La Presidenta y el rector: un amor estudiantil

[biografIas] El martes, resultó electo rector de la U. de Chile Ennio Vivaldi, quien fue pareja de Michelle Bachelet en años de universidad y revolución.

LOS TESTIMONIOS de la época describen la siguiente escena: un todoterreno Land Rover color verde entrando a la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. El vehículo es conducido por un imberbe estudiante, quien es acompañado por una risueña muchacha de cabello rubio y anteojos estilo John Lennon.

El chofer se llama Ennio Vivaldi, popular en los patios de la facultad por sus actividades políticas. Su acompañante responde al nombre de Michelle Bachelet. La relación que los vincula es de dominio público en el Campus Occidente: son pareja.

La asociación entre ambos saltó casi 50 años para instalarse en la actualidad. Ennio Vivaldi, cirujano y académico, asumió el martes la rectoría de la Universidad de Chile, luego de un largo trabajo de la izquierda que sustentó su candidatura.

Vivaldi mantuvo una relación de pareja con la hoy Presidenta, mientras ambos se formaban como médicos y compartían militancia en las Juventudes Socialistas en los años de la Unidad Popular.

La senda de Lorca

Vivaldi fue el primero en entrar a la JS.

En 1967 el hoy rector llegó desde Concepción a Santiago a estudiar Medicina. Su arribo coincidió en pleno con el año de implosión de la reforma universitaria, proceso que propició la democratización interna de los establecimientos y que hizo que los estudiantes se volcaran hacia los cambios sociales en boga por aquel entonces.

Fue así que Vivaldi comenzó a acercarse a un líder de izquierda de la Facultad de Medicina que generaba admiración a su alrededor: Carlos Lorca. Es éste quien entusiasma al recién llegado para que ingrese a las Brigadas Universitarias Socialistas.

Por su activismo político, el estudiante se hace un afanoso partícipe de la reforma universitaria, por lo que se encumbra al Comité Ejecutivo del Consejo Normativo Superior, en representación del estamento estudiantil. Así, destaca en Vivaldi una oratoria privilegiada que comunicaba las ideas progresistas que imperaban por la época.

Bachelet ingresa a la universidad en 1970, año en el que Salvador Allende se erige Presidente. Las ideas de cambios le seducían, por lo que comienza a acercarse a Vivaldi, Lorca y otros jóvenes que solían vestir la camisa verde olivo de la JS.

“Es Ennio quien influye para que Bachelet entre a militar en la JS, al contrario de Lorca, quien tenía aprensiones de que Bachelet descuidara los estudios, donde tenía un brillante desempeño”, relata una fuente del socialismo que prefiere mantener el anonimato.

Glamour y naufragio

Mientras el socialismo a la chilena comenzaba a dar sus primeros pasos, Bachelet y Vivaldi se hacen compañeros inseparables. “Representan el ideal universitario con compromiso político. Dado el liderazgo de su novio, Michelle es una suerte de primera dama para los demás miembros de la Brigada Socialista”, relata el libro Bachelet. La historia no oficial, de los periodistas Andrea Insunza y Javier Ortega.

“Vivaldi y Bachelet comenzaron a asistir con Lorca y el resto del grupo a los actos de la UP; cantaban la ‘Marsellesa Socialista’ y ‘Venceremos’. En 1971, asistieron juntos al desfile por la visita de Fidel Castro al país y al acto en el Estadio Nacional en festejo del Premio Nobel a Pablo Neruda”, consignó la revista Qué Pasa.

Con el tiempo, la relación entre la actual Mandataria y el rector llegó a su término como, tiempo después, la utopía socialista finalizara con el bombardeo a La Moneda el 11 de septiembre de 1973.

Bajo cierto dejo de decepción, los militantes de la JS vieron cómo Vivaldi se alejó de la vida partidaria para seguir sus estudios y especializarse en Fisiología del Sueño en EE.UU. A su vez, Bachelet llegó detenida en 1975 a Villa Grimaldi por sus actividades clandestinas en el socialismo, antesala de un largo exilio en la RDA. Carlos Lorca, posteriormente diputado PS, integra las listas de detenidos desaparecidos.

Tras su elección con el 58 por ciento de los votos por parte de la comunidad académica el martes 27 de mayo, Vivaldi recordó a la Jefa de Estado, su otrora compañera, con un incontrolable pudor, y señaló sentir “una gran admiración por lo que ha sido su vida, por las cosas que ha debido enfrentar, por la grandeza espiritual con la que es convocada para dirigir el país. Es todo lo que puedo y debo decir”, dijo a radio Cooperativa.

Por las formalidades de Estado puede ocurrir un reencuentro. Para el 14 de junio está contemplado el cambio de mando en la rectoría de la Universidad de Chile. Bachelet, en su rol de Presidenta, está invitada a la ceremonia. Su presencia está por confirmar: se evalúa que el 12 y 13 acompañe a “La Roja” en el Mundial de Brasil.

Seguir leyendo