Covid-19 ¿Cuánto falta para la vacuna?

TOPSHOT - A researcher works on a vaccine against the new coronavirus COVID-19 at the Copenhagen's University research lab in Copenhagen, Denmark, on March 23, 2020. - At Copenhagen university, a team of about 10 researchers is working around the clock to develop a vaccine against Covid-19 that could apply for clinical trial before within nine months. The vaccine will be based on two components : the protein which is on the surface of the coronavirus, called the spike protein that researchers express in the lab and then attach it on the surface of a virus-like particle. (Photo by Thibault Savary / AFP) (Photo by THIBAULT SAVARY/AFP via Getty Images)

Fue a principios de enero cuando los científicos chinos pusieron a disposición de todo el mundo la secuencia genética del nuevo coronavirus, que hasta esa fecha registraba el saldo oficial de un muerto. Desde entonces, laboratorios en todo el mundo enfocaron sus esfuerzos para descifrar el funcionamiento del virus y desarrollar una vacuna. En seis meses, varios compuestos han comenzado su fase 3, es decir, pruebas clínicas a mayor escala en humanos. Normalmente ese proceso toma varios años. Eso adelanta otro problema: la inequidad en el acceso a estas vacunas.




A favor de este rápido desarrollo han jugado varios factores. Por ejemplo, el hecho de que muchos científicos hubieran trabajado con el anterior coronavirus, el SARS, que en 2003 costó la vida de cerca de 800 personas. Y principalmente, claro, está el factor económico. 

Detrás de todo este impulso no sólo está el interés científico por curar la enfermedad que ha paralizado a todo el mundo y que hasta la fecha ha matado a más de 685 mil personas. La demanda asegurada de miles de millones de dosis ha desatado una carrera sin pausa en la industria farmacéutica. Al mismo tiempo, ha hecho que los gobiernos de todo el mundo comiencen a tomar posiciones para intentar asegurar el acceso a alguna de las vacunas cuando estas estén listas. 

Así, el gobierno de Estados Unidos, por ejemplo, ha puesto a disposición de varias compañías farmacéuticas millones de dólares para acelerar su trabajo, y ha negociado acuerdos con otras para comprar millones de dosis por adelantado, aun cuando no exista todavía la certeza de que éstas sean efectivas. ¿Qué pueden hacer y qué están haciendo el gobierno chileno y la comunidad científica chilena para asegurar el acceso a esas vacunas?

Comenta