Hallan a 106 desaparecidos tras inundaciones que dejaron 51 muertos en Argentina

Las donaciones de colchones, ropa y alimentos para los afectados forma parte ya de una enorme cadena de solidaridad, que ha dejado a un lado cuestiones partidarias ante el drama de quienes han perdido todo.




Un total de 51 muertos causó el trágico temporal que azotó el martes a La Plata, 60 kilómetros al sur de Buenos Aires, informó hoy el ministro de Seguridad y Justicia bonaerense, Ricardo Casal, al tiempo que confirmó que 106 personas que se encontraban desaparecidas fueron halladas.

"Cincuenta y un personas, han sido identificadas, y más de la mitad ya han podido ser encontradas por sus familias para realizarles sus respectivas sepulturas", afirmó Casal, quien además es jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires.

Casal, por otra parte, recordó que se creó un Comité especial junto al gobierno nacional y "esto permitió desarrollar un mejor trabajo, con 5.940 registros domiciliarios, con personal especializado, que nos permiten asegurar que ya no se encontrarán más víctimas fatales".

Además informó que hasta ahora existen 514 evacuados (en el transcurso de la mañana eran 4000), visto que la retirada de las aguas está permitiendo el retorno de los miles de evacuados a sus hogares.

Durante la jornada, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, había confirmado en conferencia de prensa que 34 cuerpos habían sido identificados y que 22 entregados a sus familiares. 

Afirmó que "el agua ha bajado, los evacuados son cada vez menos" y que por ello hay que darle "confianza a la gente" ante el "drama" que se está viviendo en la capital de la provincia de Buenos Aires y sus alrededores.

Su gestión, dijo, trabaja junto al gobierno nacional de Cristina Fernández.

Sobre las causas de las inundaciones mencionó "una multiplicidad de factores, como el cambio climático, el desarrollo urbano e infraestructura". 

A su vez, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, había precisado que había "más de 20 personas desaparecidas", pero más tarde Casal dijo que en realidad 106 desaparecidos fueron encontrados.

Berni, en tanto desmintió que hayan habido "saqueos" en supermercados de La Plata, ciudad natal de la presidenta, como se había difundido en algunos medios el miércoles por la noche.

Sin embargo, la prensa local informó hoy de saqueos en algunos supermercados y en una escuela de Berisso, en las afueras de La Plata.

Berni dijo que hubo "dos detenidos" por hechos delictivos  menores.

Entre la noche del martes y la madrugada del miércoles cayeron casi 400 milímetros de agua en La Plata, que quedó virtualmente sumergida. Un día antes, un temporal golpeó la ciudad de Buenos Aires, causando seis muertos y cuantiosos daños.

"Los evacuados se han reducido sustancialmente, comienza la etapa de la reconstrucción. Hemos pasado la noche en tranquilidad. El Ministerio de Salud dispuso un fuerte operativo sanitario. Hubo 120.000 usuarios sin luz, quedan 13.000. El agua se va reestableciendo y hemos puesto camiones con 60.000 litros de agua envasada. Este es el panorama", sostuvo Scioli.

Y añadió: "estamos acompañando a las familias en esta primera etapa, con la asistencia con colchones, frazadas, agua, encarando caso por caso todo lo que es la recuperación de lo perdido".

Las donaciones de colchones, ropa y alimentos para los afectados forma parte ya de una enorme cadena de solidaridad, que ha dejado a un lado cuestiones partidarias ante el drama de quienes han perdido todo. 

El acopio de ayuda humanitaria no sólo se está realizando en las dependencias fijadas por el Estado, sino que en forma espontánea ha surgido en escuelas, centros de salud, locales partidarios, entre otros lugares. Toda esa información, circula, además, por las redes sociales.

Berni, quien se encuentra en La Plata desde que se produjo la inundación, dijo que ya no hubo "pedidos de auxilio para rescatar gente".

Evaluó que el retorno a los hogares "depende de la capacidad de cada familia. Inclusive hay familias que no se han evacuado", porque "han preferido pasar la noche en el techo para poder cuidar sus hogares".

"Ahora viene la tarea de reencontrar a los seres queridos entre sí", dijo, en referencia a que muchas personas quedaron aisladas sin posibilidad de comunicarse con sus familiares.

Agregó que "cuando tenemos este tipo de catástrofes, la dinámica de los centros de evacuados es muy grande porque la gente en la medida que recupera fuerzas y ganas puede volver a la casa a remover sus cosas".

Comenta