces, ese usuario deberá pagar $ 300 por la operación. Esto generaría una dificultad no sólo para que el dispensador le entregue el dinero, porque hoy casi la mayoría de estas máquinas sólo tiene billetes de $ 5 mil, $ 10 mil y $ 20 mil, sino que también la imposibilidad de retirar íntegramente el monto si es que no tiene saldo adicional que cubra este cobro. En cambio, si optara por realizar un pago por caja, el precio a pagar por esa transacción se duplica, llegando a $ 600.

Además la mayor afluencia en las sucursales de BancoEstado generaría un aumento en el tiempo que se destina a cada transacción, lo que se traduce en un costo no solo para el cliente, sino también para la entidad.

A modo de ejercicio, si la mitad de los 10 millones de clientes de BancoEstado que podrían resultar beneficiados optaran por hacer un retiro desde el cajero automático, eso implicaría un costo total de $ 1.500 millones. Si la otra mitad eligiera realizar el retiro del dinero por caja, esto tendría un costo de $ 3 mil millones. Esto sin pensar aún en lo que pudiese ocurrir con los 4 millones de beneficiarios que no tienen algún producto de BancoEstado.

Costo para el banco

Hoy BancoEstado tiene 10 millones de clientes. Esto implica que hay 4 millones que abrirán una cuentaRut o esperarán retirar el dinero en caja o que les depositen. Ambas alternativas presionan el gasto, tanto si deben incorporar un 40% más de clientes en un tiempo limitado, lo que generará presión no solo en las sucursales sino también en la gestión operacional; como si se transfiere la compensación a otros bancos.

Hoy la entidad estatal desde la que se realiza una transferencia electrónica debe pagar al banco que la recibe, en promedio, $ 500. Esto podría generar un costo por $ 2 mil millones.

Por ello se evalúan alternativas que minimicen las dificultades que tiene la implementación. Para ello se analiza sumar a las Cajas Vecinas, que permitiría ampliar la cobertura y descongestionar las sucursales, aunque eso también tendría costos, ya que el banco le paga a cada uno de estos puntos por transacciones realizadas. Además, generaría estrés en los corresponsales, por la presión para tener efectivo disponible.

Por ello se baraja la opción de entregar los $ 7 mil en una tarjeta de prepago del banco, si es que el proceso de ratificación de la compensación se consigue luego de que la normativa esté operativa. Esta opción también tendría costos asociados al plástico, pero reduciría otros problemas operacionales.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.