Gobierno rechaza proyecto que busca despenalizar el aborto

Luego de que el miércoles comenzara a discutirse en la Cámara una iniciativa impulsada por diputadas de la oposición, la ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, manifestó ayer que “Chile cuenta con una ley de aborto en tres causales”.




“Como gobierno estamos en contra del aborto sin causales. Siempre hemos sido claros en que vamos a proteger la vida de las y los niños que están por nacer y la salud de la madre. Nuestra posición ha sido transparente y de cara a la ciudadanía desde antes de la elección presidencial”. Con esas palabras, la ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, reafirmó ayer la postura de La Moneda respecto de la interrupción del embarazo.

Esto, luego de que el miércoles se comenzara a discutir en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara de Diputadas y Diputados por primera vez una iniciativa para despenalizar el aborto hasta la semana 14 de gestación, el que fue ingresado en el 2018 por las parlamentarias Maite Orsini (RD), Karol Cariola (PC), Camila Vallejo (PC), Daniella Cicardini (PS), Cristina Girardi (PPD), Claudia Mix (Comunes), Natalia Castillo (independiente), Emilia Nuyado (PS), Camila Rojas (Comunes) y Gael Yeomans (Convergencia Social).

De hecho, ese día la ministra de la Mujer asistió a la sesión; sin embargo, no expuso y lo hará durante la próxima semana cuando continúe la discusión de la moción. De todas formas, ayer fijó postura en la red social y agregó que “Chile cuenta con una ley de aborto en tres causales desde el 2017, como gobierno siempre garantizaremos que esta ley se cumpla. Eso hemos hecho y lo seguiremos haciendo”.

El proyecto tomó fuerza en el país luego de que en Argentina, en diciembre pasado, se aprobara y despachara un proyecto para legalizar el aborto libre.

Las parlamentarias que impulsan la moción rechazaron los dichos de la secretaria de Estado. “Primero esperaría a que estén disponibles a dar un debate en la Comisión (…). La verdad no he visto argumentos para sostener por qué está en contra (la ministra) de que no se criminalice a las mujeres por tomar una decisión que a lo mejor no es la de ella, no es la de este gobierno, pero que en un Estado democrático y laico no se puede sancionar a las mujeres por pensar distinto respecto a esta práctica. En eso al menos me parece que es importante saber distinguir estos aspectos. Leer el proyecto, creo que es un mínimo que se le pide a las autoridades”, manifestó la diputada Yeomans.

A su vez, la diputada Orsini sostuvo que “cuando la ministra de la Mujer se opone a la despenalización del aborto aludiendo a que Chile ya tiene aborto en tres causales, lo que hace, en la práctica, es decirles a miles de mujeres que deberán ser madres aunque no quieran o no tengan las condiciones para hacerlo. Que a la angustia de un embarazo no deseado tendrán que sumarle el terror a que algo salga mal, ya sea porque se arriesgue su salud o porque sea descubierta y criminalizada”.

Asimismo, la diputada añadió que “lo que buscamos con el proyecto es algo básico, pero que hoy en Chile no se da, y es que la maternidad se dé cuando sea deseada y no cuando alguien no tuvo la oportunidad de interrumpir su embarazo pese a la necesidad de hacerlo”.

La diputada Mix, por su parte, indicó que “en Chile tenemos una ministra de la Mujer que ha dedicado su gestión a negarnos como sujetas de derecho (...). Pero hoy las mujeres de Chile le pedimos que se legisle la despenalización del aborto hasta las 14 semanas, que no es más que terminar con la clandestinidad y la exposición al riesgo que ella implica. Es dejar de penalizar la decisión sobre nuestros proyectos de vida. Nadie puede obligar a una mujer a ser madre, mucho menos el Gobierno. Ser madre debe ser una opción”.

En La Moneda miran con atención el proyecto y transmiten que si se reactivó es porque fue aprobado en Argentina. De todas formas, en Palacio dicen que por ahora la iniciativa -que requiere de un quórum de mayoría simple- no cuenta con los votos necesarios en la oposición para avanzar en su tramitación. Esto, porque existen dudas al interior de la misma centroizquierda, sobre todo en la DC, en donde no estarían todos los respaldos.

En todo caso, en el Ejecutivo reconocen que les inquieta la medida porque consideran que es un proyecto complejo y que se legisló hace poco respecto a la interrupción del embarazo en tres causales.

Como sea, en el comité político transmiten que la postura del gobierno es una: están en contra del aborto que no sea dentro de las tres causales.

En el oficialismo, la diputada RN Ximena Ossandón manifestó que “me parece que está muy bien que la ministra haya planteado la posición del gobierno, lo cual no impide la discusión dentro de la Comisión de Mujer y Equidad de Género, son cosas en paralelo”.

La parlamentaria añadió: “Se habla de las miles de mujeres que han muerto, se habla de las miles de mujeres que estarían presas, y es por eso que hemos oficiado al Ministerio de Salud, a Gendarmería y a fiscalía para realmente saber cuántas personas están en esa circunstancia. Yo tengo casi la certeza que no existen hoy día mujeres que estén presas por esa materia, y que tampoco estemos las mujeres muriendo por el tema de sanidad en este ejercicio, entonces viene una larga discusión y yo celebro, de verdad, que el gobierno haya sido claro”, sentenció.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.